fbpx
Bonos/ Municipal Bonds

Certificado de Inversión Mutua

¿Qué es un Certificado de Inversión Mutua?

Un certificado de inversión mutua, emitido por una autoridad local, evalúa un impuesto comunitario para financiar un proyecto de obras públicas que beneficiará a esa comunidad.

Conclusiones clave

  • Un certificado de inversión mutua, emitido por una autoridad local, evalúa un impuesto comunitario para financiar un proyecto de obras públicas que beneficiará a esa comunidad.
  • Los ingresos de un certificado de inversión mutua generalmente están libres de impuestos para el destinatario.
  • Los certificados de inversión mutua sirven esencialmente como una especie de bono de obligación general.

Comprensión de los certificados de coinversión

La certificación de inversión mutua es un instrumento financiero que ofrece la capacidad de los líderes comunitarios, juntas u otras entidades del gobierno local para financiar proyectos valiosos que pueden tener un impacto positivo en el área.

Este tipo de obligación se financia mediante una evaluación fiscal impuesta a los residentes que se acogerán a la instalación. Muestra una forma para que los residentes locales inviertan y apoyen directamente un proyecto que tiene la intención de beneficiar a la comunidad en su conjunto. Este tipo de estrategia financiera se basa en la idea de que los miembros de una comunidad se unen para permitir que la comunidad mejore y se expanda de manera conjunta. Para que los residentes puedan invertir en su comunidad de manera tangible. Los ingresos de la certificación de inversiones mutuas, así como los ingresos derivados de otros tipos de valores municipales, generalmente están libres de impuestos para el receptor.

La categoría de proyectos de obras públicas incluye muchos tipos diferentes de desarrollos e iniciativas, que pueden incluir instalaciones destinadas a fines recreativos, así como aquellas que servirán para funciones de salud y seguridad. Las obras públicas pueden incluir el desarrollo de sitios para promover oportunidades laborales o educativas en la comunidad.

Al proporcionar nuevos recursos o instalaciones a los residentes de la comunidad, el proyecto tiene como objetivo tener un impacto positivo no solo en la calidad de vida sino también en el panorama económico de esa comunidad. Las mejoras pueden aumentar la conveniencia del área, lo que puede ayudar a aumentar el valor de la propiedad. De esta manera, esta inversión podría, en algún momento, pagar a los residentes que brindaron apoyo financiero al proyecto.

Certificados de inversión conjunta frente a bonos de obligación general (GO)

Los certificados de inversión mutua sirven esencialmente como un tipo de bono de obligación general (GO), aunque técnicamente se encuentran en una categoría diferente. Un bono GO típico está respaldado por crédito jurisdiccional, en lugar de un proyecto específico.

Los ingresos del proyecto no respaldan directamente los certificados de inversión mutua, sino que son respaldados por los contribuyentes locales. El contratista que construye o renueva la instalación puede recaudar los ingresos de los proyectos detrás de los certificados directamente en lugar del distrito. Cuando se gestiona de esta manera, el proceso genera algunas de las cargas logísticas sobre el municipio. Esto puede ser una ventaja para las organizaciones o autoridades locales con mano de obra o recursos limitados para implementar un proceso para recopilar y supervisar los aspectos de gestión financiera del proceso.