fbpx
Inversión/ Acciones

¿Cuándo beneficia a su empresa comprar acciones en circulación?

Cuando se anuncia una recompra de acciones, significa que la empresa emisora ​​tiene la intención de recomprar algunas de las acciones en circulación emitidas originalmente para reunir capital. A cambio de renunciar a la propiedad de la empresa y dividendos periódicos, a los accionistas se les paga el valor justo de mercado de las acciones en el momento de la recompra.

Una empresa puede optar por recomprar acciones en circulación por varias razones. La recompra de acciones en circulación puede ayudar a una empresa a reducir su costo de capital, aprovechar la subvaluación temporal de las acciones, consolidar la propiedad, aumentar las métricas financieras clave o liberar ganancias para pagar las bonificaciones operativas.

Conclusiones clave

  • A veces, las empresas compran algunas de sus propias acciones en circulación en el mercado, comprando acciones que se emitieron originalmente para recaudar dinero.
  • Una empresa puede hacer esto por una variedad de razones, incluida la sustitución de la financiación de acciones por una financiación de deuda más rentable.
  • Las empresas también pueden utilizar las compras para beneficiarse de acciones infravaloradas o para consolidar la propiedad de capital.

Reducir el costo del financiamiento con acciones

La interpretación más generosa de la recompra de una empresa es que el negocio funciona financieramente y ya no necesita tanta financiación de capital. En lugar de cargar con la carga de las acciones anónimas y los pagos de dividendos que requiere, la empresa reembolsa la inversión de los accionistas, reduciendo su costo promedio de capital. Sin embargo, el propósito de la deuda y el capital social es financiar el crecimiento.

Entonces, cuando una empresa devuelve voluntariamente su capital social, puede ser una señal de que no tiene proyectos de expansión viables en los que invertir. Las empresas de primera línea que han llegado a dominar sus industrias pueden recomprar acciones porque no queda mucho espacio para el crecimiento, lo que hace innecesarias las grandes reservas de capital.

La recompra de una empresa puede verse como una señal de que la empresa lo está haciendo bien y que no requiere tanta financiación de capital, o, más negativamente, como una señal de que a la empresa no le quedan buenos proyectos de expansión por desarrollar.

Explotación de acciones no valoradas

La recompra de una empresa no siempre implica que la empresa emisora ​​esté utilizando usos para la financiación de acciones. De hecho, también se puede utilizar como una herramienta estratégica destinada a generar más capital social sin emitir acciones adicionales.

Si la empresa siente que sus acciones están infravaloradas, puede optar por comprar algunas o todas las acciones en circulación al precio deflacionario y esperar a que el mercado se corrija. Una vez que el precio de las acciones sube, la empresa puede volver a emitir la misma cantidad de acciones al nuevo precio más alto, aumentando el capital social total y manteniendo estable la cantidad de acciones en circulación.

Consolidación de la propiedad

La compra de acciones también se utiliza como un medio para consolidar la propiedad. Cada acción representa una pequeña parte de la propiedad de una empresa. Cuantas menos acciones en circulación, menos personas tiene que responder la empresa.

Tener menos acciones en circulación es una forma sencilla de medir algunas métricas financieras importantes que los analistas e inversores utilizan para estimar el valor y el potencial de crecimiento empresarial. La proporción de ganancias por acción (EPS) aumenta automáticamente a medida que disminuye su denominador. Del mismo modo, la cifra de rendimiento sobre el capital (ROE) gana una ventaja si se minimiza el capital social mientras que las ganancias se mantienen estables.

Si bien puede ser comprensible que una empresa quiera poner el control del negocio en manos de su liderazgo principal, la realidad es que se están utilizando más compras como una forma de aumentar la compensación de los ejecutivos. Los dividendos de los accionistas se pagan con los beneficios netos de una empresa. Si hay menos accionistas, el proverbio se divide en menos partes.

Además, muchos programas de bonificación corporativos se basan en el negocio de lograr ciertas metas financieras. Los puntos de referencia comunes incluyen mayores tasas de EPS y DES, como se mencionó anteriormente. La recompra de acciones en circulación permite a las empresas aumentar la compensación de los ejecutivos al hacer que la empresa sea más rentable.