En este momento estás viendo Cláusula militar

¿Qué es una cláusula militar?

Una cláusula militar es una disposición incluida en la mayoría de los arrendamientos residenciales que permite al personal militar un medio para romper un contrato de arrendamiento. La cláusula permite al personal militar que está de servicio o que tiene que reubicarse debido a una actividad de servicio relacionada la capacidad de devolver los depósitos de seguridad y dejar un contrato de arrendamiento antes de que finalice su plazo.

Esta disposición elimina el temor de que las familias se separen durante la reubicación forzosa. También proporciona un sistema que las órdenes no tienen un impacto financiero en el personal militar con la pérdida de depósitos. La cláusula militar solo está disponible para los militares activos en servicio, la Guardia Nacional y los reservistas. Sin embargo, no todos los contratos de alquiler incluirán una cláusula militar y todos los estados cambian su apoyo a la cláusula.

Origen de la cláusula militar

La cláusula militar es un beneficio disponible para los miembros del ejército de los EE. UU., Las Reservas y la Guardia Nacional. Esta cláusula es una característica típica de los arrendamientos en áreas asociadas con bases militares, pero no es una inclusión obligatoria en el contrato. Al incluir la disposición, los propietarios pueden reducir sus vacantes acomodando a inquilinos militares, pero también pueden enfrentar dificultades financieras si los inquilinos necesitan romper un contrato de arrendamiento.

El personal militar puede invocar la cláusula si cambia permanentemente de estación (PCS). Para hacerlo, el miembro activo estará obligado a presentar una copia de sus órdenes oficiales al propietario si desea romper un contrato de arrendamiento por escrito con tiempo restante. También se les pedirá que den un aviso por escrito y firmado de su intención de desalojar la propiedad que contenga toda la información de contacto actual del miembro del servicio y su oficial al mando. Además, la carta debe incluir la fecha de residencia definitiva y la solicitud de devolución de los depósitos de seguridad pagados. Al igual que con todos estos documentos, es mejor hacer y conservar copias antes de enviar los documentos por correo confirmado con una solicitud de un recibo de entrega firmado.

Después de entregarle al arrendador una copia de las órdenes, el último día del contrato de arrendamiento es el último día del mes siguiente al mes en que el arrendador recibió los documentos. Por ejemplo, si el inquilino notificó al propietario en enero, el contrato de arrendamiento finalizaría el último día de febrero. El pago del alquiler se extenderá hasta el último día de febrero.

No todos los contratos de alquiler incluirán una cláusula militar. Es fundamental leer y comprender el documento de alquiler completo. También habrá una limitación en algunas cláusulas sobre la duración del cambio de estación antes de que la disposición entre en vigencia. Otra advertencia es que cualquier ley estatal reemplazará la cláusula militar en casos de conflicto. Además, la cláusula militar puede aplicarse a la propiedad residencial y al alquiler comercial.

Conclusiones clave

  • Una cláusula militar para el personal militar activo que ha arrendado o hipotecado dinero y es llamado de servicio o necesita reubicación proporciona un medio para recuperar su depósito de seguridad.
  • Los estados no representan su apoyo a la cláusula
  • La cláusula militar es diferente de la Ley de Ayuda al Servicio Civil (SCRA)

Cláusula militar y SCRA

La cláusula militar es como partes de la Ley de ayuda al servicio civil (SCRA). La Ley fue aprobada en 1940 y es una ley federal que protege a los militares de aprovechar la pérdida o pérdida de propiedad mientras están en servicio activo. Esta ley protege contra la recuperación de vehículos, la pérdida de propiedad en las instalaciones de almacenamiento, el cierre previo, los casos judiciales pendientes, las deudas de tarjetas de crédito y muchas otras sanciones que pueden imponer los miembros del servicio transferidos. SCRA es eficaz para PCS y su implementación durante 90 días.

Si un miembro del servicio no puede romper un contrato de arrendamiento, o el propietario no quiere rendir homenaje a SCRA, el mejor curso de acción es hablar con la Oficina del Programa de Ayuda Legal más cercana. La información sobre el sitio de una oficina está disponible a través del Departamento de Justicia (DOJ).

Ejemplo del mundo real

Por ejemplo, si el soldado raso Jack Johnson firmó un contrato de arrendamiento con un propietario por un período de un año, podría incluir un lenguaje que indique que si el inquilino rompe el contrato, perderá el depósito de seguridad. Sin embargo, si hay una cláusula militar en el contrato de alquiler, Pvt. Johnson aún podría obtener su depósito de seguridad, si se ve obligado a romper el contrato de arrendamiento debido a PCS.

Además, otros acuerdos pueden contener cláusulas militares. Tal fue informado por ABC Noticias en 2014. La cláusula militar incluida en el acuerdo del sistema de seguridad para el hogar. Sin embargo, cuando varias familias intentaron posteriormente cancelar su acuerdo, se vieron afectadas por la cancelación y otras tarifas, que les costaron más de $ 2,000.

La cláusula militar generalmente menciona algo similar a lo siguiente, pero puede variar según el contrato y la situación de ubicación de la propiedad.

EN LOS PROCEDIMIENTOS, el Inquilino se convierte, o posteriormente se convierte, en miembro de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en servicio activo prolongado después de lo cual el Inquilino recibe una orden permanente de cambio de estación para salir del área en la que se encuentran las Instalaciones, o liberarse del activo. en servicio, retirado o separado del ejército, u ordenado en una vivienda militar, entonces en cualquiera de estos procedimientos, el inquilino puede rescindir este contrato de arrendamiento dando treinta (30) días de aviso al propietario. El inquilino deberá proporcionar al propietario una copia de las órdenes oficiales o una carta firmada por el presidente del inquilino, indicando el cambio, que debe ser terminado bajo esta cláusula. El inquilino pagará un alquiler proactivo por cualquier día (él / ella) en las instalaciones después del primer día del mes. El depósito de garantía / daños se devolverá de inmediato al inquilino, siempre que no se produzcan daños en las instalaciones.