fbpx
Macroeconomía/ Ciencias económicas

Equilibrio interreligioso

¿Qué es el equilibrio interreligioso?

El equilibrio interdependiente es un concepto económico que sostiene que el equilibrio de la economía no puede analizarse adecuadamente desde un punto en el tiempo, sino que debe analizarse a largo plazo. De acuerdo con este concepto, los hogares y las empresas deben tomar decisiones considerando el efecto que esas decisiones tendrán en sus finanzas y perspectivas comerciales actuales y futuras.

Conclusiones clave

  • Según la escuela austriaca de economía, la economía está en desequilibrio y, cuando se examina la economía a largo plazo, no alcanza el equilibrio.
  • El equilibrio intermitente es un concepto que asume que los hogares y las empresas toman decisiones basadas en el impacto actual y futuro en sus finanzas.
  • Las decisiones interdisciplinarias que toman las empresas incluyen decisiones de inversión, dotación de personal y estrategia competitiva a largo plazo.

Comprensión del equilibrio interreligioso

Un ejemplo de un individuo que toma una decisión intersexual es aquel que invierte en un programa de ahorro para la jubilación porque, al hacerlo, el individuo está postergando el consumo del presente al futuro. Un término similar, una opción intermedia, es un término económico que describe el impacto de las decisiones actuales sobre las opciones disponibles en el futuro. Teóricamente, si no comes hoy, los niveles de consumo podrían aumentar significativamente en el futuro y viceversa. El economista Irving Fisher creó el modelo mediante el cual los economistas analizan cómo las personas racionales y progresistas toman decisiones interespecíficas; es decir, opciones a lo largo del tiempo.

Las decisiones interdisciplinarias que toman las empresas incluyen decisiones de inversión, dotación de personal y estrategia competitiva a largo plazo.

El equilibrio interreligioso y la escuela austriaca

En la escuela austriaca de economía, el equilibrio interdependiente se refiere a la creencia de que la economía se encuentra en un momento de desigualdad y que cuando se examina la economía a largo plazo no alcanza el equilibrio. Los economistas austriacos, que hacen todo lo posible para resolver problemas económicos complejos mediante la realización de experimentos mentales, argumentan que la tasa de interés coordina el equilibrio intermedio mediante la asignación de recursos a través de la estructura de producción. Por lo tanto, un equilibrio interdependiente solo puede lograrse cuando las opciones de consumo e inversión de los individuos coinciden con la inversión que se realiza en la estructura de producción. Este emparejamiento, o equilibrio, permite que los bienes ingresen al mercado en el futuro, de acuerdo con la preferencia temporal de la población.

Este es un principio central de la Escuela Austriaca, representado por economistas como Friedrich Hayek y Ludwig von Mises, quienes creían que el genio del libre mercado no se adapta perfectamente a la oferta y la demanda, pero alienta la innovación para hacerlo.

Un ejemplo de equilibrio interreligioso

La destrucción creativa es un término acuñado por el economista Joseph Schumpeter y es un ejemplo de equilibrio interdependiente. La destrucción creativa, por ejemplo, se produce cuando las empresas ineficientes cierran. El resultado inmediato es la pérdida de puestos de trabajo y la caída de la producción. Sin embargo, la quiebra de las empresas libera recursos que pueden reasignarse a usos más eficientes a largo plazo. Si solo se considera el corto plazo, el resultado es una pérdida de interés. Sin embargo, a largo plazo, el resultado es un equilibrio interreligioso, que es más eficaz que subvencionar a una empresa en quiebra.