fbpx
Trading Strategies/ Advanced Trading Strategies & Instruments

Arbitraje sobre Renta Fija

¿Qué es el arbitraje de renta fija?

El arbitraje de renta fija es una estrategia de inversión que busca beneficiarse de las diferencias de precios en diferentes bonos u otros valores con tasas de interés. Utilizando una estrategia de arbitraje de renta fija, el inversor asume posiciones contradictorias en el mercado para aprovechar pequeñas discrepancias de precios al tiempo que limita el riesgo de tasa de interés. El arbitraje de renta fija es una estrategia de mercado neutral, lo que significa que está diseñado para obtener ganancias independientemente de si el mercado de bonos en general tendrá una tendencia al alza o a la baja en el futuro.

Conclusiones clave

  • El arbitraje de renta fija busca sacar provecho de las diferencias temporales de precio que puedan ocurrir en bonos y otros valores con tasa de interés.
  • El mercado de renta fija es tan diverso que muchos valores similares pueden tener diferencias de precio inesperadas, pero no hay garantía de que estas diferencias se extiendan.
  • Este tipo de arbitraje puede resultar peligroso si los problemas no son muy similares.
  • Las oportunidades de arbitraje puro son extremadamente raras.

Comprensión del arbitraje sobre renta fija

El arbitraje de renta fija es utilizado principalmente por fondos de cobertura y bancos de inversión. Estos fondos analizan una variedad de instrumentos de renta fija, incluidos valores respaldados por hipotecas (MBS), bonos del gobierno, bonos corporativos, bonos municipales e instrumentos aún más complejos, como los credit default swaps (CDS). Cuando hay señales de información errónea sobre temas iguales o similares, los fondos de arbitraje de renta fija toman posiciones largas y cortas para obtener ganancias cuando el precio se corrige en el mercado.

La estrategia incluye adoptar una postura breve sobre el problema aparentemente superpoblado y una postura prolongada sobre la seguridad subyacente. Se espera que la brecha entre estos precios se cierre e incluso si ambos suben o bajan, deberían acercarse entre sí.

Los dos principales desafíos de esta estrategia incluyen, en primer lugar, la necesidad de que estos valores sean suficientemente líquidos y, en segundo lugar, que los valores de renta fija seleccionados para arbitraje sean de naturaleza bastante similar. Sin estas dos condiciones, será difícil para los traders obtener ganancias reduciendo la diferencia de precio de manera oportuna.

Arbitraje de renta fija y arbitraje de margen de permuta

Es posible que algunas de las estrategias a las que se hace referencia en la comunicación casual como arbitraje de renta fija no se ajusten a la definición de negociación de arbitraje puro, una que busca aprovechar una negociación prácticamente libre de riesgos basada únicamente en diferencias matemáticas. En su mayor parte, estas oportunidades de arbitraje puro son extremadamente raras. Una forma más común del llamado arbitraje de renta fija se centra en los desajustes temporales de precios que ocurren naturalmente en cualquier sistema de mercado.

El arbitraje de intercambio es un ejemplo común de una estrategia de arbitraje de renta fija que no se ajusta a un modelo de arbitraje puro. En esta operación, el inversor toma una posición en una permuta de tasas de interés, un bono del Tesoro y una tasa de recompra para beneficiarse de la diferencia entre el margen de permuta, es decir, la diferencia entre la tasa de permuta fija y la tasa de cupón del bono a la par. Tesorería: y el diferencial flotante, que es la diferencia entre una tasa flotante, como LIBOR, y la tasa repo. Si las dos tasas convergen o incluso se revierten de sus tendencias históricas, entonces el árbitro asume pérdidas que se magnifican por el apalancamiento utilizado para crear la operación.

Arbitraje sobre Renta Fija y Gestión de Capital a Largo Plazo

Existen riesgos asociados con operaciones de arbitraje de renta fija más simples. Dependiendo del tipo de valor de renta fija, la probabilidad de que el precio de mercado por error dependa en gran medida del modelo utilizado para evaluar los instrumentos. Los modelos, especialmente los que tratan con bonos emitidos por empresas y economías en desarrollo, pueden estar equivocados y lo han sido en el pasado. Muchos inversores aún recuerdan la explosión de Long-Term Capital Management (LTCM), que fue un fondo clave para practicar el arbitraje de renta fija. Esta asociación con LTCM explica la reputación de la estrategia de construir níquel frente al vapor-vapor: los resultados son pequeños y los riesgos pueden ser abrumadores.

Arbitraje sobre renta fija e inversores institucionales

Debido a que los rendimientos generados por cerrar estas brechas de precios son pequeños, el arbitraje es una estrategia para inversores institucionales bien capitalizados en renta fija. Los montos de apalancamiento involucrados en hacer que las operaciones sean significativas no están disponibles para inversionistas individuales. Por lo general, los fondos que utilizan el arbitraje de renta fija lo califican como una estrategia de preservación del capital. Además de la cantidad de capital necesaria para llevar a cabo un arbitraje de renta fija, cualquiera que busque este tipo de inversión se enfrenta a otro obstáculo. A medida que se dedica más capital a adquirir y aprovechar el arbitraje de renta fija, se vuelve más difícil encontrar oportunidades, más pequeñas y más cortas. Sin embargo, el mercado rara vez mantiene el nivel óptimo de algo durante mucho tiempo, por lo que el arbitraje sobre renta fija cita entre períodos de uso excesivo y alta rentabilidad por uso excesivo y escasa rentabilidad.