En este momento estás viendo Comercio táctico

¿Qué es el comercio táctico?

El comercio táctico (o asignación táctica de activos) es un estilo de inversión para un plazo relativamente corto basado en las tendencias proyectadas del mercado. El comercio táctico implica tomar posiciones largas o cortas en una variedad de mercados, desde acciones y renta fija hasta materias primas y divisas. Las carteras diversificadas a largo plazo a menudo incluyen una superposición de operaciones tácticas, que implica la asignación de parte de la cartera a operaciones a corto y medio plazo, con el fin de reforzar la rentabilidad general de la cartera.

La asignación táctica de activos se puede contrastar con la asignación estratégica de activos.

Cómo comerciar tácticamente

El comercio táctico es un estilo de gestión activo en el que, por lo general, la atención se centra en las tendencias en lugar de en un análisis fundamental a largo plazo. El análisis técnico suele ser más importante en las estrategias comerciales tácticas porque puede ser útil para seguir las tendencias de los precios y determinar los mejores puntos de entrada y salida.

Los traders tácticos pueden aprovechar las anomalías del mercado o realizar sus inversiones de manera más responsable en una estrategia activa que tenga en cuenta cambios significativos en el entorno de inversión. Cualquiera que sea su propósito, dada la naturaleza más a corto plazo del comercio táctico, este tipo de inversores tienden a optar por utilizar el análisis técnico y fundamental en sus decisiones de inversión.

Conclusiones clave

  • El comercio táctico implica decisiones de inversión a corto plazo basadas en los movimientos de precios a corto plazo esperados en la seguridad.
  • El comercio táctico puede implicar apuestas largas o cortas en una variedad de mercados y clases de activos, a medida que surgen las oportunidades.
  • El comercio táctico suele ser más complejo y puede implicar mayores riesgos que las estrategias comerciales estándar a largo plazo y, a menudo, requiere mucha más atención y análisis.

Consideraciones comerciales tácticas

Los traders tácticos tienden a querer utilizar estrategias comerciales más activas que solo comprar y mantener. Este tipo de negociación puede ser importante al invertir en inversiones cíclicas que pueden fluctuar significativamente en diferentes entornos de inversión. También es utilizado por inversores que buscan identificar oportunidades de ganancias intermedias e intermedias que ocurren en los mercados a medida que ocurren nuevos desarrollos.

El comercio táctico suele ser más complejo y puede implicar mayores riesgos que las estrategias comerciales estándar a largo plazo. El comercio táctico también puede tener implicaciones fiscales que requieran que el inversor amplíe su análisis de diligencia debida para integrar los impuestos sobre las ganancias de capital.

Los traders tácticos pueden seguir la evolución de una empresa que afecte su valor subyacente intrínseco, como las ventas, los ingresos y las ganancias. Al intentar invertir tiempo para aprovechar la forma en que la evolución está afectando el precio de las acciones, el inversor también puede utilizar los gráficos técnicos. Los gráficos técnicos pueden proporcionar una amplia gama de patrones, canales, tendencias y rangos de precios que se pueden utilizar a discreción del inversor para identificar puntos de entrada y salida rentables. En general, los traders tácticos tienden a utilizar una gama más amplia de recursos en sus decisiones de inversión para identificar oportunidades de ganancias a corto e intermedio. También pueden tomar posiciones cortas y largas dependiendo de su percepción de cómo la evolución del mercado está afectando las inversiones potenciales.

Oportunidades y estrategias comerciales tácticas

En los mercados globales hay una serie de catalizadores económicos subyacentes que se sabe que tienen efectos particulares sobre los precios de los valores. Las políticas de tipos de interés soberanos son uno de los catalizadores más comunes del cambio de mercado en todo el mundo. Los gobiernos ajustan las tasas de los préstamos interbancarios para respaldar los préstamos crediticios a agencias gubernamentales, empresas del sector privado e individuos. Cuando estos tipos suben, las nuevas inversiones en renta fija resultan más atractivas para los inversores. Cuando estas tasas bajan, pueden permitir que las empresas reduzcan su costo de capital, lo que puede mejorar sus ganancias de referencia. Las tasas de interés federales y las tendencias de las tasas de interés pueden ser un desarrollo importante que los operadores tácticos analizan para asegurarse de que sus carteras estén alineadas correctamente con el entorno de inversión actual. También hay muchos otros catalizadores del mercado amplio, como las tendencias en las condiciones del mercado laboral, los aranceles internacionales revisados, las negociaciones globales sobre la producción de petróleo, los diferentes niveles de producción de productos básicos metálicos y los diferentes niveles de producción de productos básicos agrícolas.

Las estrategias globales de macroinversión se utilizan para la gestión institucional de una gran cantidad de variables que influyen en los entornos de mercado. Las estrategias globales de macro y macroinversión son los tipos más completos de estrategias de negociación táctica. Estas estrategias son utilizadas por los fondos de cobertura y también están disponibles a través de estrategias de fondos gestionados que cotizan en bolsa. Las macroestrategias buscan administrar una cartera con el objetivo de identificar la inversión táctica y capitalizar los cambios macroeconómicos que el administrador de inversiones espera impactar ciertas inversiones de manera positiva o negativa. Las estrategias macro pueden utilizar posiciones cortas y largas para beneficiarse de todo tipo de cambios que se producen en el mercado de inversión.