En este momento estás viendo Arbitraje de Bonos Municipales

¿Qué es el arbitraje de bonos municipales?

El arbitraje de bonos municipales se refiere a la estrategia utilizada por un inversionista cuando aprovecha el estado de exención de impuestos de los bonos municipales para cubrir el riesgo de la duración de su cartera.

Conclusiones clave

  • El arbitraje de bonos municipales se refiere a la estrategia utilizada por un inversionista cuando aprovecha el estado de exención de impuestos de los bonos municipales para cubrir el riesgo de la duración de su cartera.
  • El arbitraje de bonos municipales implica cubrir una cartera de bonos municipales exentos de impuestos y, al mismo tiempo, acortar los bonos corporativos imponibles idénticos del mismo vencimiento.
  • Las estrategias de arbitraje de bonos municipales pueden ser una opción muy atractiva para algunos inversionistas en tramos de impuestos de ingresos altos.

Comprensión del arbitraje de bonos municipales

El arbitraje de bonos municipales implica cubrir una cartera de bonos municipales exentos de impuestos y, al mismo tiempo, acortar los bonos corporativos imponibles idénticos del mismo vencimiento. El arbitraje de bonos municipales generalmente se denomina arbitraje del valor relativo del bono municipal, arbitraje municipal o simplemente «muni-arb».

El riesgo de duración es el riesgo que enfrenta un inversor, en particular un titular de tarjeta, por cambios en las tasas de interés que podrían afectar negativamente el valor de mercado de sus inversiones de renta fija. La estrategia de arbitraje de bonos de la ciudad tiene como objetivo minimizar el riesgo crediticio y las distancias mediante el uso de bonos municipales y permutas de tasas de interés de calidad y vencimiento similares. El supuesto implícito en este método son los bonos municipales, que estarán estrechamente correlacionados con los swaps de tasas de interés.

Debido a que los pagos de intereses de los bonos municipales están exentos del impuesto sobre la renta federal, un arbitrajista puede recibir ingresos después de impuestos de la cartera de bonos de la ciudad que sean más altos que los intereses pagados en el swap de tasas de interés. Esta estrategia puede ser una opción muy atractiva para algunos inversores que se encuentran entre tramos de impuestos sobre la renta alta. Las oportunidades de arbitraje a menudo se consideran de bajo riesgo porque generalmente solo tienen flujos de efectivo bajos o negativos.

Por ejemplo, los tenedores de bonos de la ciudad a menudo compran una cartera de bonos municipales de alta calidad exentos de impuestos. Al mismo tiempo, venderán una colección de bonos corporativos sujetos a impuestos elegibles para beneficiarse de la tasa impositiva. Las devoluciones positivas y libres de impuestos del arbitraje de bonos de la ciudad pueden tener dos dígitos.

Se requieren muchos factores y cálculos complejos para calcular el arbitraje de bonos de la ciudad. Los cálculos incluyen determinar el rendimiento real de una emisión de bonos de la ciudad y calcular las ganancias reales permitidas utilizando este rendimiento real. El inversor entonces utilizaría cálculos de valor futuro sobre la diferencia entre la fecha de adquisición de las ganancias de inversión y la fecha de cálculo.

Cumplimiento del arbitraje de bonos municipales

Los emisores de bonos municipales están exentos de impuestos sujetos a estrictas reglas de cumplimiento de arbitraje federal como condición de los requisitos de emisión, como los convenios de bonos. Cualquier beneficio calculado, conocido como reembolsos, debe pagarse al gobierno federal. Las reglas de arbitraje federales están diseñadas para evitar que los emisores de deuda de bonos exentos de impuestos adquieran una deuda excesiva o prematura y, por lo tanto, se beneficien de invertir los ingresos de los bonos en inversiones generadoras de ingresos.

Las leyes federales de impuestos sobre la renta limitan la capacidad de obtener arbitraje con respecto a los bonos exentos de impuestos u otros bonos con ventajas fiscales. El arbitraje debe calcularse y documentarse cuidadosamente para cumplir con un posible examen de reembolso de arbitraje del IRS. Las ganancias deben ser reportadas Formulario 8038-T del IRS y debe presentarse al menos una vez cada cinco años. El incumplimiento de estos requisitos puede resultar en sanciones financieras o la pérdida del estado de exención de impuestos de bonos.