En este momento estás viendo Fideicomisario

¿Qué es un fideicomisario?

Un fideicomisario es una persona o empresa que posee y administra propiedades o activos en beneficio de un tercero. Un fideicomisario puede ser designado para una amplia gama de propósitos, por ejemplo, en caso de quiebra, una organización benéfica, un fondo fiduciario o ciertos tipos de planes de jubilación o pensión.

Los fideicomisarios confían en tomar decisiones en el mejor interés del beneficiario y, a menudo, tienen responsabilidad fiduciaria, lo que significa que actúan en el mejor interés de los beneficiarios del fideicomiso para administrar sus activos.

Conclusiones clave

  • Un fideicomisario es una persona o empresa que posee y administra propiedades o activos en beneficio de un tercero.
  • Un fideicomisario puede ser designado para una amplia gama de propósitos, por ejemplo, en caso de quiebra, una organización benéfica o un fondo fiduciario.
  • Los fideicomisarios confían en tomar decisiones en el mejor interés del beneficiario y tienen una responsabilidad fiduciaria para con los beneficiarios del fideicomiso.

Cómo trabaja un fideicomisario

Un fideicomisario es cualquier tipo de persona u organización que tiene el título legal de un activo o grupo de activos a otra persona, conocida como el beneficiario. Este tipo de título legal se otorga a un fiduciario a través de un fideicomiso, que es un acuerdo entre dos partes que consienten.

Un fideicomiso es esencialmente una relación en la que una persona o parte que posee activos (conocida como fideicomisario) le da al fideicomisario el derecho a tener el título de esos activos o propiedad en beneficio de un tercero (conocido como el beneficiario del fideicomiso). ). Se podría crear un fideicomiso para brindar protección legal a los activos del fiduciario y para asegurar que los activos se distribuyan adecuadamente. Es deber del fideicomisario asegurarse de que se cumplan los deseos del fideicomisario.

Por lo tanto, un fideicomisario es responsable de la administración adecuada de todos los bienes y otros activos propiedad del fideicomiso en beneficio de los beneficiarios. Los deberes específicos de un fideicomisario son exclusivos del acuerdo del fideicomiso y dependen del tipo de activos mantenidos en fideicomiso. Por ejemplo, si un fideicomiso se compone de diferentes propiedades inmobiliarias, el fiduciario deberá supervisar esos terrenos.

Los fideicomisarios también deben administrar y supervisar financieramente las cuentas dentro de un fideicomiso cuando este consiste en otras inversiones, como acciones en una cuenta de corretaje.

Los fideicomisarios generalmente tienen un deber fiduciario con el fideicomiso que supervisan, lo que significa que deben dejar de lado las metas e iniciativas personales para hacer lo mejor para el fideicomiso.

Consideraciones Especiales

Todos los fideicomisarios tienen pautas y responsabilidades generales, independientemente de la especificidad del contrato de fideicomiso. Todos los activos deben declararse seguros y bajo el control del fiduciario. Esto incluye comprender los términos del fideicomiso y las aspiraciones de beneficiarios potencialmente únicos. Cualquier activo increíblemente productivo debe considerarse en beneficio de los futuros beneficiarios.

Los fideicomisarios deben interpretar y comprender el contrato de fideicomiso y poder administrar la distribución de los activos del fideicomiso a las partes o beneficiarios correctos. Por ejemplo, se podría establecer un fideicomiso para proporcionar dinero para la educación de los nietos del fideicomisario. El fideicomisario deberá respetar los detalles del contrato de fideicomiso, que pueden incluir los costos específicos que pueden ser asumidos por el dinero del fideicomiso, como la matrícula y los libros.

Los fideicomisarios también deben preparar todos y cada uno de los registros en nombre del fideicomiso, incluidos los estados financieros y las declaraciones de impuestos. Se espera que los fideicomisarios se comuniquen con los beneficiarios de manera regular y los mantengan informados sobre las cuentas y los impuestos relacionados.

Finalmente, se considera que todos los fideicomisarios son los tomadores de decisiones en todos los asuntos del fideicomiso y toman esas decisiones con base en las disposiciones establecidas en el contrato de fideicomiso. Estos temas incluyen obtener respuestas a cualquier pregunta que puedan tener los beneficiarios antes de tomar la decisión.