En este momento estás viendo Estudio de liderazgo de Michigan

¿Qué son los estudios de liderazgo de Michigan?

El Michigan Leadership Study fue una serie de reconocidos estudios de liderazgo que comenzaron en la Universidad de Michigan en la década de 1950, con el objetivo de identificar principios y tipos de estilos de liderazgo que condujeron a una mayor productividad y una mejor satisfacción laboral entre los trabajadores. Los estudios identificaron dos estilos amplios de liderazgo: orientación a los empleados y orientación a la producción. También identificaron tres características críticas de los líderes efectivos: comportamiento orientado a la tarea, comportamiento orientado a las relaciones y liderazgo participativo.

Conclusiones clave

  • El Estudio de Liderazgo de Michigan identificó los estilos de liderazgo que crearon la mayor satisfacción y productividad de los empleados.
  • Los estudios categorizaron los estilos de liderazgo como orientación a los empleados, que enfatiza las relaciones humanas, u orientación a la producción, que se enfoca en actividades orientadas a tareas.
  • La investigación identificó que la orientación a los empleados con supervisión general arrojó resultados más favorables en comparación con la orientación a la producción y la supervisión directa.
  • Los críticos argumentan que el estudio es limitante porque no considera todas las circunstancias y tipos de organizaciones, líderes y empleados.

Comprensión del estudio de liderazgo de Michigan

El estudio concluyó que la orientación de los empleados combinada con la supervisión general, en lugar de una supervisión cercana o directa, dio como resultado mejores resultados. La orientación a los empleados se centra en la dimensión humana del empleo, haciendo hincapié en que los empleados tienen necesidades que los empleadores deben abordar y cuidar.

Por el contrario, la orientación a la producción se centra en los aspectos técnicos del empleo y los empleados son una forma de completar la producción. Los estudios de liderazgo de Michigan, junto con los estudios de la Universidad Estatal de Ohio que se llevaron a cabo en la década de 1940, son dos de los estudios de liderazgo conductual más famosos y todavía se citan hasta el día de hoy.

Críticos del estudio de liderazgo de Michigan

La afirmación general de los estudios fue que una menor presión y control directos permite a los empleados ser más productivos y realizar sus tareas. Sin embargo, hubo críticas y preguntas sobre la metodología y los resultados de los estudios. Uno de esos criterios es que no se ha tenido en cuenta el contexto de los empleados, el liderazgo y el cuidado, lo que plantea la posibilidad de que la situación en la organización requiera un estilo de liderazgo en lugar de otro.

Además, la disposición de los trabajadores puede ser un factor en el enfoque de liderazgo. La forma en que los empleados se desempeñan en un líder puede ser más práctica si se requiere más dirección debido a las complejidades de la tarea. Del mismo modo, si los empleados demuestran que son capaces y manejan con fluidez sus tareas por sí mismos, hay poca necesidad de un control más explícito. Es posible que no se requiera que un gerente de trabajadores directos dé instrucciones a un equipo de trabajadores veteranos que hayan estudiado y trabajado en una tarea durante muchos años; por lo tanto, en ese contexto, es más probable que el líder les dé más independencia.

Las opciones limitadas de los estudios tampoco consideran que un tamaño no se ajuste a todas las organizaciones o circunstancias. El fracaso del mismo liderazgo por parte de dos empresas diferentes aún puede conducir al fracaso o al éxito debido a otros aspectos establecidos. Los líderes tienden a adaptar sus estilos con el tiempo y según sea necesario, en lugar de mantenerse comprometidos con un patrón constante.

Si bien el Estudio de Liderazgo de Michigan sigue siendo significativo, en los últimos años se han desarrollado teorías y otros estudios de enfoques de liderazgo que toman en cuenta diversas dinámicas, como la filosofía de liderazgo de los servidores.