En este momento estás viendo Compra fuerte

¿Qué es una compra fuerte?

Compra fuerte es un tipo de recomendación que los analistas dan a una acción que se espera supere el rendimiento promedio del mercado y / o el rendimiento de acciones comparables en el mismo sector o industria. Representa el respaldo explícito de los analistas de acciones.

Comprender la compra fuerte

Se espera que las acciones con una calificación de «compra fuerte» superen pronto a los mercados. La compra fuerte es la recomendación más fuerte que los analistas pueden dar para comprar acciones. Al igual que con cualquier tipo de calificación analítica, la calificación solo es relevante hasta que ocurre un evento material que hace que el analista cambie su visión de la empresa. «Compra fuerte» significa que el analista cree que la sociedad anónima subyacente está experimentando un rendimiento financiero positivo y / o condiciones de mercado favorables.

Una calificación de compra fuerte sugiere que los analistas tienen razones para creer que la acción cotizará significativamente más alto en los próximos meses. Las causas exactas pueden variar, pero en general, el analista suele predecir la ganancia potencial en previsión de algún tipo de evento positivo, como la vuelta a la rentabilidad o el lanzamiento de un nuevo producto. La compra fuerte de acciones suele ir acompañada de un precio objetivo muy optimista para las acciones, como una ganancia del 30% al 50% en los próximos 12 meses.

La fuerte calificación de compra de hace unos años no es muy apreciada. Por lo tanto, muchos bancos de inversión prefieren adherirse a la calificación de compra menos emocional.

Conclusiones clave

  • Una compra fuerte es la recomendación del analista de comprar acciones de una empresa que se espera que tenga un mejor desempeño a corto y mediano plazo, según el análisis.
  • Una calificación de compra fuerte suele ir acompañada de un precio objetivo muy optimista para la acción, como una ganancia del 30% al 50% en los próximos 12 meses.
  • La fuerte calificación de compra de hace unos años no es muy apreciada. Por lo tanto, muchos bancos de inversión prefieren adherirse a la calificación de compra menos emocional.

Posibles razones para recomendaciones de compra sólidas

  • Valorización del precio de la acción: Cuando la tendencia del precio de las acciones de una empresa muestra una racha significativa, los analistas buscan razones que contribuyan a esa racha, y si encuentran que esas razones muestran un desempeño sólido continuo, pueden estar motivados para emitir una recomendación de compra sólida.
  • Estimar revisiones: Cuando una empresa cambia sus estimaciones de ingresos durante un período de tiempo para reflejar un desempeño esperado más sólido, los analistas pueden hacerse eco de ese sentimiento al recomendar que la acción se restablezca a una compra fuerte.
  • Un historial de ganancias positivas es sorprendente: Si una empresa tiene un sólido historial de desempeño superior a sus propios pronósticos de desempeño, los analistas pueden ver las acciones como una mejor opción en comparación con los competidores, lo que hace que una calificación de compra sólida sea ideal.
  • Fuertes perspectivas de crecimiento: Si una empresa hace negocios en una industria sólida y prevé un fuerte crecimiento, eso podría llevar a una recomendación de compra sólida.
  • Controladores de crecimiento: Si una empresa realiza o contribuye a avances tecnológicos significativos en un sector, esto puede ganar la apreciación del analista y una fuerte calificación de compra posterior.