En este momento estás viendo ¿Cómo afecta un cambio al precio de las acciones de un CEO?

Los inversores en acciones pueden ser tipos de saltadores. Cuando un CEO deja una empresa, quiere saber por qué. Cuando llega un nuevo CEO, se preocupan por si eso será bueno o malo para la línea de base. Buenas o malas, son noticias, y las noticias generalmente ralentizan las acciones a corto plazo.

Conclusiones clave

  • Por lo general, si se realiza una transferencia de CEO, el precio de las acciones será más volátil en el corto plazo.
  • Por eso, muchas empresas dan una señal de transferencia con mucha antelación.
  • La buena noticia de un CEO rara vez es una partida repentina.

Es por eso que algunas empresas públicas preparan planes de sucesión que son dignos de un monarca Tudor. Si un CEO de muchos años se acerca a la edad de jubilación, surgirá un nuevo líder, que gradualmente asumirá un papel más público antes de que el jefe haga el inevitable anuncio.

Eso es si todo va bien.

Eventos apresurados

Nunca es agradable cuando la junta directiva de una empresa confiere al director general. Los inversores suelen llegar a la conclusión de que el negocio va mal o está a punto de hundirse. Probablemente tengan razón.

Esta es la razón por la que las empresas suelen anunciar una opción de reemplazo o una opción interina al mismo tiempo que se informa de la salida del CEO.

Los inversores son los nuevos directores ejecutivos con una sólida reputación y un conocimiento profundo de la industria que menos preocupa a los inversores.

La empresa puede intentar hacer un artículo sobre la toma con palabras agradables, pero no pueden mentir. Si el director ejecutivo se va porque la compañía ha superado su objetivo de ventas, o está a punto de golpear a los legisladores de todos los lados por violaciones de seguridad, o si faltan mil millones de dólares en las cuentas, la compañía debe informarlo de inmediato a sus accionistas.

En tales casos, las acciones de la compañía ciertamente constituirán un tanque, al menos a corto plazo. Si una persona con gran respeto está a cargo, es probable que vuelva a sobrevivir con el tiempo.

Primeras impresiones

La respuesta a un nuevo CEO se basa estrictamente en las impresiones de los accionistas sobre el nuevo jefe.

Un cambio de CEO generalmente conlleva más desventajas que riesgos al alza. A los inversores les preocupa que el recién llegado empeore la estrategia corporativa. Algunos accionistas pueden prestar especial atención al líder que acaba de fallecer.

En cualquier caso, les preocupará si la transición será suave o rocosa.

Hasta cierto punto, esta es una tarea de relaciones públicas. La empresa se centrará en los logros del nuevo líder de otra empresa, o en los logros de la industria en el pasado, o en revivir la reputación de las empresas.

Lo que buscan los inversores en un nuevo CEO

Si el nuevo CEO es un miembro interno o externo es siempre un punto clave, aunque los accionistas estarán divididos sobre cuál es el mejor.

Los inversores tienden a sentirse más cómodos con los nuevos directores ejecutivos que están familiarizados con la dinámica de la industria y los desafíos específicos que la empresa puede enfrentar.

La reputación es un factor importante, especialmente cuando los inversores evalúan el historial del CEO en la creación de valor para los accionistas. Este pedigrí podría reflejarse en varias áreas, incluida la capacidad de aumentar la participación de mercado, reducir costos o expandirse a nuevos mercados en crecimiento.

A pesar de las preocupaciones iniciales de los inversores, no existe una correlación clara entre el rendimiento de las acciones el día en que se anuncia al nuevo CEO y cómo opera a partir de ese momento.