En este momento estás viendo 5 preguntas que debe hacerse antes de invertir en una empresa de nueva creación

Invertir dinero en nuevas empresas tiene el potencial de generar resultados significativos, pero no es una empresa libre de riesgos. No hay garantías de que una nueva empresa se jubile y, si fracasa, los inversores pueden marcharse sin nada. Antes de sumergirse en la inversión ángel, convertirse en un capitalista de riesgo o invertir en una empresa nueva a través de una plataforma de financiación colectiva, hay algunas preguntas clave que los inversores deben hacer.

Conclusiones clave

  • Así que su primo o ex colega de la universidad ha acudido a usted para invertir en su empresa de nueva creación, que parece atractiva en el papel.
  • Antes de invertir, comprenda el alto nivel de riesgo asociado con una inversión en etapa inicial (ángel).
  • Asegúrese de hacer su debida diligencia. Dependiendo de la inversión, es posible que deba asumir un papel activo en la nueva empresa.
  • También preste atención al período de tiempo esperado, el retorno de la inversión y cómo finalmente ganará dinero.

1. ¿Qué nivel de participación se requiere?

El nivel de participación asociado con la inversión en una empresa de nueva creación se corresponde directamente con el tipo de inversión. Por ejemplo, una persona que invierte en una empresa nueva a través de una empresa de capital de riesgo, por ejemplo, tendría una interacción limitada con el personal que dirige la empresa. Un inversionista ángel, por otro lado, está viendo una situación muy diferente.

Las inversiones ángel le dan al inversor una participación accionaria en la empresa, lo que significa que tiene la oportunidad de participar en la toma de decisiones, junto con el liderazgo de la startup. En comparación, un inversor que financia una campaña de financiación colectiva obtendría una participación en el capital social, pero no tendría el mismo alcance que un inversor ángel. En última instancia, es importante tener claro cuánto o qué poco compromiso desea al entregar dinero a las empresas emergentes.

2. ¿Cuál es el marco de tiempo?

Por cada historia de éxito de la noche a la mañana, hay cientos, si no miles, de nuevas empresas que tardan años en obtener ganancias. La inversión es un juego a largo plazo, pero es importante tener una idea del cronograma para poder compararlo con sus expectativas personales. Si bien algunos inversores pueden sentirse cómodos esperando una década para obtener un rendimiento, otros pueden querer recuperar su dinero dentro de los cinco años.

Teniendo en cuenta el historial de una startup, es más fácil estimar cuánto durará el horizonte de inversión. Una forma de evaluar la capacidad de una empresa es la tasa de consumo. A continuación, le indicamos cuánto dinero se gasta cada mes. Si las empresas emergentes aún se encuentran en las primeras etapas, pero la tasa de quema es extremadamente alta, eso podría ser una señal de que los inversores esperarán más tiempo para recibir el pago.

3. ¿Cuál es la tasa de rendimiento esperada?

Las inversiones de ángel y de capital de riesgo a menudo están impulsadas por el deseo de ayudar a los empresarios a tener éxito, pero la posibilidad de ganar dinero también es parte del atractivo. Los inversores centrados en maximizar las ganancias deben analizar el rendimiento esperado de la inversión (ROI) asociado con ciertas nuevas empresas. Nuevamente, los rendimientos dependen del tipo de inversión involucrada.

Para un inversionista ángel, generalmente se espera un rendimiento anual en el rango del 30% al 40%. Por el contrario, los capitalistas de riesgo asumen un mayor nivel de riesgo que se traduce en una mayor tasa de rendimiento esperada. El financiamiento colectivo de acciones es una estrategia de inversión de alto riesgo y, debido a que aún es relativamente nueva, es difícil reducir la tasa de rendimiento promedio.

Al evaluar los resultados, tenga cuidado de no olvidar ningún cargo o costo asociado con la inversión. Por ejemplo, puede haber tarifas de gestión anuales asociadas con la inversión de capital de riesgo. Las plataformas de financiación colectiva cobran a los inversores una tarifa por utilizar sus servicios. Cuanto mayor sea el costo de una determinada inversión, menos se reducirá el rendimiento.

4. ¿Cómo afecta la inversión a la diversificación?

La diversificación es el punto de referencia de cualquier cartera de inversión sólida, y el objetivo final es minimizar el riesgo sin reducir la rentabilidad. Al considerar una inversión inicial, los inversores deben ser conscientes de cómo afecta su combinación general de activos y su nivel de riesgo. Sin embargo, puede lograr el equilibrio adecuado.

Con las acciones, hay claras divisiones entre las clases de activos que facilitan la distribución del riesgo. Las empresas emergentes necesitan una forma diferente de pensar porque es esencialmente una propuesta de acertar o fallar. Como regla general, cuantas más empresas crea un inversor, más se logran los reembolsos previstos. Al mismo tiempo, distribuir demasiado los dólares de inversión puede retroceder si no hay un ganador en el paquete.

5. ¿Existe una estrategia de jubilación limpia?

Tener una estrategia de salida definida es un requisito para cualquier inversión, pero es extremadamente importante para las empresas emergentes. Los inversores deben tener claro cuándo y cómo podrán retirar su inversión inicial, junto con las ganancias asociadas. Por ejemplo, un inversionista ángel necesitaría saber en qué momento podría vender sus acciones. Nuevamente, es por eso que debe conocer el marco de tiempo para asegurarse de que puede partir en un punto en el que se sienta cómodo.

La línea de fondo

Los inversores en empresas emergentes son una gran oportunidad para que los inversores amplíen su cartera y contribuyan al éxito empresarial, pero invertir en una empresa nueva no es viable. Si bien una empresa puede tener proyecciones sólidas de flujo de efectivo, lo que se ve bien en el papel puede no traducirse en el mundo real. El tiempo para la debida diligencia al investigar una inversión inicial es algo que los inversores no pueden omitir.