En este momento estás viendo 4 formas de predecir el desempeño del mercado

Hay dos precios que son cruciales para cualquier inversionista: el precio actual de la inversión que tienen o planean tener y su precio de venta futuro. No obstante, los inversores revisan constantemente el historial de precios del pasado y lo utilizan para influir en sus decisiones de inversión futuras. Algunos inversores no comprarán una acción o un índice que haya subido demasiado, porque asumen que es correctivo, mientras que otros inversores evitan que una acción caiga porque temen que continúe deteriorándose.

¿La evidencia académica respalda este tipo de predicciones, basadas en precios recientes? En este artículo, analizaremos cuatro perspectivas de mercado diferentes y aprenderemos más sobre la investigación académica relacionada que respalda cada punto de vista. Las conclusiones lo ayudarán a comprender mejor cómo funciona el mercado y quizás eliminar algunos de sus propios sesgos.

1:55

4 formas de predecir el desempeño del mercado

Impulso

«No luches contra la cinta». Esta sabiduría, ampliamente citada en el mercado de valores, advierte a los inversores que no sigan las tendencias del mercado. La suposición de que la mejor apuesta sobre los movimientos del mercado es que continuarán en la misma dirección. Este concepto tiene sus raíces en las finanzas conductuales. Con tantas acciones para elegir, ¿por qué los inversores deberían mantener su dinero en una acción en caída, en lugar de una acción en alza? Es un miedo y una codicia clásicos.

Los estudios han encontrado una correlación positiva entre las entradas de fondos mutuos y los rendimientos del mercado. El impulso juega un papel en la decisión de invertir y, a medida que más personas invierten, el mercado sube, lo que anima a más personas a comprar. Es un circuito de retroalimentación positiva.

Un estudio de 1993 de Narasimhan Jegadeesh y Sheridan Titman, «Retornos a compradores ganadores y vendedores perdedores», sugiere que las acciones individuales tienen impulso. Descubrieron que es probable que las acciones que se han comportado bien durante los últimos meses continúen su rendimiento el próximo mes. Lo contrario también se aplica: las acciones con bajo rendimiento tienen más probabilidades de continuar con sus malos resultados.

Sin embargo, este estudio solo miró de 3 a 12 meses.Durante períodos más largos, el efecto del impulso parece revertirse. Según un estudio de 1985 de Werner De Bondt y Richard Thaler titulado «¿El mercado reacciona exageradamente?» Las acciones que han tenido un buen desempeño en los últimos tres a cinco años tienen más probabilidades de tener un desempeño inferior en los próximos tres a cinco años y viceversa.Esto sugiere que algo más está sucediendo: un medio de reversión.

Promedio de reversión

Los inversores experimentados, que han visto muchos altibajos en el mercado, a menudo opinan que el mercado mejorará incluso con el tiempo. Históricamente, los altos precios del mercado a menudo no disuaden a estos inversores de invertir, y los precios históricamente bajos son una oportunidad.

La reversión promedio es la tendencia de variables, como el precio de las acciones, a reunirse en un valor promedio a lo largo del tiempo. El fenómeno se ha encontrado en una serie de indicadores económicos, que es útil conocer, incluidos los tipos de cambio, el crecimiento del producto interno bruto (PIB), las tasas de interés y el desempleo. La reversión promedio también puede ser responsable de los ciclos económicos.

El jurado aún está deliberando sobre si los precios de las acciones regresarán en promedio. Algunos estudios muestran una reversión promedio en algunos conjuntos de datos durante varios períodos, pero muchos otros no. Por ejemplo, en 2000, Ronald Balvers, Yangru Wu y Erik Gilliland encontraron alguna evidencia de una reversión promedio en horizontes de inversión largos, en los precios relativos de los índices bursátiles de 18 países. Sin embargo, aunque no estaban del todo seguros, como escribieron en su estudio, «una barrera seria para detectar la reversión promedio es la falta de series confiables a largo plazo, especialmente porque se supone que la reversión promedio, si está allí, es lenta y puede sólo se puede recoger en horizontes largos «.

Dado que la academia tiene acceso a al menos 80 años de investigación bursátil, esto sugiere que si el mercado tiende a regresar, es un fenómeno que ocurre de manera lenta y casi imperceptible, durante muchos años, o incluso años.

