En este momento estás viendo Certificado de graduación

¿Qué es un certificado de calificación?

En el mercado de futuros de materias primas, un certificado de calificación es un documento importante que establece la calidad y autenticidad de las materias primas subyacentes a los contratos de futuros.

Se requieren certificados de calificación para establecer un artículo en particular como una calificación de intercambio y entregable para cumplir con los contratos de futuros. Para obtenerlos, los traders deben confiar en la experiencia de inspectores especializados o empresas de prueba.

Conclusiones clave

  • Un certificado de calificación es un documento utilizado por los participantes del mercado de futuros de productos básicos.
  • Se utiliza para determinar la calidad de los productos que se entregan.
  • Los participantes del mercado deben adherirse a los estándares de calidad establecidos por la bolsa de futuros de productos básicos. El no hacerlo podría resultar en que el contrato no acuerde futuros y lo penalice con el intercambio.

Cómo funcionan los certificados de calificación

Los certificados de graduación solo pueden ser emitidos por determinadas personas u organizaciones autorizadas. Para proporcionarlos, estos inspectores se basan en una variedad de métodos, incluida la observación personal y los procedimientos formales de prueba de materiales, como el análisis fotográfico y químico. Dependiendo del producto en cuestión, es posible que se requieran diferentes tipos de experiencia. Por ejemplo, un inspector podría usar rayos X para probar el grado de metales preciosos como el oro y la plata. Para el petróleo, utilizan métodos de prueba químicos como las pruebas de petróleo crudo.

Estos certificados de clasificación de productos básicos tienen objetivos valiosos que ayudan al comprador y vendedor de productos básicos en el mercado de futuros. El documento proporciona una determinación oficial objetiva del valor, la calidad y el estado del producto. No solo establece el estado de venta o permuta, sino que también puede servir como documentación valiosa necesaria para obtener préstamos o presentar reclamaciones en caso de pérdida. Si el producto en cuestión es de muy alta calidad, su certificado de clasificación puede usarse para justificar un precio más alto. Por el contrario, pueden soportar un precio más bajo si el producto se considera deficiente.

Los intercambios de productos básicos como el Chicago Mercantile Exchange (CME) establecen estándares de calidad definidos para cada uno de los productos básicos que comercializan, de modo que los participantes del mercado conozcan el grado de calidad esperado. La parte que entrega los productos básicos debe cumplir con esos estándares o se arriesga si sus contratos fracasan.

Un ejemplo del mundo real de un certificado de calificación

En general, el nivel de complejidad involucrado en la producción de un certificado de calificación en particular estaría en línea con el valor de mercado del artículo en cuestión. Los metales preciosos tendrían estándares de prueba relativamente complejos y precisos en comparación con productos básicos relativamente económicos como el cacao o la soja.

En el caso del cacao, por ejemplo, el certificado de clasificación normal indicaría el país de origen de los granos, una descripción general del producto y su estado, ya sea ahumado o seco. También habría un comentario sobre su calidad, como el porcentaje de frijoles defectuosos y el número aproximado de frijoles por kilogramo.