En este momento estás viendo Costo variable frente a costo fijo: ¿Cuál es la diferencia?

Costos variables frente a costos fijos: descripción general

Los costos variables y los costos fijos, en la economía, son los dos tipos principales de costos en los que incurre una empresa al producir bienes y servicios. Los costos variables varían de acuerdo con la cantidad de producción producida, y los costos fijos siguen siendo los mismos sin importar cuánto produzca una empresa.

Conclusiones clave

  • Las empresas tienen dos tipos de costos de producción: costos variables y costos fijos.
  • Los costos variables varían según la cantidad de producción producida.
  • Los costos variables pueden incluir mano de obra, comisiones y materias primas.
  • Los costos fijos siguen siendo los mismos independientemente de la producción.
  • Los costos fijos pueden incluir pagos de arrendamiento y alquiler, seguros e intereses.

Costos variables

Los costos variables son los costos de una empresa que están relacionados con la cantidad de bienes o servicios que produce. Los costos variables de una empresa aumentan y disminuyen según su volumen de producción. A medida que aumenta el volumen de producción, aumentan los costos variables. Por otro lado, si el volumen disminuye, también habrá costos variables.

Los costos variables suelen ser diferentes entre industrias. Por lo tanto, no es útil comparar los costos variables de un fabricante de automóviles y un fabricante de electrodomésticos, por ejemplo, porque la producción de sus productos no es comparable. Por tanto, es mejor comparar los costos variables entre dos empresas que operan en la misma industria, como dos fabricantes de automóviles.

Puede calcular los costos variables multiplicando la cantidad de producción por el costo variable por unidad de producción. Este cálculo es sencillo y no tiene en cuenta otros costes como mano de obra o materias primas.

Suponga que una empresa ABC produce tazas de cerámica a un costo de $ 2 por taza. Si la empresa produce 500 unidades, su costo variable es de $ 1,000. Sin embargo, si la empresa no produce ninguna unidad, no incurrirá en costos variables para producir las tazas. De manera similar, si la empresa produce 1000 unidades, el costo aumentará a $ 2000.

Los ejemplos de costos variables pueden incluir mano de obra, comisiones, empaque y producción de materia prima.

Las empresas pueden conocerse como costos semivariables, que son una combinación de costos variables y fijos.

Costes fijos

A diferencia de los costos variables, los costos fijos de una empresa no son iguales al volumen de producción. Los costos fijos siguen siendo los mismos independientemente de que se produzcan o no bienes o servicios. Por tanto, una empresa no puede evitar los costes fijos.

Usando el mismo ejemplo anterior, una empresa ABC probablemente tenga un costo fijo de $ 10,000 por mes para alquilar la máquina que usa para producir tazas. Si la empresa no produce tazas durante el mes, aún tendría que pagar $ 10,000 por el costo de alquilar la máquina. Por otro lado, si produce un millón de tazas, su costo fijo seguirá siendo el mismo. Los costos variables varían de cero a $ 2 millones en este ejemplo.

Los ejemplos más comunes de costos fijos incluyen pagos de arrendamiento y alquiler, servicios públicos, seguros, ciertos salarios y pagos de intereses.

Consideraciones Especiales

Cuanto más altos son los costos fijos de una empresa, más ingresos necesita para alcanzar el punto de equilibrio, lo que significa que tiene que trabajar más para producir y vender sus productos. Esto se debe a que estos costos ocurren con regularidad y rara vez cambian.

Si bien los costos variables tienden a permanecer planos, el impacto de los costos fijos en la línea de base de una empresa puede variar según la cantidad de productos que produce. Entonces, a medida que aumenta la producción, también aumentan los costos fijos. El precio de una mayor cantidad de bienes se puede distribuir sobre la misma cantidad de costo fijo. De esta manera, una empresa puede lograr economías de escala aumentando la producción y reduciendo los costos.

Por ejemplo, ABC tiene un arrendamiento de $ 10,000 por mes en su planta de producción y produce 1,000 tazas por mes. Por lo tanto, puede distribuir el costo fijo del arrendamiento a $ 10 por taza. Si produce 10,000 tazas por mes, el costo fijo del arrendamiento baja a $ 1 por taza.