En este momento estás viendo Exclusión de desgaste y rotura

¿Qué es una exclusión por desgaste?

La exclusión de desgaste que establece que la póliza de seguro no cubre el deterioro normal del objeto asegurado es una disposición en una póliza de seguro. El seguro está diseñado para proteger contra pérdidas inesperadas. Si el seguro cubriera pérdidas inevitables, las aseguradoras tendrían que aumentar significativamente sus primas para cubrir los costos.

Conclusiones clave

  • La exclusión de desgaste en un contrato de seguro establece que las pérdidas debidas al deterioro normal de la propiedad asegurada no están cubiertas.
  • La lista de exclusiones en una póliza puede ser extensa.
  • El asegurador y el asegurado pueden estar en desacuerdo sobre si el desgaste contribuyó al daño.

Comprensión de la exclusión por desgaste y rotura

Las exclusiones por desgaste son bastante comunes. Las pólizas de seguro de automóvil, por ejemplo, no cubren el costo de las piezas de automóvil que se deterioran con el tiempo y el uso, como pastillas de freno, correas de distribución y bombas de agua. Las pólizas de seguro de automóvil solo cubren eventos impredecibles como colisiones.

Las exclusiones por desgaste están diseñadas para responsabilizar a la aseguradora cuando el daño es causado por un cliente que no mantiene, repara y reemplaza adecuadamente las partes de la propiedad asegurada que estaban deterioradas o defectuosas. Para prepararse para pérdidas predecibles por desgaste, los propietarios pueden autoasegurarse apartando dinero cada mes en un fondo de emergencia.

Se especifican las exclusiones

Las exclusiones y limitaciones especificadas en el contrato determinan si una pérdida de propiedad está cubierta. La lista de exclusiones es generalmente extensa.

Una compañía de seguros puede indicar «desgaste» en un reclamo en un intento por evitar el pago contractual. En el caso de un desastre natural, como una inundación o un tornado, las aseguradoras a menudo intentarán invocar el «desgaste» y culpar del daño a la propiedad a una condición preexistente.

Otras exclusiones comunes incluyen mantenimiento deficiente, daño previo, defectos de fabricación o instalación defectuosa. Las reclamaciones por daños en el techo son a menudo una fuente de controversia. Las aseguradoras pueden indicar la edad del techo o su registro de mantenimiento como la causa del daño en lugar de espino.

Los daños a las instalaciones más antiguas a menudo dan lugar a disputas entre aseguradores y aseguradores.

Cuando las partes no están de acuerdo

La disputa sobre un reclamo puede resultar en una demanda de seguro de crédito malo. Esto es especialmente común cuando se dañan los locales comerciales antiguos. Una compañía de seguros inspeccionará la propiedad antes de que se venda la póliza, y el informe puede mostrar que la propiedad estaba en condiciones aceptables o incluso buenas, pero la compañía de seguros puede intentar argumentar el “desgaste”.

Exclusión de desgaste y rotura y lenguaje de causa anticoncurrente

La exclusión del desgaste no conducirá a un lenguaje pionero de “causa anti-concurrente”. Esto implica que no se cubrirán los daños causados ​​o agravados por una multitud de factores, incluidas las causas de cobertura y exposición. Un tribunal de Illinois dictaminó que, en ausencia de ese lenguaje inicial de “causa contraproducente”, cuando el peligro cubierto y el peligro expuesto se unen para causar una pérdida, la pérdida total está cubierta.