En este momento estás viendo Giro de vuelta

¿Qué es un cambio de rumbo?

Cuando una empresa que ha tenido un período de bajo rendimiento pasa a un período de recuperación financiera, se denomina rescate. La salvación también puede referirse a la recuperación económica de una nación o región después de un período de recesión o estancamiento. Del mismo modo, puede referirse a la recuperación de una persona cuya situación financiera personal mejora después de un tiempo.

Conclusiones clave

  • La indemnización es la recuperación financiera de una empresa, economía o individuo que no está funcionando bien.
  • La salvación es importante porque marcan un período de mejora y aportan estabilidad al futuro de una entidad.
  • Para crear la salvación, una entidad debe reconocer los problemas, evaluar los cambios y desarrollar e implementar una estrategia de resolución de problemas.

Cómo influir en el cambio de rumbo

La salvación es importante porque marcan un cambio ascendente o una mejora para una entidad después de que ha experimentado un período significativo de negatividad. El salvamento es como un proceso de reestructuración en el que la entidad cambia el período de la pérdida a una ganancia y éxito mientras estabiliza su futuro. Al invertir, el término puede significar la cantidad de tiempo transcurrido entre la realización de un pedido y su cumplimiento.

La salvación puede ocurrir en muchos niveles, desde el individuo hasta la economía de un país o incluso ser un evento global. El término representa una etapa en la que una entidad comienza a recuperarse financiera o positiva y positivamente después de un período de declive.

En la mayoría de los casos, el primer paso para pasar a una fase de recuperación es reconocer los problemas que crean una recesión. Para una empresa, pueden examinar cambios en las estrategias de gestión o la identificación y solución de problemas. En casos difíciles, el mejor curso de acción puede ser liquidar la empresa.

Consideraciones Especiales

Hay características específicas que típicamente identificarán a una entidad que necesita ser salvada. Para las empresas, estos pueden incluir reducciones en el precio de sus acciones, la necesidad de despedir empleados e ingresos que no cubren los requisitos para pagar a los acreedores.

Los cambios en la ventaja competitiva de una empresa y los productos o servicios obsoletos pueden ser un reflejo de una empresa que necesita investigar estrategias de recuperación. Además, una mala gestión de recursos como la mano de obra y el capital puede ejercer presión sobre la empresa.

Un especulador de acciones puede beneficiarse del redondeo si anticipa con precisión la mejora de una empresa que no está funcionando bien.

Catalizador para el cambio

La salvación por sí sola rara vez ocurre, sino que conduce a fuerzas internas y externas. Internamente, se puede prestar más atención a los problemas en los procesos, el gasto, la gestión y otros factores que han creado una situación de deterioro.

Externamente, la empresa puede adquirir nuevas regulaciones que le han otorgado un menor costo de materiales de producción que podrían generar mayores ganancias. Un equipo de gestión de reestructuración revisará las principales causas del fracaso de la empresa y elaborará un plan estratégico que puede incluir la reestructuración o reubicación empresarial.

Ejemplo de cambio

La economía estadounidense colapsó en 2009 después de que la crisis de las hipotecas de alto riesgo colapsara la burbuja inmobiliaria estadounidense. La crisis ha provocado el colapso de algunos de los bancos más grandes del país y del más grande del mundo. La economía comenzó a recuperarse aproximadamente un año después, luego de que el gobierno federal respondiera con una serie de rescates y un paquete de estímulo.

Dos factores que redujeron los ingresos y las ganancias de los fabricantes de automóviles estadounidenses llevaron a un deterioro de las ventas antes de la crisis financiera y a un entorno crediticio más estricto para las ventas de automóviles. A finales de la década de 2000, la industria automotriz atravesó tiempos difíciles.

En 2009, General Motors (GM) se declaró en quiebra como resultado de la crisis y sus acciones se cotizaron en bolsa.Los fondos de ayuda y su quiebra ayudaron a la empresa a restablecer sus ventas de producción y fabricación. En 2010, luego de una reorganización completa, las acciones de GM reanudaron sus operaciones con una mayor producción y ventas.