En este momento estás viendo Arrendamiento bruto definido

¿Qué es un arrendamiento bruto?

El alquiler bruto, o arrendamiento de alquiler bruto, es un contrato de arrendamiento con una tarifa de alquiler plana que incluye el alquiler y todos los costos de propiedad, como impuestos, seguros y servicios públicos. El contrato de arrendamiento bruto se puede modificar para satisfacer las necesidades de los inquilinos. Por ejemplo, un arrendamiento bruto puede excluir los servicios públicos que requieren que el inquilino absorba esos costos.

Conclusiones clave

  • Un contrato de arrendamiento bruto es un contrato de arrendamiento que cubre cualquier cargo adicional que pueda tener un inquilino.
  • Estos cargos pueden incluir impuestos, seguros, servicios públicos y cualquier otro cargo que se pueda agregar al costo final del arrendamiento.
  • Los arrendamientos brutos son poco comunes en las propiedades residenciales, porque los propietarios no están seguros de lo que los inquilinos podrían usar en cuanto a servicios públicos. Si los inquilinos causan daños, sus primas podrían aumentar como resultado y podrían perder dinero.

Cómo funciona el arrendamiento bruto

El arrendamiento bruto permite al inquilino pagar una tarifa fija a cambio del uso exclusivo de la propiedad. Los propietarios normalmente calculan una cantidad de alquiler que cubriría razonablemente el costo del alquiler, los servicios públicos estándar y otros gastos diarios y esperados. Este cálculo de alquiler se puede realizar mediante análisis o a partir de datos históricos de la propiedad. El propietario y el inquilino también pueden negociar el monto y los términos del contrato de arrendamiento. Por ejemplo, un inquilino puede pedirle al propietario que incluya servicios de puertas o jardinería.

Para algunos inquilinos, los arrendamientos brutos son favorables porque les permiten a los inquilinos presupuestar con precisión sus gastos de subsistencia o, en el caso del alquiler comercial, los gastos comerciales. Estos arrendamientos son de particular beneficio para las personas con recursos limitados o las empresas que buscan minimizar los costos variables para maximizar las ganancias. Las empresas pueden concentrarse en hacer crecer su negocio sin las complejidades de los arrendamientos netos.

Un arrendamiento bruto modificado incluye las principales disposiciones de un arrendamiento bruto, pero se puede ajustar para satisfacer las necesidades del propietario y el inquilino. Estas modificaciones pueden indicar que el inquilino es responsable de los costos de la red eléctrica, pero que el dueño de la propiedad es responsable de la recolección de desechos.

Ventajas y desventajas del arrendamiento bruto

El arrendamiento bruto de un inquilino puede costar más que si la propiedad se utilizara mediante un arrendamiento neto. La estimación utilizada para calcular el monto fijo del alquiler puede exceder los costos reales del arrendamiento, devolver un beneficio neto positivo al propietario y un beneficio negativo al inquilino. Sin embargo, otros se benefician más de tener un pago bruto fijo que un pago fijo neto con costos variables asociados.

Consideración especial: Arrendamientos netos

Cuando se compara un arrendamiento bruto con un arrendamiento neto, un arrendamiento neto opuesto es exacto. En un contrato de arrendamiento neto, el inquilino es responsable de algunos o todos los costos asociados con la propiedad, como los servicios públicos, el mantenimiento, el seguro y otros costos. Hay tres tipos de arrendamientos netos.

  1. En un contrato de arrendamiento neto, el inquilino paga el alquiler más los impuestos a la propiedad.
  2. Con un arrendamiento doble neto, el inquilino paga el alquiler más los impuestos sobre la propiedad y el seguro.
  3. A través de un arrendamiento neto triple, el inquilino paga el alquiler más los impuestos a la propiedad, el seguro y el mantenimiento.

Los arrendamientos netos pueden dar a los inquilinos más control sobre algunos costos y aspectos de la propiedad, pero tienen una mayor responsabilidad. Si el mantenimiento corre a cargo del inquilino, es posible que pueda realizar cambios estéticos. Sin embargo, correrán con la mayor parte de los costos de reparación. A menudo, los propietarios restringen o prohíben las alteraciones cosméticas a la propiedad incluso cuando el mantenimiento es a cargo del inquilino. Los inquilinos también están sujetos a costos variables de servicios públicos. Para regular los costos, pueden utilizar diferentes estrategias para reducir el consumo.