En este momento estás viendo Ley Celler-Kefauver

¿Qué es la Ley Celler-Kefauver?

La Ley Celler-Kefauver es una de varias leyes estadounidenses diseñadas para evitar que ciertas fusiones y adquisiciones (M&A) creen monopolios o reduzcan significativamente la competencia en los Estados Unidos. Se aprobó en 1950 para fortalecer las leyes antimonopolio existentes y cerrar las lagunas en la Ley Clayton y la Ley Antimonopolio Sherman.

Conclusiones clave

  • El Congreso aprobó la Ley Celler-Kefauver en 1950 para cerrar las lagunas que permitían fusiones de monopolios verticales o de conglomerados.
  • La Ley agregó lenguaje regulatorio y de ejecución a las Leyes Antimonopolio de Sherman y Clayton.
  • Sigue siendo una de las leyes antimonopolio más estrictas de Estados Unidos, lo que impone un fuerte control al gobierno para evitar fusiones y adquisiciones que crean monopolios o reducen significativamente la competencia.

Comprender la Ley Celler-Kefauver

La Ley Celler-Kefauver, a veces denominada Ley Anti-Fusiones, amplió las leyes antimonopolio para cubrir todo tipo de fusiones en todas las industrias. Fue más allá de las leyes antimonopolio promulgadas anteriormente, la Sherman Antitrust Act 1890 y la Clayton Antitrust Act 1914, que buscaban limitar solo las fusiones horizontales dentro del mismo sector, al centrarse también en las fusiones verticales y de conglomerados.

En una fusión vertical, las empresas de diferentes capas de una cadena de suministro se unen, lo que puede ser un problema antimonopolio si una empresa está comprando proveedores de sus competidores. Por otro lado, dos empresas involucradas en diferentes sectores o áreas geográficas se fusionan para expandir sus mercados a través del territorio corporativo y ampliar la gama de productos. Ambos tipos de fusiones levantan barreras de entrada al obligar a los competidores a internalizar más producción para igualar los ahorros de costos resultantes de las economías de escala.

Además de apuntar a adquisiciones que involucren a empresas que no son competidores directos, la Ley Celler-Kefauver también buscó cerrar otra laguna importante que existía bajo el antiguo régimen. La poslegislación se opuso al fideicomiso de ciertas fusiones y adquisiciones, aunque esto solo se aplicaba a la compra de acciones en circulación. Es decir, antes de que se introdujera la Ley Celler-Kefauver, las reglas antimonopolio podían ser violadas en gran medida por la compra de los activos de la empresa objetivo.

La Ley Celler-Kefauver no prohibió completamente las fusiones verticales y de conglomerados, pero las limitó si reducían significativamente la competencia.

Ejemplo de la Ley Celler-Kefauver

Un ejemplo de una fusión vertical que puede estar sujeta a escrutinio regulatorio puede ser una empresa proveedora que se fusiona con una empresa cliente. La Ley Celler-Kefauver puede invocarse con el argumento de que el gobierno considera que la transacción crea barreras de entrada e impide que los consumidores potenciales tengan el mismo acceso a otras empresas con productos similares.

Mientras tanto, para impugnar una fusión de conglomerado, la acción argumenta que una empresa está aprovechando su éxito, recursos y dinero de un mercado para crear un monopolio sobre otro mercado.

Consideraciones Especiales

Las empresas e industrias digitales y de alta tecnología modernas están en desacuerdo con los debates sobre las leyes antimonopolio de EE. UU., Lo que genera especulaciones sobre la posibilidad de que surjan nuevas regulaciones.