Martingalas

Otra posibilidad es que las devoluciones anteriores sean irrelevantes. En 1965, Paul Samuelson estudió los resultados del mercado y descubrió que las tendencias de precios anteriores no tenían ningún efecto sobre los precios futuros y razonó que no debería haber tal efecto en un mercado eficiente. Su conclusión fue que los precios de mercado son martingalas.

Martingala es una serie matemática en la que la mejor predicción para el siguiente número es el número actual. El concepto se utiliza en la teoría de la probabilidad para evaluar los resultados del movimiento aleatorio. Por ejemplo, probablemente tenga $ 50 y apueste en un lanzamiento de moneda. ¿Cuánto dinero tendrás después del sorteo? Puede tener $ 100 o puede tener $ 0 después del sorteo, pero estadísticamente, $ 50 es la mejor predicción: su posición inicial original. La profecía de tu fortuna después del lanzamiento es una martingala.

En el precio de las opciones sobre acciones, se podría suponer que los resultados en el mercado de valores son martingalas. Según esta teoría, la valoración de la opción no depende de la tendencia de precios del pasado ni de ninguna estimación de las tendencias de precios futuras. El precio actual y la volatilidad estimada son las únicas entradas específicas de acciones.

Una martingala en la que es probable que el siguiente número sea mayor se llama submartingala. En la literatura popular, este movimiento se denomina caminata aleatoria río arriba. Este informe es consistente con más de 80 años de historia de precios en el mercado de valores. A pesar de muchas reversiones a corto plazo, la tendencia general fue consistentemente más alta.

Si los rendimientos de las acciones son esencialmente aleatorios, el mejor pronóstico para el precio de mercado de mañana es solo el precio de hoy, más un aumento muy pequeño. En lugar de centrarse en las tendencias pasadas y buscar un posible impulso o reversión, los inversores deberían centrarse en gestionar el riesgo inherente a la volatilidad de sus inversiones.

La búsqueda de valor

Los inversores compran valores de acciones a bajo precio y esperan ser recompensados ​​más adelante. Su esperanza es que la acción esté respaldada por un mercado ineficiente, pero que el precio cambie con el tiempo. La pregunta es: ¿sucede esto y por qué un mercado ineficiente haría este ajuste?

La investigación sugiere que este desajuste y adaptación ocurren de manera consistente, aunque proporciona muy poca evidencia de por qué ocurre.

En 1964, Gene Fama estudió dos décadas de historia del mercado de valores y una colaboración posterior con Kenneth French desarrolló el modelo de tres factores para explicar los precios del mercado de valores.El factor más importante para explicar los resultados futuros de los precios fue la valoración medida por la relación precio-valor contable (P / B). Las acciones con una relación precio-valor contable baja produjeron rendimientos mucho mejores que otras acciones.

Los coeficientes de valoración tienden a moverse en la misma dirección y en 1977, Sanjoy Basu encontró resultados similares para acciones con bajos coeficientes de precio-ganancias (P / E).Desde entonces, se ha encontrado el mismo efecto en muchos otros estudios en numerosos mercados.

Sin embargo, los estudios no han explicado por qué el mercado no coincide constantemente con estas acciones de «valor» y cambia más tarde. Una conclusión que podría extraerse es que estas acciones conllevan un riesgo adicional, por lo que los inversores reclaman una compensación adicional por asumir un riesgo adicional.

Los ratios de valoración están determinados por el precio, por lo que los resultados apoyan la idea de que existe un mercado de valores de rentabilidad media. A medida que suben los precios, los índices de valoración aumentan y, como resultado, los resultados de las previsiones futuras son más bajos. Sin embargo, la relación P / U del mercado ha cambiado mucho con el tiempo y nunca es una señal constante de compra o venta.

La línea de base

Incluso después de muchos años de estudio por parte de los más brillantes en finanzas, no hay respuestas firmes. Una buena conclusión que se puede sacar es que puede haber algunos efectos de impulso a corto plazo y un efecto de reversión débil a largo plazo.

El precio actual es un componente clave de las relaciones de valoración como P / B y P / E, que han demostrado tener cierto poder de pronóstico sobre los rendimientos futuros de las acciones. Sin embargo, estos índices no deben verse como señales específicas de compra y venta, sino como factores que se ha demostrado que desempeñan un papel en el aumento o la disminución del rendimiento esperado a largo plazo.