En este momento estás viendo Habilidades técnicas laborales

¿Qué son las habilidades laborales técnicas?

Las habilidades laborales técnicas, también conocidas como habilidades duras, son talentos y experiencia únicos que lo ayudan a realizar una tarea o trabajo en particular; estas habilidades son diferentes de las habilidades blandas, que son rasgos de carácter y personalidad. Las habilidades técnicas son habilidades que una persona adquiere a través de la práctica y el aprendizaje. Por ejemplo, un individuo es un candidato calificado para una empresa de informática o tecnología con una competencia o un conjunto de habilidades específicas, como excelentes habilidades de codificación informática.

Comprensión de las habilidades técnicas laborales

Las habilidades laborales técnicas son ideales para incluirlas en la parte de habilidades de un currículum porque dan una idea de las habilidades y fortalezas. Sin embargo, es importante comprender que no se deben enumerar todas las habilidades técnicas disponibles para una persona. La lista debe adaptarse al trabajo. Esto le da a la persona una mejor oportunidad de ser contratada.

Habilidades técnicas vs habilidades blandas

Para solicitudes de empleo, cartas de presentación, hojas de vida y en persona durante el proceso de entrevista, los empleadores buscan candidatos con habilidades duras y blandas. Las habilidades duras, o técnicas, son aquellas habilidades o conjuntos de habilidades que son accesibles y fácilmente cuantificables. Ejemplos de habilidades duras incluyen certificados o títulos en disciplinas específicas; dominio o fluidez en un idioma extranjero; operación eficiente de maquinaria específica; y la capacidad de generar programas informáticos.

Las habilidades blandas se diferencian de las habilidades duras en que son subjetivas y extremadamente difíciles de cuantificar. Las habilidades blandas son habilidades básicas que se relacionan con el carácter o la personalidad de una persona. Estas habilidades a veces se denominan «habilidades interpersonales» o «habilidades con las personas». Los ejemplos de habilidades blandas incluyen la comunicación eficaz; trabajar bien con los demás; Gestión del tiempo; la capacidad de ser persuasivo; flexibilidad; y paciencia.

Qué necesitan los empleadores

Las habilidades técnicas laborales juegan un papel vital en el empleo. Se requieren ciertas habilidades duras para varios trabajos, y algunos trabajos requieren un conjunto específico o combinación de estas habilidades. Sin embargo, es bastante fácil para un empleador enseñar algunas de las habilidades técnicas más básicas o intermedias a un nuevo empleado. Es muy difícil enseñar habilidades blandas, porque son muy básicas. En algunos casos, no se pueden enseñar habilidades blandas. Por esta razón, los empleadores siempre buscan empleados potenciales que tengan muchas habilidades sociales que les permitan completar las tareas de una manera rápida y eficiente. Debido a que el servicio / satisfacción del cliente es uno de los aspectos más importantes de cualquier empresa u organización, las habilidades blandas a menudo se consideran de mayor valor.

Habilidades técnicas bajo demanda

  • Registro y codificación: Las habilidades de programación y codificación no son solo para desarrolladores. Estas habilidades también son relevantes para el personal de TI, los equipos de servicio al cliente y los gerentes de proyectos que necesitan apoyar a los clientes o coordinar proyectos. Cualquier graduado de TI será más valioso para un empleador desde el principio si sabe codificar.
  • Gestión de proyectos: La capacidad de administrar eficazmente los recursos, las personas y los presupuestos es una de las mejores habilidades técnicas que puede tener. Los gerentes de proyectos trabajan en casi todas las industrias, desde la construcción hasta el diseño digital. Un gerente de proyecto calificado puede entregar proyectos de manera más eficiente, usar los recursos de manera rentable y usar los equipos adecuados para hacer el trabajo. Un gerente de proyecto capacitado le permitirá ahorrar dinero a su empresa, resolverá los problemas rápidamente y ayudará a anticipar problemas futuros.
  • Análisis de los datos: El análisis de datos proporciona información crítica para las empresas que necesitan mantener su participación en el mercado y desarrollar su ventaja competitiva. Un buen análisis de datos, más oportunidades para generar ingresos y una mejor eficiencia operativa pueden llevar a tareas más complejas, pero pueden resultar en operaciones de ventas y marketing más efectivas.
  • Seguridad de información: Las filtraciones de datos pueden tener un impacto devastador en el negocio, desde pérdidas comerciales hasta daños irreversibles a su marca. En consecuencia, la demanda de especialistas técnicos en seguridad está aumentando.
  • Diseño: Los diseñadores deben dominar algunas habilidades técnicas, desde software como Photoshop hasta las herramientas que utilizan para crear wireframes. Las habilidades técnicas como el conocimiento práctico de HTML, CSS y JavaScript también son útiles.
  • Escritura: La escritura actual va mucho más allá del uso de un procesador de texto para crear un gran contenido. Los escritores necesitan serias habilidades digitales. Deben comprender los sistemas de gestión de contenido, la optimización de motores de búsqueda (SEO) e incluso ser conscientes de cómo crear un sitio web o un blog.