En este momento estás viendo 3 sencillos consejos para superar las duras entrevistas financieras

Al buscar un trabajo de nivel de entrada en finanzas, limpiar la entrevista es un gran problema. Las finanzas son rápidas y genera estrés. Un entrevistador puede querer probar si puede soportar el calor. Saber responder a varias preguntas es una gran ventaja.

«¿Dónde te ves en cinco años?» y «¿Cuál es tu mayor debilidad?» son preguntas obvias que surgen en cualquier entrevista de trabajo y se han tratado en profundidad en otros lugares. En este artículo, nos centraremos en consejos para responder a las difíciles preguntas financieras específicas que puede esperar un solicitante de empleo de nivel de entrada.

Esté preparado para discutir los eventos actuales del mercado

Uno de los desafíos que enfrenta un entrevistador es descubrir qué les encanta a los solicitantes en la industria financiera. Su currículum es de poca ayuda en este sentido. Es poco probable que un candidato de nivel de entrada tenga un historial que demuestre un compromiso financiero. Una forma de medir el nivel de pasión de un candidato es hacer preguntas sobre las condiciones del mercado financiero, noticias de las grandes empresas, tasas de interés actuales, etc.

La mejor forma de prepararse son las noticias financieras El periodico de Wall Street y Tiempos financieros, o vea la cobertura diaria del mercado de CNBC, Bloomberg y Cheddar. Un entrevistador puede preguntarle qué noticias financieras sigue y pedirle que discuta una noticia reciente que le interese.

Sepa qué es de actualidad en las noticias financieras generales y, específicamente, el campo para el que está entrevistando. Esté preparado para discutir las tasas de interés actuales de los fondos de referencia, la tasa objetivo de los fondos federales y lo que hizo la Reserva Federal en su última reunión de políticas, sin mencionar los niveles actuales de los principales índices bursátiles como el Dow Jones Industrial Average.

Además, prepárate para las preguntas más teóricas relacionadas con el puesto que deseas. Si se está entrevistando para un trabajo en inversión de renta fija, un entrevistador puede pedirle que explique los conceptos detrás de una época o cómo la inflación afectará los precios de los bonos y las acciones. Asegúrese de conocer los conceptos y modelos financieros clave y de poder explicarlos de manera coherente y reflexiva.

Obtenga la respuesta a los acertijos simplificando los términos

Otro tipo de pregunta que hacen los entrevistadores financieros en el acertijo. Estas preguntas pueden confundirlo, ya que no tienen nada que ver con las finanzas. Las finanzas, sin embargo, es una profesión altamente analítica, y el acertijo es una buena prueba de capacidad analítica. Hay muchas preguntas que podrían hacerte, así que no estudies las respuestas para los acertijos. En cambio, la clave es realmente aprender a lidiar con ellos. Veamos algunos ejemplos:

Un entrevistador puede decir:

«Mire el reloj. Si fueran las 3:15, ¿cuál sería el ángulo entre la manecilla de los minutos y la manecilla de las horas?»

El acertijo debe ser considerado cuidadosamente. Tome su tiempo. No sienta que tiene que responder en segundos. El primer instinto de muchos es responder «cero», ya que la manecilla parece tener la hora y el minuto en los tres. Esto está mal. La manecilla de la hora se mueve un cuarto del camino de 3 a 4, mientras que el minutero se mueve un cuarto de camino alrededor de la hora de 12 a 3.

Basta con unos pocos cálculos sencillos para encontrar la respuesta correcta. El reloj tiene 360 ​​grados y 12 números, por lo que hay 30 grados entre dos números en el reloj. Dado que la manecilla de los minutos está en los tres, la manecilla de las horas se alejó 1/4 x 30 grados, que es 7.5 grados.

Otra posibilidad es una pregunta matemática desafiante. Un entrevistador puede pedir algo como esto:

«¿Qué son 99 cuadrados?»

Incluso usar un bolígrafo y una libreta para trabajar puede ser una tarea abrumadora. Pero si recibe una pregunta como esta, intente ponerla en términos más simples. Es difícil intentar calcular 99 cuadrados en tu cabeza y puede llevarte un tiempo.

Sin embargo, una forma más fácil de calcularlo es cambiar un poco la pregunta. 99 x 99 es lo mismo que (100 x 99) – 99. 100, multiplicado por 99 es 9,900; tome 99, y llegará a la respuesta: 9.801. Con este método, 99 cuadrados se convierten en una pregunta que puedes hacer en tu cabeza en unos segundos. Puede aplicar un método como este a muchas preguntas de matemáticas. Piense en las cosas y plantee la pregunta en términos más simples.

En el caso de preguntas de ‘estimación aproximada’, céntrese en el método

Guesstimates es otro estilo de pregunta que pide a los entrevistadores que intenten disuadirlo y poner a prueba sus habilidades analíticas. Estas preguntas son fútbol completamente casual. Al igual que con los acertijos, las posibilidades para diferentes tipos de problemas son infinitas, por lo que ser capaz de abordarlos correctamente es la clave. Veamos un ejemplo:

Un entrevistador puede preguntar:

«¿Cuántos refrigeradores hay en Estados Unidos?»

La clave para preguntas como esta es entender que no se espera que dé una respuesta correcta, sino que muestre la forma en que analiza los casos. Y la peor respuesta que podría dar es escupir inmediatamente “200 millones” como una suposición completa, ya que estas preguntas prueban cómo funciona su mente.

Comience con el hecho de que hay alrededor de 300 millones de personas en los Estados Unidos. A partir de ahí, haga suposiciones sobre el tamaño promedio del hogar y cuántos refrigeradores podría tener un hogar promedio (tal vez 1,5, ya que algunos hogares tienen más de un hogar).

También es posible que desee suponer la cantidad de personas que viven solas y que probablemente solo tengan un refrigerador. Pregunte si el refrigerador incluye refrigeradores comerciales para empresas y, de ser así, incorpórelo a sus suposiciones.

Utilice números precisos y fáciles de calcular. Las suposiciones serán crudas e inexactas, pero indicarán que puede tener en cuenta muchos factores al analizar.

Tome su tiempo. Escriba sus suposiciones y cálculos para encontrar una respuesta. Recuerde: la respuesta no es tan importante como el método que utiliza para obtener la respuesta. Ser capaz de resolver preguntas como estas con un bolígrafo y una libreta mientras le explica los pasos al entrevistador es una gran cosa para acercarse un paso más al trabajo.

La línea de base

Algunos entrevistadores pueden intentar enfatizarlo durante el proceso de la entrevista, pero intente entrar en la discusión con calma y con la cabeza despejada. Recuerde prepararse bien, estar al día con las noticias financieras y conocer los conceptos básicos de las finanzas. Demuestre sus habilidades analíticas: una respuesta rápida probablemente no sea suficiente. Tómate el tiempo para considerar tus respuestas y dale al entrevistador la oportunidad de ver tu opinión. El énfasis en sus habilidades analíticas y su capacidad para pensar las cosas pueden diferenciarlo en la entrevista, lo que mejorará sus posibilidades de conseguir el trabajo.