En este momento estás viendo Cortar por cláusula

¿Qué es una cláusula de corte?

Una cláusula separada es una disposición del contrato de reaseguro que permite que una parte, que no sea la empresa de piensos y la empresa de reaseguro, tenga derechos en virtud del acuerdo. Las cláusulas de suspensión a menudo desencadenan eventos específicos, como cuando una empresa de alimentación se declara insolvente.

Conclusiones clave

  • Una cláusula de indemnización es una disposición de un contrato de reaseguro que permite que una parte, distinta del cedente y el reasegurador, tenga derechos en virtud del contrato.
  • Las cláusulas de suspensión a menudo desencadenan eventos específicos, como cuando una empresa de alimentación se declara insolvente.
  • Una cláusula separada puede permitir que un tercero, como otra reaseguradora, compañía de seguros o titular de póliza, acceda a los fondos.

Cómo funciona una cláusula de corte directo

La relación entre la empresa de piensos y la reaseguradora cambia cuando hay una cláusula de corte. Se celebra un contrato de reaseguro entre una empresa de alimentación, como empresa de seguros y una empresa de reaseguro. Una compañía de seguros siempre corre el riesgo de que ocurra un evento que resulte en el pago de las reclamaciones de seguros realizadas por sus asegurados. Una compañía de seguros puede reducir el riesgo de que se paguen sus pólizas alimentando o transfiriendo algunas de sus pólizas a otra aseguradora, conocida como reaseguradora. La empresa de reaseguros adquiere algunas de las pólizas de la empresa de piensos y, alternativamente, algunas de las primas ganadas por la empresa de piensos, conocida como cedente, las pagan sus clientes asegurados.

Como resultado, la compañía de reaseguros se compromete a indemnizar a la compañía de piensos por las reclamaciones realizadas. El contrato de reaseguro suele celebrarse entre la empresa de piensos y el reasegurador y no otras partes, como los asegurados. Es decir, incluso el asegurado no puede obligar a la empresa reaseguradora a actuar ya que el asegurado no forma parte de la relación contractual entre cedente y reasegurador. Sin embargo, una cláusula de indemnización modifica esta relación contractual permitiendo que un tercero tenga derechos frente a la empresa reaseguradora.

Sin embargo, estos derechos solo comienzan si se estimula la oferta aislada. La cláusula de corte dentro del contrato de reaseguro es una cláusula que permite que un tercero tenga derechos en determinadas circunstancias. Básicamente, una cláusula de corte corta el contrato. Sin embargo, también se puede requerir un endoso independiente, que es un complemento separado que permite a un tercero presentar una reclamación por daños a la reaseguradora si el cedente no puede pagar.

Cómo utilizar una cláusula de corte directo

Los acuerdos de reaseguro suelen ir acompañados de cláusulas de corte cuando la empresa de alimentación tiene problemas o se vuelve insolvente financieramente, lo que significa que no puede pagar sus deudas. También se podría incluir un endoso por separado, lo que permite al reasegurador realizar pagos financieros sobre las reclamaciones. Las partes aseguradas que adquieren derechos en virtud de la cláusula generalmente necesitan protección cuando la compañía de seguros es insolvente y no puede hacer los pagos de las reclamaciones, o si son liquidadas por los reguladores de seguros.

Las pólizas de seguros y las relaciones entre las compañías de reaseguros, cedentes y aseguradoras pueden ser bastante complejas. Incluso las reaseguradoras, por ejemplo, vinculan algunas de sus pólizas a otras reaseguradoras en un proceso llamado revocación. El reasegurador es la empresa que recibe pólizas de otro reasegurador.

Todas estas acciones de alimentar pólizas de una compañía de seguros a otra compañía de seguros ayudan a la industria de seguros a distribuir el riesgo de que una aseguradora pague las reclamaciones. Es decir, las políticas de alimentación ayudan a evitar que una aseguradora incumpla con los pagos después de un evento importante, como un desastre natural.

Una cláusula separada permite a terceros, como reaseguradores, compañías de seguros y asegurados, modificar el contrato de reaseguro original y obtener acceso a fondos o derechos dentro de ese contrato.

Sin embargo, las circunstancias pueden ser desafiantes cuando el reasegurador está obligado a hacer el custodio y los asegurados también están presentando reclamos por dinero del contenedor. Como resultado, un reasegurador puede verse atrapado entre reclamaciones en conflicto entre el asegurado, el cedente y otros reaseguradores. Una cláusula de separación claramente definida puede ayudar en estas situaciones desafiantes, especialmente si el contenedor es insolvente.

Beneficios de una cláusula de corte tres

Las cláusulas de cobro tienen numerosos beneficios para todas las partes involucradas, incluido el asegurado, el reasegurador y la compañía de seguros de alimentos.

Asegurados

Los asegurados se benefician de la protección adicional proporcionada por disposiciones discretas. En lugar de trabajar con los reguladores de seguros para presentar reclamaciones contra una aseguradora insolvente, los asegurados pueden trabajar directamente con la reaseguradora.

Compañía de seguros de alimentación

Las aseguradoras de piensos consideran útil la cláusula porque obliga a la empresa de reaseguros a garantizar los pagos de las reclamaciones, lo que permite que una empresa que normalmente no podría atraer clientes comerciales más grandes se vea más estable y atractiva.

Compañía de reaseguro

Los reaseguradores encuentran útil la cláusula, ya que puede permitirles proporcionar servicios en áreas donde no puede tener licencia. Una cláusula separada sirve como una herramienta competitiva, permitiendo al reasegurador capturar un tipo particular de negocio de reaseguro. Sin embargo, esto podría ir acompañado de un endoso discreto, que puede ayudar a los reaseguradores que no tienen licencia en un área en particular a proporcionar reaseguro.