En este momento estás viendo Adios nota

¿Qué es una nota segura?

Un pagaré garantizado es un tipo de préstamo o bono corporativo respaldado por los activos del prestatario como una forma de garantía. Si los prestatarios fallan en un pagaré garantizado, los activos pignorados pueden venderse como garantía para reembolsar el pagaré. Mientras que las firmas de pagarés garantizados se utilizan comúnmente para obtener capital por parte de las empresas, las personas que reciben una hipoteca respaldada por su casa serán partes de un pagaré garantizado.

Una nota garantizada puede contrastarse con notas no garantizadas que no tienen dicha garantía.

Conclusiones clave

  • Un pagaré garantizado es un tipo de préstamo o deuda corporativa respaldada por activos como garantía.
  • Debido a que está garantizado, es una perspectiva menos riesgosa para un inversor que un pagaré sin garantía y, a su vez, tiene una tasa de interés más baja.
  • La falta de pago puede resultar en un incumplimiento que fomente la liquidación obligatoria de activos en apoyo del pagaré.
  • Las empresas a menudo venden pagarés garantizados a través de colocaciones privadas para obtener capital de deuda para compras, recompras de acciones y oportunidades de crecimiento corporativo.

Comprensión de las notas seguras

Las corporaciones suelen emitir bonos a mediano plazo, llamados pagarés, para recaudar capital de deuda. Con un pagaré no garantizado, el prestatario no pignora ningún activo como garantía, por lo que tiene que pagar una tasa de interés más alta a los prestamistas para compensarlos por el aumento del riesgo.

Por otro lado, la garantía está respaldada por pagarés garantizados, lo que brinda al prestamista una mayor garantía de rendimiento sobre el monto y los intereses del préstamo. La naturaleza de la garantía variará, dependiendo del tipo de acuerdo de préstamo involucrado. Los ejemplos de garantías que se pueden pignorar incluyen bienes raíces, vehículos, equipos, cuentas por cobrar, inversiones, así como artículos personales como joyas, obras de arte, etc.

La característica garantizada de los pagarés garantizados reduce el riesgo de los pagarés garantizados, por lo que los prestamistas obtienen una tasa de interés más baja de la que obtendrían con problemas más riesgosos, como los pagarés no garantizados. En el caso de la liquidación de una empresa, se paga primero a los acreedores garantizados, a veces en parte mediante la devolución de la propiedad. Debido a que los acreedores no garantizados no tienen garantías ni valores sobre los activos de la empresa, van detrás de los acreedores garantizados en caso de liquidación.

Cómo funcionan las notas seguras

Un pagaré garantizado está garantizado por un interés en un activo que vale al menos el monto del pagaré. Si tiene una hipoteca o un préstamo de automóvil, usted es el prestatario de un pagaré garantizado. En el caso de una hipoteca, tiene un pagaré garantizado y su casa está pignorada como garantía. Un préstamo hipotecario es un préstamo garantizado por una propiedad mediante una nota hipotecaria que sirve como prueba de la existencia del préstamo.

Durante el período de tiempo que los titulares de hipotecas realizan pagos mensuales de la hipoteca, el prestamista retiene un interés en esa propiedad. Cuando el pagaré se paga en su totalidad, el prestamista descontinúa todos los reclamos por los bienes raíces y el prestatario es dueño de la propiedad por completo sin ningún tipo de reclamo contra la propiedad. Si un deudor no realiza los pagos de la hipoteca, el prestamista puede ejercer sus derechos para embargar y ejecutar la propiedad pignorada como garantía.

En el caso de un préstamo para automóvil, el vehículo comprado con los fondos prestados se utiliza como garantía. Esto significa que el prestamista puede recuperar el vehículo del deudor si el prestatario deja de hacer los pagos del préstamo.

Otras Consideraciones

Una nota de garantía especificará los términos de un contrato de préstamo, incluida la tasa de interés, generalmente una tasa fija, durante la duración del préstamo. Las tasas de interés fijas en un pagaré garantizado significan que se aplica la misma tasa de interés al saldo del préstamo pendiente desde la fecha de inicio hasta la fecha de vencimiento cuando el préstamo está completamente liquidado.

En los negocios, una empresa de servicios financieros puede emitir un pagaré garantizado que proporciona deuda privada y financiación de capital a una empresa que necesita financiación para crecer o mantener sus operaciones. Si la empresa no genera un flujo de efectivo excesivo de su negocio, el prestamista se hará cargo de los activos que la empresa se comprometió a pedir prestados, que pueden incluir bienes inmuebles y equipos.