En este momento estás viendo Datos longitudinales

¿Qué son los datos longitudinales?

Los datos longitudinales, a veces llamados datos de panel, son datos recopilados a través de una serie de observaciones repetidas sobre los mismos sujetos durante varios períodos de tiempo extendidos, y son útiles para medir el cambio. Los datos longitudinales siguen el mismo ejemplo a lo largo del tiempo, que es fundamentalmente diferente de los datos transversales porque siguen los mismos temas a lo largo del tiempo, y los datos transversales de diferentes temas (ya sean individuos, empresas, países o regiones) en cada punto. Mientras tanto, un conjunto de datos de corte transversal siempre extraerá una nueva muestra aleatoria.

Los datos longitudinales se utilizan ampliamente en las ciencias sociales, incluso entre economistas, politólogos y sociólogos.

Conclusiones clave

  • Los datos longitudinales son datos recopilados secuencialmente de los mismos encuestados a lo largo del tiempo.
  • Este tipo de datos puede ser muy importante para rastrear tendencias y cambios a lo largo del tiempo al hacer preguntas a los mismos encuestados en varias oleadas realizadas a lo largo del tiempo.
  • Los datos longitudinales en el campo de las finanzas se utilizan para rastrear la rentabilidad, el riesgo de las empresas y para comprender el efecto de los choques económicos.

Comprensión de datos longitudinales

Los analistas suelen estar interesados ​​en cómo cambian las cosas con el tiempo. En un ejemplo típico de sección transversal, incluso si mide alguna variable hoy y luego nuevamente dentro de un año, probablemente estará muestreando a diferentes personas cada vez. Para manejar mejor cómo cambian las cosas para las mismas personas a lo largo del tiempo, debe poder rastrearlas y seguirlas dentro de años y en oleadas en el futuro. Estos son detalles longitudinales.

Los datos longitudinales se utilizan a menudo en estudios económicos y financieros porque tienen diferentes ventajas sobre los datos transversales repetidos. Por ejemplo, debido a que los datos longitudinales miden cuánto duran los eventos, se pueden usar para ver si el mismo grupo de personas permanece desempleado durante una recesión, o si diferentes personas entran y salen del desempleo. Esto puede ayudar a determinar los factores que más afectan el desempleo.

Aplicación de datos longitudinales

El análisis longitudinal también se puede utilizar para calcular el valor de una cartera en riesgo (VaR), utilizando el método de simulación histórica. Esto prevé cómo habría cambiado el valor de la cartera actual en períodos de tiempo anteriores, utilizando las fluctuaciones históricas observadas de los activos en la cartera durante esos tiempos. Proporciona una estimación de la pérdida máxima probable durante el próximo período de tiempo.

Los datos longitudinales también se utilizan en estudios de salida para analizar los factores que impulsan los rendimientos anormales de las acciones a lo largo del tiempo, o cómo reaccionan los precios de las acciones a las notificaciones de fusiones y ganancias. También se puede utilizar para medir la pobreza y la desigualdad de ingresos mediante el seguimiento de hogares individuales. Y debido a que las escuelas longitudinales tienen puntajes de exámenes estandarizados, pueden usarse para evaluar la efectividad de los maestros y otros factores que afectan el desempeño de los estudiantes.

Los científicos sociales también usan datos longitudinales para tratar de comprender la causalidad de eventos que pueden haber ocurrido en el pasado y cómo ocurren los resultados observados en oleadas posteriores de datos. Por ejemplo, el efecto de aprobar la ley sobre las estadísticas delictivas o un desastre natural sobre los nacimientos y las muertes años después.