fbpx
Inversiones alternativas/ Inversión inmobiliaria

Arrendamiento neto

¿Qué es un arrendamiento neto?

El término arrendamiento neto se refiere a un acuerdo contractual en el que un arrendatario paga algunos o todos los impuestos, tarifas de seguro y costos de mantenimiento de una propiedad además del alquiler. Los arrendamientos netos se utilizan comúnmente en bienes raíces comerciales. En la forma más pura de un arrendamiento neto, se espera que el inquilino pague todos los costos de una propiedad como si el inquilino fuera el propietario real. Un arrendamiento neto es la alternativa a un arrendamiento bruto, donde el inquilino paga una tarifa de alquiler fija mientras que el propietario es responsable de los demás costos.

Conclusiones clave

  • En un arrendamiento neto, el inquilino paga algunos o todos los impuestos, tarifas de seguro y costos de mantenimiento de una propiedad además del alquiler.
  • Los arrendamientos netos se utilizan comúnmente en el sector de bienes raíces comerciales.
  • Los propietarios utilizan arrendamientos netos cuando no quieren lidiar con las molestias del mantenimiento continuo y otros costos.
  • Los tipos de arrendamientos netos incluyen arrendamientos netos simples, dobles netos y triples netos.

Comprensión de los arrendamientos netos

Los arrendamientos netos son como poseer una propiedad sin tener un título legal sobre ella. Son contratos de arrendamiento entre propietarios e inquilinos en los que el inquilino paga el alquiler y cualquier otro costo asociado con la propiedad en cuestión. El acuerdo puede incluir uno o más costos, incluidos seguros, impuestos a la propiedad, servicios públicos, mantenimiento y reparaciones, y otros costos operativos. La mayoría de los propietarios generalmente aceptan pagos de alquiler más bajos debido a los costos adicionales de los arrendamientos netos.

Estos contratos de arrendamiento son una herramienta común para los inversores inmobiliarios comerciales que compran propiedades para obtener ingresos y no quieren preocuparse por el mantenimiento, pagar impuestos municipales, etc. Los propietarios utilizan los arrendamientos netos para trasladar la carga de la administración de impuestos, seguros y tarifas al inquilino. Si bien esto puede resultar en que el propietario y / o el arrendador cobren menos en general, no tienen que preocuparse por la administración diaria de esa propiedad.

Desde el punto de vista del inquilino y / o arrendatario, un arrendamiento neto debe compensar adecuadamente el riesgo que el inquilino está asumiendo del propietario. Alternativamente, la diferencia de costo entre el arrendamiento bruto y el arrendamiento neto debe ser lo suficientemente grande como para compensar los costos de mantenimiento impredecibles y los costos de impuestos y seguros potencialmente crecientes. El propietario alquila algo de dinero para evitar un dolor de cabeza y el inquilino toma el descuento sabiendo que los costos de la propiedad pueden variar de un año a otro.

La diferencia de costo entre un arrendamiento bruto y un arrendamiento neto debe ser lo suficientemente grande para que un inquilino pueda compensar los increíbles costos de mantenimiento e impuestos y seguros.

Tipos de arrendamientos netos

La definición de lo que es un arrendamiento neto es bastante amplia y está lejos de ser uniforme en todo el país. En cambio, los arrendamientos netos se dividen en tres tipos principales que se ocupan de las principales categorías de costos de impuestos, mantenimiento y tarifas de seguro, además del alquiler cobrado por el propietario. Ellos son:

  • Arrendamiento neto neto: Cuando un inquilino firma un contrato de arrendamiento neto, paga una de las tres categorías de costos.
  • Arrendamiento neto: Los inquilinos con un contrato de arrendamiento neto doble pagan dos de las tres categorías de costos. Estos arrendamientos también se conocen como arrendamientos netos.
  • Arrendamiento neto triple: En un arrendamiento neto triple, también conocido como arrendamiento triple neto, el inquilino paga las tres categorías de costos. Los arrendamientos netos triples son generalmente arrendamientos de edificios completos con un solo inquilino a largo plazo, generalmente 10 años o más.

Incluso con los desgloses anteriores, la definición real de un arrendamiento neto depende de los detalles de cada contrato.

Como se mencionó anteriormente, los arrendamientos netos son arrendamientos brutos, donde el propietario cubre todas las categorías de costos a cambio de un pago fijo. En la práctica, un arrendamiento bruto modificado y un arrendamiento neto simple o doble pueden ser lo mismo. Por ejemplo, el inquilino puede pagar los costos del seguro de construcción con un arrendamiento bruto modificado, que fácilmente podría clasificarse como arrendamiento neto únicamente. Nuevamente, los detalles del arrendamiento son más importantes que si el arrendador lo considera un arrendamiento neto o un arrendamiento bruto.