• Categoría de la entrada:Acciones / Inversión
En este momento estás viendo Certificado de confianza para votar

DEFINICIÓN Certificado de fideicomiso de voto

Un certificado de fideicomiso con derecho a voto es un documento emitido por un fideicomiso de vida limitada de una corporación establecida para otorgar a una o unas pocas personas el control de voto de la corporación temporal. Un certificado de fideicomiso con derecho a voto se emite a un accionista a cambio de sus acciones conjuntas y refleja los derechos normales de un accionista (por ejemplo, recibir dividendos), excepto el derecho a voto. En muchos casos, la vida de un certificado de fideicomiso con derecho a voto es de entre dos y cinco años, momento en el que las acciones ordinarias, con derecho a voto, se devuelven al accionista.

Certificado de confianza para votar

Un certificado de fideicomiso con derecho a voto permite que una o un pequeño número de personas, conocidas como fideicomisarios con derecho a voto, tomen el control y tomen decisiones sobre la corporación sin interferencia. Para que el acuerdo de poder de voto sea efectivo, la mayoría de los accionistas deben aceptar los certificados de fideicomiso con derecho a voto. El objetivo suele ser permitir la reorganización cuando una empresa necesita superar un desafío financiero a corto plazo. Al tomar el control de un grupo de fideicomisarios, la mayoría de los accionistas expresan confianza en que los fideicomisarios pueden provocar los cambios necesarios de una manera más rápida y eficiente para amenazar una situación problemática en su interés financiero en la empresa. Los certificados de fideicomiso de voto son más comunes entre las firmas más pequeñas que entre las más grandes, ya que son más administrativa y prácticamente más fáciles de emitir para los accionistas.

Condiciones de voto Acuerdo de fideicomiso

Los acuerdos de fideicomiso de voto deben presentarse ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC). El documento legal incluirá, entre otros términos, la duración del contrato; derechos de los accionistas (distintos de los derechos de voto); procedimientos para la fusión, consolidación o disolución de la empresa; y los deberes y derechos de los fideicomisarios. Otro término en el contrato es la compensación del fideicomisario, que no es estándar por estándar, a menos que la mayoría de los accionistas permita una cantidad nominal.