fbpx
Inversión/ Mercados

Descripción general de los mercados alcistas y bajistas

En el mundo de las inversiones, los términos «alcista» y «bajista» se utilizan a menudo para referirse a las condiciones del mercado. Estos términos describen cómo les está yendo a los mercados de valores en general, es decir, si están apreciando o depreciando el valor. Y como inversor, la dirección del mercado es una fuerza importante que tiene un gran impacto en su cartera. Por lo tanto, es importante comprender cómo cada una de estas condiciones de mercado puede afectar sus inversiones.

Conclusiones clave

  • Un mercado alcista es un mercado en crecimiento con una economía sólida; aunque hay un mercado bajista en una economía en declive, donde el valor de la mayoría de las acciones está disminuyendo.
  • Si bien algunos inversores pueden ser «bajistas», la mayoría de los inversores suelen ser «alcistas». El mercado de valores, en su conjunto, tendió a registrar resultados positivos en horizontes amplios.
  • Un mercado bajista puede ser más arriesgado para invertir, porque muchas acciones pierden valor y los precios caen.
  • Dado que es difícil establecer un fondo de mercado a tiempo, los inversores pueden retirar su dinero de un mercado bajista y quedarse con efectivo hasta que la tendencia se invierta, lo que hará que los precios bajen.

Mercado alcista vs. mercado bajista

Un mercado alcista es un mercado en crecimiento en el que las condiciones de la economía son generalmente favorables. Existe un mercado bajista en una economía en recesión donde el valor de la mayoría de las acciones está disminuyendo. Dado que las percepciones de los inversores sobre los mercados financieros son muy influyentes, estos términos también reflejan cómo se sienten los inversores sobre el mercado y las tendencias económicas posteriores.

El mercado alcista se caracteriza por un aumento continuo de los precios. Para los mercados de valores, un mercado alcista representa un aumento en el precio de las acciones de la empresa. En esos momentos, los inversores suelen tener fe en que la tendencia alcista continuará a largo plazo. En este caso, la economía del país tiende a ser fuerte y los niveles de empleo altos.

Por el contrario, el mercado bajista está disminuyendo. Generalmente, un mercado no se considera un mercado «bajista» real a menos que haya caído un 20% o más desde los máximos recientes. En un mercado bajista, los precios de las acciones caen constantemente. Esto ha llevado a una tendencia a la baja que los inversores creen que continuará; esta creencia, a su vez, sigue la espiral descendente. Durante un mercado bajista, la economía se desacelera y el desempleo aumenta a medida que las empresas comienzan a despedir trabajadores.

Características de los mercados alcistas y bajistas

Si bien una condición de mercado alcista o bajista está marcada por la dirección de los precios de las acciones, hay una serie de características que los inversores deben conocer.

Oferta y demanda de valores

En un mercado alcista, hay una fuerte demanda y una escasa oferta de valores. Es decir, muchos inversores quieren comprar valores pero pocos están dispuestos a venderlos. Como resultado, los precios de las acciones subirán a medida que los inversores compitan por el capital disponible.

Lo contrario es cierto en un mercado bajista: más personas quieren vender que comprar. La demanda está muy por debajo de la oferta y, como resultado, los precios de las acciones están cayendo.

Psicología del inversor

Debido a que el comportamiento del mercado influye y determina cómo las personas perciben y reaccionan a su comportamiento, la psicología y las actitudes de los inversores influyen en si el mercado sube o baja. El rendimiento del mercado de valores y la psicología del inversor son interdependientes. En un mercado alcista, los inversores participan voluntariamente con la esperanza de obtener beneficios.

Durante un mercado bajista, el sentimiento del mercado es negativo; los inversores comienzan a sacar su dinero de la renta variable a valores de renta fija mientras esperan un movimiento positivo en el mercado de valores. En definitiva, la caída de las cotizaciones bursátiles impulsa la confianza de los inversores. Esto obliga a los inversores a mantener su dinero fuera del mercado, lo que lleva a una caída generalizada de los precios a medida que aumentan las salidas.

Cambio en la actividad económica

Debido a que las empresas cuyas acciones cotizan en las bolsas participan en la economía más grande, existe un fuerte vínculo entre el mercado de valores y la economía.

Un mercado bajista está asociado con una economía débil. La mayoría de las empresas no pueden registrar grandes ganancias porque los consumidores no gastan lo suficiente. Esta disminución de las ganancias afecta directamente la forma en que el mercado valora las acciones.

En un mercado alcista sucede lo contrario. La gente tiene más dinero para gastar y está dispuesta a gastarlo. Esto impulsa y fortalece la economía.

Midiendo los cambios del mercado

El determinante clave de si el mercado alcista o bajista es solo la reacción instintiva del mercado en una ocasión determinada no es solo el rendimiento a largo plazo. Los pequeños movimientos indican solo una tendencia a corto plazo o una corrección del mercado. No es posible decidir si habrá o no un mercado alcista o un mercado bajista, sino durante un período de tiempo más largo.

Sin embargo, no todos los movimientos largos en el mercado pueden designarse como alcistas o bajistas. A veces, un mercado puede pasar por un período de estancamiento al tratar de encontrar una dirección. En este caso, una serie de movimientos ascendentes y descendentes revertirían las ganancias y pérdidas y conducirían a una tendencia plana del mercado.

Es casi imposible cronometrar el mercado a la perfección.

Que hacer en cada mercado

En un mercado alcista, lo mejor que puede hacer un inversor es aprovechar el aumento de los precios comprando acciones al principio de la tendencia (si es posible) y luego vendiéndolas cuando hayan alcanzado su punto máximo.

Durante el mercado alcista, cualquier pérdida debe ser pequeña y temporal; Normalmente, un inversor puede invertir de forma activa y segura en más acciones con una mayor probabilidad de rendimiento.

En un mercado bajista, sin embargo, es más probable que se pierdan porque los precios están perdiendo valor constantemente y, a menudo, el final no es visible. Incluso si decide invertir en anticipación al progreso, probablemente incurrirá en una pérdida antes de que ocurra cualquier cambio. Por lo tanto, la mayor parte de la rentabilidad se puede encontrar en inversiones de venta a corto o más seguras, como valores de renta fija.

Un inversor también puede recurrir a acciones protegidas, cuyo rendimiento solo se ve afectado por las tendencias cambiantes del mercado lo menos posible. Por lo tanto, las acciones protegidas se mantienen estables en ciclos económicos y auges sombríos. Estas son industrias como servicios públicos, a menudo propiedad del gobierno. Son artículos de primera necesidad que la gente compra independientemente de las condiciones económicas.

Además, los inversores pueden aprovechar la posibilidad de tomar una posición corta en un mercado bajista y aprovechar la caída de los precios. Hay una variedad de formas de lograr esto, incluidas las ventas en corto, la compra de fondos invertidos cotizados en bolsa (ETF) o la compra de opciones de compra.

La línea de base

Tanto los mercados bajistas como los alcistas tendrán un gran impacto en sus inversiones, por lo que es una buena idea tomarse un tiempo para averiguar qué está haciendo el mercado al tomar una decisión de inversión. Recuerde que el mercado de valores siempre ha proporcionado una rentabilidad positiva a largo plazo.