fbpx
Estrategia y educación en Forex/ Trading de Forex y divisas

Cómo los eventos globales afectan el mercado Forex

El mercado de divisas o forex es el mercado financiero más grande y activo del mundo. Todos los días, participantes de todo el mundo realizan billones de transacciones de divisas.Los eventos de todo el mundo pueden tener un impacto inmediato en los tipos de cambio y los valores de las divisas debido a la conectividad global y la interconexión del mercado de divisas.

A continuación, analizaremos algunos eventos globales comunes que pueden afectar el mercado de divisas.

Impacto político en los precios de las divisas

Eleccion politicaun evento común en casi todas las nacionespuede tener un impacto importante en la moneda de un país. Los traders pueden ver las elecciones como un caso aislado de potencial inestabilidad e incertidumbre políticas, que generalmente equivale a una mayor volatilidad en el valor de la moneda de un país. En la mayoría de los casos, los participantes de forex simplemente estarán atentos a las encuestas preelectorales para comprender qué esperar y ver si habrá algún cambio en la parte superior. Esto se debe a que un cambio en la ideología para los ciudadanos del país puede implicar un cambio de gobierno, que suele ser un enfoque diferente de la política monetaria o fiscal, cada uno de los cuales es un factor importante del valor de la moneda.

Además, el valor relativo de una moneda suele ser promovido por partidos políticos o individuos que se perciben como más responsables fiscalmente o involucrados en la promoción del crecimiento económico. Por ejemplo, un tenedor visto como un «favorable a la economía» en riesgo de perder su posición de poder podría provocar caídas de la moneda por temor al crecimiento económico futuro y la previsibilidad limitada.

Otro motivo de gran importancia es una elección inesperada. Ya sea a través de un voto de censura, escándalos de corrupción u otros casos, las elecciones no planificadas pueden causar estragos en la moneda. Por ejemplo, la incertidumbre extrema en los países y el aumento de la inestabilidad política pueden provocar disturbios entre los ciudadanos que provoquen protestas o paradas laborales. Incluso en los casos en que se desafía a un gobierno democrático a favor de un gobierno nuevo, más democrático y económicamente abierto, a los operadores de divisas no les gusta la incertidumbre. La inestabilidad política tiende a superar cualquier resultado positivo de un nuevo gobierno a corto plazo, y las monedas relacionadas tienden a sufrir pérdidas.

Sin embargo, los factores y principios de valoración clave volverán a estar en su lugar, y las monedas deben fijarse en o alrededor de una tasa que refleje las perspectivas de crecimiento económico a largo plazo del país.

Impacto de los desastres naturales en los precios de las divisas

Salir de un desastre natural puede ser devastador para un país. Los terremotos, inundaciones, tornados y huracanes dañan a los ciudadanos, la moral y la infraestructura de un país. Además, tales desastres tendrán un efecto negativo en la moneda de una nación. La pérdida de vidas, los daños a grandes fábricas y centros de distribución, combinados con la incertidumbre que inevitablemente acompañan a los desastres naturales, son malas noticias para la moneda.

Los daños a la infraestructura también son una preocupación clave frente a los desastres naturales. La columna vertebral básica de cualquier economía en esa infraestructura puede limitar severamente la producción económica de una región. Además, los costos adicionales incurridos para la limpieza y reconstrucción después de un desastre se restan del gasto público y privado que podría utilizarse para empresas económicamente ventajosas, en lugar de romper la cadena de valor por daños a la infraestructura.

Añádase a esto una probable reducción en el gasto de los consumidores debido a la incertidumbre económica y la posible pérdida de confianza de los consumidores, y cualquier fortaleza económica puede convertirse en debilidad económica. En general, un desastre natural seguramente tendrá un impacto negativo en la moneda de una nación.

El efecto de la guerra en las divisas

A diferencia de una guerra de divisas, cuando los países intentan activamente valorar sus monedas para ayudar a sus economías nacionales en el comercio de exportación global, una guerra física puede ser mucho más devastadora para la economía de un país. Como un desastre natural, el impacto de la guerra es brutal y generalizado. Al igual que los desastres, los daños causados ​​por la guerra a la infraestructura son un gran golpe para la viabilidad económica a corto plazo de la nación, y les cuesta a los ciudadanos y gobiernos miles de millones de dólares.

La historia ha demostrado que los esfuerzos de reconstrucción de la guerra a menudo tienen que financiarse con capital barato como resultado de tasas de interés más bajas, lo que inevitablemente reduce el valor de la moneda nacional. También existe un alto nivel de incertidumbre sobre estos conflictos con respecto a las perspectivas económicas futuras y la salud de las naciones interesadas. Por lo tanto, las naciones que están activamente en guerra tienen un mayor nivel de volatilidad monetaria en comparación con aquellas que no están en conflicto.

Dicho esto, algunos economistas creen que es probable que la guerra sea lo opuesto a la guerra. La guerra puede iniciar una nueva economía, especialmente su base de fabricación cuando se ve obligada a concentrar sus esfuerzos en la producción durante la guerra. Por ejemplo, la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial después de los ataques a Pearl Harbor ayudó a sacar al país de las garras de la Gran Depresión. Si bien existe algún precedente histórico para este punto de vista, la mayoría estaría de acuerdo en que una economía mejorada es una mala compensación a costa de vidas humanas.

La línea de base

La agitación política, los desastres naturales y la guerra son solo algunos de los eventos que pueden tener un efecto profundo en los mercados de divisas. Gran parte del valor de una moneda se deriva de la fortaleza económica de una nación, y cualquier incertidumbre imprevista sobre las previsiones económicas futuras no suele favorecer a la moneda. Si bien es muy difícil planificar lo inesperado en el mercado de divisas, un operador informado utilizará los eventos globales como un indicador clave dentro de una estrategia comercial integral.