fbpx

¿Qué es la banda ancha?

La banda ancha se refiere a varias tecnologías de transmisión de alta capacidad que se utilizan para transmitir datos, voz y video a largas distancias y a altas velocidades. Los medios de transmisión comunes incluyen cable coaxial, cable de fibra óptica y ondas de radio.

Conclusiones clave

  • El término banda ancha se utiliza para describir la infraestructura de comunicaciones de alta velocidad y gran ancho de banda.
  • Se utiliza comúnmente para servicios de Internet de alta velocidad, que son cada vez más importantes tanto para los consumidores como para los gobiernos.
  • Hoy, la disponibilidad de banda ancha está muy concentrada en un pequeño número de países desarrollados. Sin embargo, las nuevas innovaciones en los servicios de banda ancha por satélite podrían ampliar el alcance del acceso mundial.

Cómo funciona la banda ancha

Hoy en día, las discusiones sobre la banda ancha a menudo se centran en su uso para proporcionar acceso a Internet de alta velocidad. Históricamente, la Internet de banda ancha se ha definido como más rápida que la conexión a Internet de acceso telefónico tradicional. Sin embargo, ahora es común que se necesiten definiciones más precisas. Por ejemplo, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) dictaminó en 2015 que, para ser considerado Internet de banda ancha, el servicio debe ofrecer velocidades de descarga y carga de al menos 25 y 3 megabytes, respectivamente.

Sin embargo, en general, las dos características distintivas de la banda ancha son que es de alta velocidad y siempre está disponible. Estas dos características distinguen la banda ancha de las conexiones de acceso telefónico más antiguas. La conexión a Internet de acceso telefónico no solo era más lenta, sino que solo estaba disponible cuando el usuario lo solicitaba específicamente.

Debido a sus claras ventajas sobre los servicios de acceso telefónico, tanto los usuarios finales como los gobiernos prefieren el acceso a Internet de banda ancha. A pesar de su atractivo generalizado, el acceso al gran ancho de banda proporcionado por la banda ancha está muy concentrado en unos pocos países. En 1986, por ejemplo, Estados Unidos representaba casi el 30% del ancho de banda mundial, en gran parte debido a sus inversiones en infraestructura de banda ancha.

Para 2004, la participación de Estados Unidos en el ancho de banda global había caído a poco menos del 20%, en gran parte debido a las nuevas inversiones en infraestructura de China. De manera similar, esta tendencia continuó a lo largo de 2014, momento en el que la participación de China en el ancho de banda global había aumentado a aproximadamente el 30%, en comparación con aproximadamente el 15% de Estados Unidos.

Otros países asiáticos, en particular Japón y Corea del Sur, han mejorado mucho en los últimos años en el desarrollo del acceso a Internet de banda ancha. Pero en general, el mundo sigue ahí altamente polarizado en este sentido, con casi el 75% de la infraestructura global de alto ancho de banda en los 10 países principales.

Ejemplo de banda ancha

Una limitación emergente de la tecnología de transmisión de banda ancha es el uso de redes de satélites a gran altitud para proporcionar acceso a Internet sin la necesidad de inversiones a gran escala en infraestructura terrestre.

Un ejemplo notable de este enfoque emergente es el Proyecto Starlink que actualmente está llevando a cabo la empresa privada de exploración y desarrollo espacial, SpaceX. A través de este proyecto, el fundador de SpaceX, Elon Musk, tiene como objetivo lanzar una serie sin precedentes de 12.000 satélites diseñados para trabajar juntos para proporcionar acceso a Internet por satélite de alta velocidad a usuarios de todo el mundo.

En noviembre de 2019, SpaceX había desplegado aproximadamente 120 satélites bajo este nuevo programa. Sin embargo, la empresa estima que el proyecto podría implicar el lanzamiento de hasta 42.000 satélites a largo plazo. Si tiene éxito, el objetivo declarado del proyecto es proporcionar servicios de Internet de banda ancha de bajo costo a usuarios de todo el mundo, lo que puede involucrar a demasiados proveedores de telecomunicaciones terrestres en el proceso.