En este momento estás viendo Cheques y balances

¿Qué son los cheques y los saldos?

Los controles y contrapesos son varios procedimientos que se han implementado para reducir errores, prevenir comportamientos inapropiados o reducir el riesgo de centralizar el poder. Los controles y contrapesos generalmente garantizan que ninguna persona o departamento tenga un control completo sobre las decisiones, defina claramente las tareas asignadas y aplique la cooperación para llevar a cabo las tareas. Es el término más utilizado en el contexto del gobierno.

Conclusiones clave

  • Los controles y contrapesos pueden ayudar a reducir errores y prevenir comportamientos inapropiados en las organizaciones.
  • Estos son importantes en los negocios cuando una persona tiene demasiado control.
  • Los controles y contrapesos se utilizan a menudo en un contexto gubernamental.

Cómo funcionan los cheques y los saldos

El gobierno de los Estados Unidos ejerce controles y equilibrios a través de sus tres poderes: el legislativo, el ejecutivo y el judicial. Opera como un gobierno constitucionalmente limitado y está sujeto a los principios y acciones autorizados por la constitución federal – y el estado correspondiente -.

Los controles y contrapesos son importantes en otras empresas y organizaciones en las que un individuo puede tomar decisiones que afectan las operaciones. Los cheques y balances pueden costar más dinero y reducir la eficiencia, pero pueden ser cruciales para ayudar a identificar robos internos y externos.

Al separar los deberes de los diferentes empleados en roles claramente definidos, las empresas y organizaciones pueden garantizar mejor que los empleados o ejecutivos deshonestos no puedan dañar el negocio sin la intervención de otros empleados. Tener este tipo de controles internos en las empresas puede mejorar la eficiencia operativa.

Ejemplo de cheques y saldos

La Constitución de los EE. UU. Proporciona frenos y contrapesos al gobierno de los EE. UU. Al separar los poderes entre sus tres ramas: la rama legislativa, la rama ejecutiva y la rama judicial. La Constitución otorgó capacidades específicas a cada uno de estos tres poderes para garantizar que ninguna parte del gobierno pudiera adquirir un poder excesivo sin control.

El gobierno de los Estados Unidos practica los controles y equilibrios de las siguientes maneras. Inicialmente, el poder legislativo es la parte del gobierno que hace las leyes, pero el poder ejecutivo le da al presidente poder de veto, lo que le permite al presidente mantener bajo control al poder legislativo. Además, el poder judicial, la parte del gobierno que interpreta las leyes aplicadas por el poder legislativo, puede considerar inconstitucionales determinadas leyes y anularlas.

Además, si bien el presidente tiene poder de veto, el poder legislativo puede vetar a un presidente con un voto de “excelencia” de dos tercios en ambas cámaras del Congreso. Esto asegura que el presidente no pueda usar su poder para beneficio personal. El poder ejecutivo también puede afirmar órdenes ejecutivas, anunciando efectivamente cómo deben aplicarse ciertas leyes, pero el poder judicial puede considerar que esas órdenes son inconstitucionales.

Sin embargo, las órdenes ejecutivas a menudo se afirman en interés del país y rara vez se consideran inconstitucionales. Por ejemplo, el 19 de abril de 2016, el presidente Obama emitió una orden ejecutiva que bloqueó la propiedad y prohibió la entrada a los EE. UU. De todas las personas consideradas como contribuyentes a la situación actual en Libia.En este caso, el Poder Judicial se mantuvo firme por orden del presidente.

En otro ejemplo de poder ejecutivo, el presidente Trump declaró una emergencia nacional el 15 de febrero de 2019, en un intento de financiar miles de millones para un muro fronterizo propuesto, luego de que los intentos de aprobar el gasto a través del Congreso no obtuvieron la aprobación.