En este momento estás viendo ¿Es Alpha una señal negativa para vender una inversión?

Los inversores y analistas utilizan una amplia gama de indicadores técnicos para evaluar el riesgo relativo de una acción en particular. La gestión óptima del riesgo consiste en poder evaluar el riesgo potencial y la rentabilidad de una inversión desde todos los ángulos, incluido su rendimiento en relación con el rendimiento del mercado en general. Un bajo rendimiento constante puede ser un indicador de un potencial de crecimiento limitado o prácticas comerciales ineficientes. Alpha es una herramienta importante para que muchos inversores averigüen si sus inversiones están funcionando bien.

Conclusiones clave

  • Alpha es una herramienta importante para que muchos inversores averigüen si sus inversiones están funcionando bien.
  • Alfa positivo indica que la seguridad está superando al mercado.
  • Por el contrario, un alfa negativo sugiere que la seguridad no genera resultados al mismo ritmo que el sector en general.
  • Alpha es más útil en el contexto del análisis de cartera completa porque la distribución del capital de inversión entre varios valores diferentes permite la diversificación.

¿Qué es Alpha?

Una de las métricas más populares para comparar el desempeño de una empresa con el de un mercado más amplio es alfa. Básicamente, alfa indica hasta qué punto los rendimientos de las acciones cumplen o superan los rendimientos generados por el mercado.

Una acción con un alfa de cero opera en línea con el mercado. Alfa positivo indica que la seguridad está superando al mercado. Por el contrario, un alfa negativo sugiere que la seguridad no genera resultados al mismo ritmo que el sector en general. Entonces, según esta definición, una acción con un alfa negativo tiene un rendimiento inferior. Pero, ¿significa esto que debería vender tan pronto como esta métrica caiga por debajo de cero?

Alfa negativo como señal

Un bajo rendimiento constante puede ser una gran señal de alerta. Sin embargo, al utilizar los rendimientos del mercado como base para la evaluación del desempeño, alpha asume que el nivel de riesgo de seguridad individual, conocido como riesgo específico de la empresa, es comparable al nivel de mercado, conocido como riesgo sistémico. Por esta razón, alfa es más útil en el contexto del análisis de cartera completa porque la distribución del capital de inversión entre varios valores diferentes permite la diversificación.

La diversificación óptima puede descuidar por completo el riesgo específico de la empresa, dejando el riesgo general de la cartera igual al riesgo de mercado. Dado que es imposible realizar tal diversificación con inversiones de valores únicos, alfa es una representación más precisa del rendimiento. En las inversiones en valores únicos, un alfa negativo no es necesariamente una señal de venta si el valor sigue generando beneficios.

En la gestión de carteras, un alfa negativo indica que sus inversiones no están óptimamente diversificadas. En la gestión de carteras, alfa toma el rendimiento del fondo y resta el rendimiento esperado de su beta para revelar cualquier superávit. Para un administrador de fondos mutuos o una estrategia general, alfa puede indicar la efectividad general del fondo o la estrategia. Además, alfa puede medir qué tan bien puede elegir un gestor de acciones.

Sin embargo, el alfa es una métrica que debe analizarse al crear una estrategia de inversión. Al igual que con cualquier otro indicador, es importante tener una visión integral del riesgo relativo de inversión en lugar de basar las decisiones únicamente en el valor.