En este momento estás viendo Comisión de compromiso

¿Qué es una tarifa de compromiso?

La tarifa de compromiso es un término bancario que se utiliza para describir una tarifa que cobra un prestamista sobre los préstamos para compensar al prestamista por su compromiso de prestar. Las tarifas de compromiso suelen estar asociadas con líneas de crédito no utilizadas o préstamos impagos.

El prestamista recibe una compensación por brindar acceso a un posible préstamo a través de una tarifa de compromiso, ya que ha reservado los fondos para el prestatario y aún no puede cobrar intereses.

Conclusiones clave

  • Si obtiene un préstamo hipotecario, es posible que se le reembolsen los costos de cierre de las cuotas de compromiso.
  • El porcentaje de la comisión de compromiso suele variar entre el 0,25% y el 1%, según el Instituto de Finanzas Corporativas.
  • Los prestamistas utilizan tarifas de compromiso para asegurarse de recibir una compensación por el servicio financiero garantizado.
  • Cuando se produce una tarifa de compromiso, es para un préstamo futuro o impago, a diferencia de los cargos por intereses, que se calculan en función de una cantidad ya gastada o prestada.
  • El costo de una tarifa de compromiso variará según el prestamista.

Comprensión de las tarifas de compromiso

Una tasa de compromiso generalmente se especifica como una tasa fija o como un porcentaje fijo del monto del préstamo pendiente. El prestamista cobra una tarifa de prenda como compensación por mantener abierta una línea de crédito o por garantizar un préstamo en una fecha futura específica. El prestatario paga la tarifa como compensación por la garantía brindada por el prestamista de los fondos del préstamo en la fecha futura especificada y al tipo de interés contratado, independientemente de las condiciones en los mercados financieros y crediticios.

En la mayoría de los casos, si el prestatario decide no continuar con el préstamo, la comisión de la prenda aún se paga al prestamista.

Comisión de compromiso frente a intereses

Legalmente, una tarifa de compromiso es diferente de los intereses, aunque a menudo ambos se confunden. La principal diferencia entre los dos es que una comisión de garantía se calcula sobre el monto del préstamo pendiente y los cargos por intereses se calculan aplicando una tasa de interés al monto del préstamo que ha sido reembolsado y aún no reembolsado.

Los intereses también se cobran y pagan periódicamente. Por el contrario, una comisión de garantía a menudo se paga como una tarifa única al final de la transacción de financiación. Un prestamista puede cobrar otra comisión por renovar las líneas de crédito. En el caso de líneas de crédito abiertas, se puede cobrar una tarifa de compromiso periódico sobre la parte no utilizada de los fondos disponibles.

Cómo calcular una tarifa de compromiso

En el caso de un préstamo único, la comisión de garantía se negocia entre el prestamista y el prestatario. La tarifa puede ser una cantidad fija, como $ 1,000, o un porcentaje del monto del préstamo, como el 1%.

Para una línea de crédito abierta, se utiliza una fórmula para calcular la cantidad promedio de crédito disponible de forma periódica, a menudo trimestral. A continuación, la tasa se calcula multiplicando el compromiso medio no utilizado por la tasa de la tasa de compromiso acordada y nuevamente por el número de días del período de referencia.