En este momento estás viendo Empresa a consumidor (B2C)

¿Qué es Business-to-Consumer (B2C)?

El término empresa a consumidor (B2C) se refiere al proceso de venta de productos y servicios directamente entre una empresa y los consumidores que son usuarios finales de sus productos o servicios. La mayoría de las empresas que venden directamente a los consumidores pueden denominarse empresas B2C.

B2C fue muy popular durante el auge de las puntocom de finales de la década de 1990, cuando se utilizó principalmente para referirse a los minoristas en línea que venden productos y servicios a los consumidores a través de Internet.

Como modelo de negocio, existe una gran diferencia entre empresa y consumidor y el modelo de empresa a empresa, que se refiere al comercio entre dos o más empresas.

Conclusiones clave

  • De empresa a consumidor se refiere al proceso mediante el cual las empresas venden productos y servicios directamente a los consumidores, sin ningún hombre medio.
  • B2C se utiliza normalmente para referirse a minoristas en línea que venden productos y servicios a los consumidores a través de Internet.
  • El B2C online ha sido una amenaza para los minoristas tradicionales, que han aprovechado la posibilidad de añadir un margen de beneficio al precio.
  • Sin embargo, empresas como Amazon, eBay y Priceline han tenido éxito y, en última instancia, son una confusión en la industria.

Comprensión de empresa a consumidor

La empresa a consumidor (B2C) se encuentra entre los modelos de ventas más populares y conocidos. Michael Aldrich utilizó por primera vez la idea B2C en 1979, que utilizó la televisión como medio principal para interactuar con los consumidores.

B2C se ha referido tradicionalmente a compras en centros comerciales, cenas en restaurantes, películas de pago por evento e infomerciales. Sin embargo, el auge de Internet ha creado un nuevo canal de negocios B2C en forma de comercio electrónico o venta de bienes y servicios en Internet.

Si bien muchas empresas B2C posteriormente sufrieron el estandarte de las puntocom a medida que el interés de los inversores en el sector disminuyó y la financiación de capital de riesgo se agotó, los líderes B2C como Amazon y Priceline sobrevivieron a la recesión y han tenido mucho éxito desde entonces.

Cualquier negocio que confíe en las ventas B2C necesita mantener una buena relación con sus clientes para garantizar su devolución. A diferencia del negocio a negocio (B2B), cuyas campañas de marketing se centran en demostrar el valor de un producto o servicio, las empresas que confían en B2C necesitan obtener una respuesta emocional a su marketing en sus clientes.

1:24

Negocio a consumidor

Escaparates B2C vs. Minoristas de Internet

Tradicionalmente, muchos fabricantes vendían sus productos a minoristas que tenían ubicaciones físicas. Los minoristas obtuvieron ganancias con el marcado que agregaron al precio pagado al fabricante. Pero eso cambió con la llegada de Internet. Surgieron nuevos negocios que prometían vender directamente al consumidor, reduciendo así al hombre medieval, el minorista, y bajando los precios. Durante el auge de las puntocom de la década de 1990, las empresas lucharon por asegurarse una presencia en la web. Muchos minoristas se vieron obligados a cerrar sus puertas y quebraron.

Diez años después de la revolución de las puntocom, las empresas B2C con presencia en la web siguen liderando a sus competidores tradicionales. Empresas como Amazon, Priceline y eBay sobreviven al boom inicial de las punto com. Continuaron expandiendo su éxito inicial hasta convertirlo en una industria turbulenta.

El B2C en línea se puede dividir en 5 categorías: vendedores directos, intermediarios en línea, B2C basado en publicidad, basado en la comunidad y basado en tarifas.

B2C en el mundo digital

La mayoría de las empresas en línea suelen utilizar cinco tipos de modelos comerciales B2C en línea para dirigirse a los consumidores.

1. Vendedores directos. Este es el modelo más popular, en el que las personas compran productos a minoristas en línea. Estos podrían incluir fabricantes o pequeñas empresas, o simplemente versiones en línea de grandes almacenes que venden productos de diferentes fabricantes.

2. Intermediarios online. Estos son enlaces o intermediarios que no poseen productos o servicios que unen a compradores y vendedores. Sitios como Expedia, Trivago y Etsy se encuentran en esta categoría.

3. Publicidad basada en B2C. Este modelo utiliza contenido gratuito para atraer visitantes a un sitio web. Estos visitantes, a su vez, aparecen en anuncios digitales o en línea. Básicamente, se utilizan grandes cantidades de tráfico web para vender publicidad, que vende bienes y servicios. Un ejemplo son los sitios de medios como el Huffington Post, un sitio de alto tráfico que mezcla publicidad con su contenido nativo.

4. Basado en la comunidad. Sitios como Facebook, que construyen comunidades en línea basadas en intereses comunes, ayudan a los especialistas en marketing y anunciantes a promover sus productos directamente entre los consumidores. Los sitios web orientarán los anuncios según la demografía del usuario y la ubicación geográfica.

5. Basado en tarifas. Los sitios directos al consumidor como Netflix cobran una tarifa para que los consumidores puedan acceder a su contenido. El sitio puede ofrecer contenido gratuito pero limitado mientras se carga la mayor parte. The New York Times y otros periódicos importantes a menudo utilizan un modelo de negocio B2C basado en tarifas.

Empresas B2C y móviles

Diez años después del auge del comercio electrónico, las empresas B2C siguen mirando un mercado en crecimiento: la compra móvil. Con las aplicaciones para teléfonos inteligentes y el tráfico que crece año tras año, las empresas B2C están cambiando la atención de los usuarios móviles y aprovechando esta popular tecnología.

A principios de la década de 2010, las empresas B2C se estaban acelerando para desarrollar aplicaciones móviles, al igual que lo habían hecho con los sitios web décadas antes. En definitiva, el éxito en un modelo B2C depende de la evolución constante de los deseos, opiniones, tendencias y aspiraciones del consumidor.

Debido a la naturaleza de las compras y las relaciones entre empresas, las ventas en el modelo B2B pueden tardar más que las del modelo B2C.

B2C vs. Empresa a empresa (B2B)

Como se mencionó anteriormente, el modelo de empresa a consumidor es diferente del modelo de empresa a empresa (B2B). Mientras que los consumidores compran productos para uso personal, las empresas compran productos para que los utilicen sus empresas. Los encargados de una empresa suelen requerir grandes compras, como bienes de equipo. Esto hace que el poder adquisitivo de una empresa sea mucho más complejo que el poder del consumidor medio.

A diferencia del modelo de negocio B2C, el modelo B2B normalmente tiene diferentes estructuras de precios. Con B2C, los consumidores suelen pagar el mismo precio por los mismos productos. Sin embargo, los precios no son necesariamente los mismos. De hecho, las empresas tienden a negociar precios y condiciones de pago.