En este momento estás viendo Catalítico

¿Qué es un catalizador?

Es un catalizador, en los mercados de valores, un evento u otra noticia que impulsa el precio de los valores hacia arriba o hacia abajo de manera significativa. Un catalizador puede ser casi cualquier cosa: un informe de ganancias, una revisión de un analista, un anuncio de un nuevo producto, una pieza de legislación, un caso legal, el comienzo de una guerra, una oferta para comprar una empresa, un movimiento de un inversor activo, un comentario de un director ejecutivo o funcionario gubernamental, o la notoria ausencia de un funcionario de la empresa en un evento especial.

Conclusiones clave

  • Los catalizadores en los mercados pueden provocar una importante reversión de la tendencia actual del precio de las acciones.
  • Los catalizadores más comunes vienen en forma de información nueva, a menudo inesperada, que hace que el mercado revalorice las perspectivas comerciales de una empresa.
  • Algunos inversores y traders buscan catalizadores para crear oportunidades de mercado a corto plazo con fines de lucro.

Entendiendo Catalytic

En los medios financieros, un catalizador es cualquier cosa que evite una reversión importante de la tendencia actual de las acciones. Pueden ser noticias negativas que causen problemas a los inversores y rompan el impulso alcista o buenas noticias que sacan a las acciones del estancamiento. Dado que un catalizador puede tomar cualquier forma, es mejor dar un ejemplo concreto.

El 25 de agosto de 2015, el índice S&P alcanzó un mínimo de 500 para el año calendario 1867.6112,51% por debajo de su máximo intradiario de tiempo completo de 2134,72, que alcanzó el 20 de mayo de ese año. El descenso, que comenzó la semana anterior y continuó el 24 de agosto, fue el más pronunciado desde 2011 y sacó a algunas acciones de calidad del fuerte pánico. Nike (NKE) fue uno de ellos: después de cerrar a $ 114,98 el 17 de agosto, alcanzó un máximo de $ 94,50 el 24 de agosto.

Pero el negocio estaba tan fuerte como siempre y apenas se recuperó del cierre del mercado del 24 de septiembre, alcanzando los 114,79 dólares. Al día siguiente, la compañía reportó ganancias trimestrales que excedieron las expectativas y la acción se disparó a un máximo intradiario de $ 125.00. Es decir, el catalizador sorpresa de las ganancias por el precio de las acciones de Nike aumentó un 9,71% en menos de 24 horas (y un 33,27% en poco más de un mes), a pesar de las pésimas condiciones imperantes en el mercado.

El cambio se debió a nueva información y un cambio consecuente en las actitudes de los inversores, no al hecho de que Nike era un 109,71% tan valioso el viernes como lo fue el jueves, o un 133,27% tan valioso como hace seis meses.

Importancia catalítica para varios inversores

Los inversores asignarán diferentes niveles de importancia a un catalizador en función de su filosofía de mercado. Los inversores de valor puro ignoran por completo el catalizador y buscan, en cambio, la eficiencia operativa, la gestión orientada a objetivos, la valoración razonable y una sólida posición en el mercado. Para estos inversores, los catalizadores son una agradable sorpresa.asumiendo que estaban en lo correcto en su evaluación de una empresaya sea para brindar la oportunidad de tomar una posición libre (en el caso de la caída de los precios) o para lograr el valor que todos han visto (en el caso de la subida de los precios).

Mientras tanto, los inversores buscarán cuidadosamente el impulso puro de los catalizadores, o su impacto en los precios, mientras intentan ser los primeros en identificarlos por lo que son y comprar en un período alcista o hacer una reverencia. En realidad, pocos inversores son completamente de un tipo u otro, pero se encuentran en algún lugar del espectro de impulso del valor.

Un inversor puede centrarse principalmente en los elementos centrales de una empresa, pero reconocer que será necesario un catalizador para lograr ese valor. Podrían considerar seriamente cuál podría ser ese catalizador, sin perder de vista los nuevos productos y el estado de los mercados en los que opera la empresa.

Al mismo tiempo, la mayoría de los inversores tendrán cierta sensación de impulso sobre qué empresas podrían valorarse o eliminarse del radar del mercado general. Compilarán una lista de vigilancia y desarrollarán una comprensión de las noticias que pueden alentar los movimientos de precios, en lugar de catalizadores fallidos.