En este momento estás viendo Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF)

¿Qué es el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF)?

El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) es un banco de desarrollo administrado por el Banco Mundial. El BIRF ofrece productos financieros y asesoramiento sobre políticas a países que buscan reducir la pobreza y promover el desarrollo sostenible. El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento es una cooperativa propiedad de 189 estados miembros.

Conclusiones clave

  • El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) es una de las dos principales instituciones del Banco Mundial.
  • El BIRF asesora a los países interesados ​​en limitar la pobreza y posibilitar el desarrollo sostenible.
  • Su principal objetivo es proporcionar financiación y asesoramiento sobre políticas económicas para ayudar a los líderes de los países de ingresos medios a navegar por el camino hacia una mayor prosperidad.

Entender el BIRF

El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) es una de las dos instituciones principales del Banco Mundial y la otra es la Asociación Internacional de Fomento (AIF). La AIF es una institución financiera dedicada a otorgar préstamos para el desarrollo a los países más pobres del mundo. El BIRF se fundó en 1944 con el objetivo de ayudar a los países europeos devastados por la guerra a reconstruir su infraestructura y sus economías.

Tras la recuperación de la Segunda Guerra Mundial, el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento amplió su mandato para aumentar el crecimiento económico mundial y erradicar la pobreza. En la actualidad, el BIRF centra sus servicios en países de ingresos medios o medianos donde el ingreso per cápita está entre $ 1.026 y $ 12.375 por año. El BIRF ajusta estas y otras cifras ligeramente anualmente para tener en cuenta la inflación, los cambios económicos en los países de ingresos medianos y otros factores.

Estos países, como Indonesia, India y Tailandia, a menudo tienen economías de rápido crecimiento, que atraen una gran cantidad de inversión extranjera y grandes proyectos de construcción de infraestructura. Al mismo tiempo, el 70% de los pobres del mundo se encuentran en países de ingresos medianos, porque los beneficios de este crecimiento económico se distribuyen de manera desigual entre sus poblaciones. El éxito de los países de ingresos medios es insostenible, ya que muchas economías prometedoras caerán bajo el peso de la corrupción y la mala gestión económica.

El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento tiene como objetivo proporcionar financiación y asesoramiento sobre políticas económicas para ayudar a los líderes de los países de ingresos medios a liderar el camino hacia una mayor prosperidad. A menudo ayudará a financiar proyectos de infraestructura que aumentan el potencial económico de un país y ayudar a los gobiernos a administrar las finanzas públicas y generar la confianza de los inversores extranjeros.

Historia del BIRF

El BIRF se estableció en previsión del final de la Segunda Guerra Mundial, durante la Conferencia de Bretton Woods de 1944, que implicó una reunión de las 44 naciones aliadas en la Segunda Guerra Mundial para establecer el orden financiero mundial de la posguerra. Además de establecer un nuevo sistema de política monetaria mundial, también se celebró la Conferencia de Bretton Woods en la que se establecieron el Fondo Monetario Internacional y el BIRF.

El gobierno francés fue el primer préstamo emitido por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento para ayudar a financiar la reconstrucción de infraestructura crítica. Tras la reconstrucción de Europa, el BIRF cambió su enfoque hacia la promoción del desarrollo económico en otras partes del mundo.