En este momento estás viendo Análisis de valor de proceso (PVA)

¿Qué es el análisis de valor de proceso?

El análisis de valor de proceso (PVA) es un examen de un proceso interno realizado por las empresas para ver si se puede optimizar. PVA analiza lo que el cliente quiere y luego pregunta si se necesita un paso en un proceso para lograr ese resultado. PVA tiene como objetivo eliminar pasos y costos innecesarios incurridos en la cadena de valor requerida para crear un bien o servicio sin sacrificar la satisfacción del cliente. El resultado es que un bien o servicio se puede entregar al cliente con mayor rapidez y menor costo.

Conclusiones clave

  • Process Value Analysis (PVA) examina cada paso de un proceso comercial en particular para ver si se puede mejorar o simplificar mientras se mantiene la satisfacción del cliente.
  • Las empresas que lanzan PVA quieren proporcionar bienes o servicios a los clientes a un costo menor y más rápido.
  • Una desventaja de lanzar PVA es la posibilidad de que la empresa termine un proceso o cambie una etapa que tenga consecuencias no deseadas, como retrasar la entrega de bienes o interrumpir su relación con sus clientes.

Comprender el análisis de valor de proceso (PVA)

Al lanzar un PVA, los gerentes considerarán si alguna nueva tecnología podría implementarse de manera rentable, si se están cometiendo errores que podrían evitarse, si hay pasos adicionales innecesarios en el proceso, etc. Cualquier paso en el proceso identificado como que no agrega valor económico puede modificarse o descartarse. Un proceso puede ser examinado una y otra vez a medida que surgen nuevas tecnologías que pueden hacer que el proceso sea más eficiente.

PVA requiere que los gerentes analicen objetivamente todas las áreas de sus operaciones, agregando aquellas actividades que no agregan valor y no son rentables.

La gerencia puede realizar PVA para revisar y evaluar procesos en toda la gama de áreas comerciales de la empresa. Por ejemplo, una empresa puede evaluar los procesos y el desempeño de la logística de entrada, las operaciones, la logística de salida, el marketing, las ventas y el servicio al cliente.

Crítica del análisis del valor del proceso (PVA)

Un riesgo del PVA es que se pueden eliminar algunos pasos críticos en un proceso. A veces, los procesos incluyen puntos de control para garantizar que se cumplan las reglas. Estas reglas pueden estar diseñadas para establecer controles de costos, procedimientos contables adecuados y otros controles internos. La eliminación de un punto de control requerido podría tener consecuencias no deseadas para la empresa.

Por ejemplo, si PVA se enfoca demasiado en reducir costos, existe el riesgo de que la empresa socave o cambie un proceso que mantiene el negocio funcionando sin problemas. Una indicación de esto es una empresa que decide subcontratar su departamento de servicio al cliente a un proveedor externo solo para descubrir que el proveedor no tiene la mano de obra o la experiencia para brindar un buen servicio al cliente. Para evitar que ocurran tales situaciones, una empresa puede emplear analistas de control para ayudar a supervisar el PVA y para consultar con el personal de contabilidad interno y la administración.

Ejemplos de análisis de valor de proceso (PVA)

Algunas empresas han emprendido PVA para agilizar sus procesos de compra. Para compras pequeñas, optaron por emitir tarjetas de adquisición de gerentes de grandes compañías de tarjetas de crédito. Esto fue más económico que requerir que las compras pequeñas pasen por el proceso de varios pasos que normalmente se requiere para las compras grandes.

A veces, las empresas enviarán PVA una vez que las hayan adquirido. PVA puede revelar si la empresa adquirida tiene procesos que no son tan eficientes como los procesos de la empresa adquirente o no. PVA puede ayudar a la gerencia a lograr la sinergia o el beneficio financiero potencial que espera al fusionar empresas.