En este momento estás viendo Disfrute de la vida ahora y aún guarde para más tarde

Tratar de vivir bien el momento y ahorrar para una jubilación placentera es un gran dinero financiero. La buena noticia es que se pueden hacer ambas cosas. Equilibrar estas dos necesidades no se trata solo de asegurarse de mantener su casa financiera en orden mientras disfruta de su estilo de vida. Las personas pueden aprender a equilibrar los dos objetivos que suelen estar en conflicto (objetivos de estilo de vida y objetivos de jubilación) mediante el siguiente proceso de cuatro pasos:

1. Evalúe su situación

Empiece por analizar la forma en que vive ahora. Una forma de hacerlo es hacerse una lista de preguntas. Esta sencilla prueba podría denominarse «barómetro de la felicidad». Ejemplos incluyen:

  • ¿Estoy contento con mi estilo de vida actual?
  • ¿Siento que tengo suficientes recursos económicos para mantener mi estilo de vida?
  • ¿Estoy disfrutando la vida?
  • ¿Hay cosas que quiero hacer, pero aún no he empezado a ganar?
  • ¿Vivo donde quiero vivir?
  • ¿Estoy conduciendo el tipo de coche que quiero conducir y, si no es así, qué importancia tiene?

Luego mire sus finanzas y haga preguntas en su lista como:

  • ¿Estoy ahorrando lo suficiente para mi jubilación?
  • ¿Puedo pagar mis facturas a tiempo?
  • ¿Tengo suficientes ingresos disponibles?

Si responde “no” a algunas de estas preguntas, es posible que deba revisar algunos de sus objetivos, cambiar su estilo de vida o ambos. Estas revisiones deben centrarse en las necesidades frente a las aspiraciones en su vida.

Conclusiones clave

  • Para evaluar su situación financiera, hágase preguntas sobre qué tan feliz es su estilo de vida actual con usted y cómo maneja su dinero.
  • Desarrolle un nuevo estilo de vida y metas de jubilación si su actual no coincide.
  • Diseñe una estrategia para asegurar que nuestros objetivos puedan estar alineados y asegúrese de revisar y actualizar su plan cada tres meses.

2. Desarrollo de nuevos objetivos

Si encuentra una desconexión entre sus objetivos de estilo de vida y sus objetivos de jubilación, probablemente necesite desarrollar nuevos objetivos o revisar los que ya tiene. Asegúrese de que esos objetivos se basen de manera realista en sus recursos financieros. Una vez más, deberá diferenciar entre sus necesidades y sus necesidades.

Objetivos de estilo de vida

Para ayudarlo a mantenerse al día con sus objetivos de estilo de vida, haga una lista escrita de las cosas que desea hacer, una lista de las cosas que podrían hacer que su vida sea más agradable. Esta «lista de placer» puede incluir: solo los pasatiempos que desea seguir, los lugares a los que desea ir, los restaurantes que desea probar, los lugares donde desea vivir, el tipo de automóvil que desea conducir y las organizaciones benéficas que desea apoyo.

Objetivos de salida

Revise y evalúe sus metas de jubilación para determinar si está bien encaminado con sus necesidades y objetivos financieros proyectados. Esto incluye revisar su presupuesto y realizar las revisiones necesarias.

Si aún no ha establecido sus metas de jubilación, ahora es el momento de hacerlo. Si necesita ayuda con esto, consulte con un planificador financiero calificado.

3.Haz un plan

Una vez que haya establecido sus objetivos de estilo de vida y de jubilación, el siguiente paso es determinar si pueden convivir juntos. Incorpore ambos conjuntos de objetivos en su presupuesto y agregue cifras en dólares a cada objetivo de estilo de vida. Esta es una de las áreas clave donde comenzará a hacer los cambios necesarios eliminando los innecesarios.

No ponga en peligro sus objetivos de jubilación. En su lugar, reduzca las partidas presupuestarias menos importantes. Por ejemplo, un objetivo de estilo de vida podría ser jugar al golf un sábado al mes. Si sus finanzas no le permiten disfrutar de este pasatiempo, no lo quite de su lista. Busque en otra parte del presupuesto una fuente de financiación. Por ejemplo, puede encontrar que llevar comida al trabajo en lugar de comprar su almuerzo dos o tres días a la semana puede aumentar sus ingresos disponibles.

Revise cada objetivo de estilo de vida y averigüe qué debe hacer en su presupuesto para lograrlo. La idea es que su presupuesto funcione para usted y no al revés.

4. Seguimiento y reevaluación

Una vez que haya implementado su plan, verifique al menos una vez cada tres meses para asegurarse de que el plan esté bien encaminado, y luego reevalúe sus metas, objetivos y presupuesto una vez al año, al menos para averiguar si necesita hacer algún cambio. Es posible que deba monitorear y reevaluar con más frecuencia si está cumpliendo sus metas y objetivos.

Asegúrese de averiguar qué funcionó bien, qué no y qué necesita cambiar. A medida que avance en este proceso, descubrirá que su estilo de vida y sus metas de jubilación pueden cambiar. Esté dispuesto a acostumbrarse, pero siéntase libre de abandonar metas importantes. Sea persistente en la búsqueda de lo que necesita.

La línea de base

Para equilibrar bien la vida ahora que se está jubilando bien, comience con una evaluación de su situación actual. Luego, desarrolle un nuevo conjunto de objetivos de estilo de vida para lograr lo que desea. Ponga un plan en acción decidiendo cómo puede lograr sus objetivos dentro de su presupuesto y, finalmente, controle su plan de forma continua.

Con el tiempo, si se apega a sus metas y objetivos, debería encontrar que su calidad de vida mejora y el factor de comodidad de saber que tendrá suficiente para jubilarse.