En este momento estás viendo Esterilización

¿Qué es la esterilización?

La esterilización es un tipo de actividad monetaria en la que un banco central busca limitar el efecto de las entradas y salidas de capital sobre la oferta monetaria. La esterilización es a menudo la compra o venta de activos financieros en un banco central y está diseñada para compensar el efecto de la intervención cambiaria. El proceso de esterilización se utiliza para manipular el valor de una moneda nacional en relación con otra y se inicia en el mercado cambiario.

Conclusiones clave

  • La esterilización es un acto monetario utilizado por los bancos centrales para prevenir los efectos negativos de las entradas o salidas de capital de la economía de un país.
  • La esterilización clásica implica que los bancos centrales realicen operaciones de compraventa en mercados abiertos.
  • Los bancos centrales suelen modificar la esterilización clásica al incluir medidas de política fiscal para superar problemas como la inflación.

Entendiendo la esterilización

La esterilización requiere que un banco central mire más allá de sus fronteras nacionales participando en divisas.

Por ejemplo, considere la Reserva Federal (FED) comprando moneda extranjera, en este caso el yen, con un dólar en sus reservas. Esta acción ha dado como resultado menos yenes en el mercado en general (la Fed lo ha puesto en reservas) y más dólares, ya que los dólares que estaban en la reserva de alimentos ahora están en el mercado abierto.

Para esterilizar el efecto de esta transacción, la Fed puede vender bonos del gobierno, que eliminan dólares del mercado abierto y los reemplazan con una obligación del gobierno.

Problemas con la esterilización

En teoría, la esterilización clásica, como la descrita anteriormente, debería contrarrestar los efectos negativos de las entradas de capital. Sin embargo, puede que no siempre sea así.

Un banco central puede intervenir en los mercados de divisas para evitar la apreciación de la moneda vendiendo su propia moneda a cambio de activos denominados en moneda extranjera, creando así sus reservas de divisas como un feliz efecto secundario. A medida que el banco central libera más moneda en circulación, la oferta monetaria se expande.

El dinero gastado en la compra de activos extranjeros se destina inicialmente a otros países, pero pronto vuelve a la economía nacional como pago por las exportaciones. La expansión de la oferta monetaria podría conducir a la inflación, lo que podría erosionar la competitividad exportadora de una nación tanto como valdría la moneda.

El otro problema de la esterilización es que algunos países pueden no tener las herramientas para esterilizar eficazmente en los mercados abiertos. Un país que no está completamente integrado con la economía mundial puede tener dificultades para realizar operaciones en el mercado abierto.

Por ejemplo, los países en desarrollo pueden no tener instrumentos financieros sofisticados para invertir en inversores extranjeros. Los bancos centrales pueden tener que lidiar con pérdidas operativas, ya que deben realizar transacciones en moneda extranjera para su cartera de activos. Este problema puede ser particularmente agudo para los países en desarrollo debido al desequilibrio en los tipos de cambio.

Consideraciones Especiales

Para superar estos problemas, los países suelen recurrir a estrategias que combinan la esterilización clásica con otras medidas. Por ejemplo, podrían facilitar los controles de capital y los requisitos de reserva por parte de las instituciones financieras nacionales para estimular las salidas y equilibrar la economía.

También pueden lanzar swaps de divisas vendiendo divisas contra la moneda local y prometiendo comprarlas más tarde. Otras herramientas del arsenal de políticas del banco central son el traslado de los depósitos del sector público de los bancos comerciales al banco central y dificultan el acceso del público al crédito.

Ejemplo de esterilización

Los mercados emergentes pueden estar expuestos a entradas de capital cuando los inversores compran monedas nacionales para comprar activos nacionales. Por ejemplo, un inversor estadounidense que quiera invertir en India tiene que usar dólares para comprar rupias. Si muchos inversores estadounidenses comienzan a comprar rupias, el tipo de cambio de la rupia aumentará.

En este punto, el banco central de la India puede permitir que continúe la volatilidad, lo que puede elevar el precio de las exportaciones indias, o puede comprar divisas con sus reservas para reducir el tipo de cambio. Si el banco central decide comprar moneda extranjera, puede intentar compensar el aumento de rupias en el mercado vendiendo bonos del gobierno denominados en rupias.