En este momento estás viendo ¿Es la ética empresarial importante para la rentabilidad?

Varios factores influyen en la rentabilidad de una empresa, incluidos los equipos de gestión expertos, los empleados productivos y dedicados, la demanda constante de los consumidores y el seguimiento cuidadoso de la línea de base. Además de estas prácticas comerciales reconocidas, está comprobado que las empresas que implementan una filosofía de gestión que se basa en gran medida en la ética empresarial obtienen mejores resultados que aquellas que operan de manera poco ética. Si bien no es la primera variable que se considera al analizar las ganancias de una empresa, la ética empresarial es un catalizador igualmente importante para el éxito de una empresa.

Ética empresarial en la gestión

El liderazgo organizacional es muy importante para su éxito a largo plazo y, si se mantiene en línea con una filosofía de gestión basada en la ética, crea un ejemplo positivo para todos los trabajadores. Las prácticas contables éticas, el trato de los empleados, las interacciones con el público y la información difundida a los accionistas son todas responsabilidades del equipo de liderazgo y pueden tener un impacto directo en la rentabilidad general de la empresa. Cuando estos aspectos centrales del negocio no se cumplen con un tema de ética empresarial de arriba hacia abajo, todos los aspectos del negocio bajo el equipo de gestión tienen el potencial de quedarse cortos a corto o largo plazo.

Ética empresarial y moral de los empleados

Se ha demostrado una y otra vez que los empleados que están contentos con el entorno en el que trabajan son más productivos que los trabajadores insatisfechos. Las prácticas poco éticas en el lugar de trabajo pueden causar malestar generalizado en los empleados, lo que lleva a una mayor insatisfacción con el trabajo que ellos y sus empleadores realizan. Sin embargo, cuando la dirección y los ejecutivos de las empresas fomentan la ética empresarial, por ejemplo, la capacidad de los empleados para centrarse en el trabajo que necesitan para realizar aumenta exponencialmente. La productividad aumenta cuando hay menos distracciones y la moral es alta, lo que resulta en mayores niveles de ganancias para la empresa.

La felicidad de los empleados puede afectar la rotación y la retención, porque es más probable que los trabajadores insatisfechos busquen otras oportunidades, independientemente de los salarios o beneficios más altos ofrecidos por su empleador actual. La contratación y la formación continua de nuevos empleados pueden reducir el capital que una empresa puede gastar en actividades generadoras de ingresos y, en última instancia, reducir sus beneficios a largo plazo.

Ética empresarial e imagen pública

Las empresas no se quedarían sin accionistas e inversores y, por lo tanto, es más importante trabajar con ética empresarial al interactuar con estos actores críticos. La rentabilidad de las empresas que cotizan en bolsa tiende a disminuir rápidamente cuando reciben información sobre casos de conducta poco ética. Cuando se pierde la confianza, puede ser una lucha para una empresa recuperar la confianza del público, sus inversores y sus accionistas; puede llevar años volver a ser rentable.

Todas las empresas dependen de los consumidores con fines de lucro y los consumidores prefieren hacer negocios con empresas éticas. Según un estudio de Nielsen, el 55% de los compradores online en 60 países aceptarían pagar más por bienes o servicios de empresas destinadas a generar un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. Los estudios también muestran que más del 50% de los consumidores dejan de gastar dinero en empresas que no son éticas. Esto es especialmente fácil dada la cantidad de productos sustitutos disponibles en la economía global.

La línea de base

La implementación de una política ética sólida por parte de una empresa garantiza un impacto positivo en todas las partes interesadas, desde los inversores hasta los empleados y los consumidores. Las empresas que establecen el marco para la ética empresarial en todos los aspectos de las operaciones tienen más probabilidades de seguir siendo rentables y seguir siendo rentables que aquellas que realizan negocios de forma poco ética.