En este momento estás viendo Beneficios de una economía de mercado

¿Qué es una economía de mercado?

Hay cuatro tipos de economía: tradicional, dominante, de mercado y mixta (una combinación de economía de mercado y economía planificada). Una economía de mercado, también conocida como mercado libre o libre empresa, es un sistema en el que las decisiones económicas, como los precios de los bienes y servicios, están determinadas por la oferta y la demanda. El supuesto detrás de una economía de mercado es que la oferta y la demanda son los mejores determinantes del crecimiento y la salud de la economía. Estas fuerzas del mercado afectan los bienes que deben producirse, la cantidad de bienes que deben producirse, el precio al que deben venderse los bienes, etc. Los beneficios de una economía de mercado incluyen una mayor eficiencia, productividad e innovación.

En un mercado verdaderamente libre, todos los recursos pertenecen a los individuos, y las decisiones sobre cómo asignar esos recursos las toman esas personas y no los órganos de gobierno. Debido a que los gobiernos tienen cierta participación, no se conocen economías que sean 100% baratas.

Conclusiones clave

  • Una economía de mercado es una economía en la que la oferta y la demanda impulsan las decisiones económicas, como la producción de bienes y servicios, las inversiones, la fijación de precios y la distribución.
  • Una economía de mercado promueve la libre competencia entre los participantes del mercado.
  • Los beneficios importantes de una economía de mercado son una mayor eficiencia, producción e innovación.

Eficiencia empresarial

A diferencia de otros tipos de economía, una economía de mercado aumenta la eficiencia de las empresas. El gobierno está limitado en la forma en que regula las transacciones dentro de una economía de mercado. La mayoría de las reglas se promulgan para proteger a los consumidores, el medio ambiente, los participantes del mercado y la seguridad nacional. Su papel limitado promueve una mayor eficiencia y una competencia libre y creciente. Cuando hay competencia, una empresa suele hacer todo lo necesario para bajar sus costos y lograr un mayor número de ventas para aumentar las ganancias.

Productividad incrementada

El aumento de la productividad también está asociado con una economía de mercado. En cualquier economía, la gente necesita dinero para comprar bienes y servicios. En una economía de mercado, esta necesidad fomenta una mayor motivación porque los trabajadores quieren ganar más dinero para satisfacer sus necesidades y vivir cómodamente. Motivar a las personas para que trabajen aumenta la productividad y el rendimiento de la economía. En una economía dominante, donde la autoridad central o el gobierno establecen salarios, niveles de producción, precios e inversiones, los trabajadores están menos motivados.

Innovación para una ventaja competitiva

Un país con economía de mercado también ha aumentado la innovación. Con el dinero como principal factor motivador para las empresas y los particulares, buscan crear nuevos productos y tecnologías para generar mayores ingresos. En una economía de mercado, se anima a las empresas y las personas a innovar para obtener una ventaja competitiva. Esto es diferente de una economía dominante, donde el gobierno controla la producción, incluida la oferta y la demanda, por lo que no hay razón para que las empresas compitan. La innovación también ha llevado a una variedad de bienes y servicios, brindando a los consumidores una opción más amplia.