En este momento estás viendo Depreciación competitiva

¿Qué es la depreciación competitiva?

La devaluación competitiva es un escenario teórico en el que una nación iguala una devaluación repentina en la moneda de otro país, a menudo en forma de ojo por ojo. Es decir, una nación se compara con la devaluación de la moneda de otra, que valora su moneda en respuesta. El objetivo de la devaluación en este caso es hacer que las exportaciones de los países sean más atractivas para el mercado mundial.

Esto ocurre con mayor frecuencia cuando ambas monedas administran sistemas de tipos de cambio en lugar de tipos de cambio flotantes determinados por el mercado.

Conclusiones clave

  • La devaluación competitiva es cuando un país devalúa estratégicamente su moneda en respuesta a la devaluación de otro país.
  • El acertijo de las exportaciones apunta a mantener al segundo país competitivo en el comercio internacional, pero podría conducir a una devastadora espiral de ojo por ojo.
  • La devaluación competitiva puede resultar en guerras comerciales o impactos negativos en socios comerciales que no están directamente involucrados en las devaluaciones de ojo por ojo.

Comprensión de la depreciación competitiva

La devaluación competitiva es una serie de devaluaciones recíprocas de monedas entre dos o más monedas nacionales como resultado de que estas naciones realizan movimientos de ojo por ojo para estar a la vanguardia de los mercados de exportación internacionales. Los economistas consideran que la devaluación competitiva es perjudicial para la economía mundial porque podría compensar una ronda de guerras de divisas que podrían tener consecuencias adversas no deseadas, como un mayor proteccionismo y barreras comerciales.Como mínimo, la devaluación competitiva podría generar volatilidad competitiva y mayores costos de cobertura para los importadores y exportadores, lo que podría obstaculizar un mayor nivel de comercio internacional.

Muchos estudiosos de la economía consideran que la devaluación competitiva es una forma de política económica de “empobrecimiento del vecino” porque, en esencia, es una nación que busca obtener ventajas económicas sin tener en cuenta sus posibles efectos nocivos en otros países. Los economistas usan el término “empobrecer al vecino” para las políticas económicas promulgadas por un país con el fin de abordar su propia situación económica, lo que a su vez agrava la situación económica de los países, otros y los países vecinos son “mendigos”. “Si bien los economistas suelen utilizar el término para referirse a una política comercial internacional que perjudica a los socios comerciales de un país, en la devaluación competitiva el término se aplica principalmente a las monedas.Los economistas rastrean los orígenes de estas políticas para tratar de combatir la depresión interna y las altas tasas de desempleo aumentando la demanda de exportaciones de la nación a través de barreras comerciales y devaluación competitiva.

Apelación de devaluación competitiva

Un país puede participar en una devaluación competitiva ya que el acto de depreciar una moneda estratégica a menudo mejorará la competitividad de las exportaciones de la nación. Al reducir el costo de los bienes exportados desde esa nación, el país se vuelve más atractivo para los compradores extranjeros. Debido a que encarece las importaciones, la devaluación de la moneda puede tener un impacto positivo en el déficit comercial de una nación. La devaluación de la moneda obliga a los consumidores nacionales a buscar alternativas locales a los productos importados, lo que a su vez impulsa la industria nacional. Esta combinación de crecimiento impulsado por las exportaciones y una mayor demanda interna tiende a generar un mayor empleo y un crecimiento económico más rápido.

Sin embargo, un país debe estar alerta a las tendencias de devaluación de la moneda. La devaluación de la moneda puede reducir la productividad, ya que las importaciones de equipo y maquinaria de capital pueden resultar demasiado costosas. La devaluación reduce en gran medida el poder adquisitivo de los ciudadanos de una nación en el extranjero.