fbpx
Economía/ Ciencias económicas

¿Cómo viene la urbanización de la industria?

Históricamente, la industrialización ha llevado a la urbanización a través de la creación de crecimiento económico y oportunidades de empleo que atraen personas a las ciudades. La urbanización generalmente comienza cuando una fábrica o varias fábricas se establecen dentro de una región, creando una gran demanda de mano de obra fabril. Otras empresas, como los fabricantes de edificios, los minoristas y los proveedores de servicios, siguen a las fábricas para satisfacer las demandas de productos de los trabajadores. Esto crea más puestos de trabajo y demanda de vivienda, estableciendo así un área urbana.

En la era moderna, las instalaciones de fabricación, como las fábricas, a menudo son reemplazadas por centros de la industria tecnológica. Estos centros tecnológicos atraen a trabajadores de otras áreas de la misma manera que las fábricas han contribuido a la urbanización.

La urbanización ocurre cerca de cuerpos de agua

A lo largo de la historia de la civilización humana, los patrones de urbanización han sido los más fuertes cerca de grandes masas de agua. Inicialmente, esto fue solo para satisfacer las necesidades de agua y alimentos de grandes poblaciones. Sin embargo, desde la Revolución Industrial, la tendencia de urbanización ha continuado a lo largo de las vías fluviales porque se necesita suficiente agua para sustentar la industria. Muchas empresas no solo necesitan grandes cantidades de agua para fabricar productos, sino que también dependen de los océanos y los ríos para transportar mercancías. Es por eso que el 75% de las áreas urbanas más grandes del mundo se encuentran en regiones costeras.

La urbanización continúa después de la industria

A medida que la industria genera crecimiento económico, también lo hace la demanda de agencias de educación y obras públicas que caracterizan a las áreas urbanas. Esta demanda surge porque las empresas que buscan nuevas tecnologías necesitan una mano de obra calificada para aumentar la productividad, y las agradables condiciones de vida atraen a trabajadores calificados al área.

Una vez que se industrializa un área, el proceso de urbanización continúa por un período mucho más largo a medida que el área atraviesa varias etapas de reforma económica y social. Este concepto se ilustra mejor comparando una ciudad como Bangkok, ubicada en un país subdesarrollado, con una ciudad estadounidense como Los Ángeles y una ciudad europea como Berlín. Todas las ciudades tienen un nivel progresivamente más alto de prosperidad social, ambiental y económica logrado a través de una mayor educación, la intervención del gobierno y la reforma social.