En este momento estás viendo Los 4 mejores lugares para invertir en América Latina

Durante años, gran parte de América Latina ha sido una moral de hiperinflación e inestabilidad política, difícilmente la región más inteligente del mundo para hacer negocios allí. Mientras que Europa Occidental, Estados Unidos, Canadá, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y otros reinos desarrollados continuaron beneficiándose del comercio mutuo, las partes del hemisferio occidental de habla hispana continuaron creciendo. El portugués canceló.

Hoy se están poniendo al día. Si bien los bolsillos de América Latina todavía son susceptibles a la dictadura y la corrupción, esos países ahora son una excepción. Cuatro naciones, en particular, están liderando la carga hacia la prosperidad del mercado en esta parte del mundo que no se suele pasar por alto.

Conclusiones clave

  • Durante años, gran parte de América Latina ha sido una moral de hiperinflación e inestabilidad política.
  • Si bien todavía hay focos en América Latina que son susceptibles a la dictadura y la corrupción, estos países son una excepción.
  • Cuatro países, Chile, Perú, Colombia y México, están liderando la carga hacia el éxito del mercado en esta parte del mundo que rara vez se ve.

Chile

Chile es una de las historias de éxito menos publicitadas de América. La nación ha sido un tribunal de inversión extranjera durante años, que se remonta a los regímenes tiránicos de la década de 1970. Los inversores no residentes pueden beneficiarse del Decreto Ley 600, que los somete a las mismas normas que los inversores nativos.

Esto tiene muchas ventajas. Por ejemplo, la tasa impositiva corporativa preferencial de Chile es del 27%. (Antes de la Ley de Impuestos y Impuestos Laborales (TCJA) de 2017, la tasa impositiva más alta en los Estados Unidos era del 35%, relativamente alta en comparación con la tasa impositiva corporativa más alta en Chile. la tasa impositiva en los Estados se sitúa en el 21%).

El acuerdo comercial de 2004 entre los países fijó aranceles chilenos de un modesto 6% sobre casi todos los productos comercializables, con resultados inmediatamente realizables.Las importaciones aumentaron un 30% en el primer año,alentar a Chile a firmar acuerdos comerciales posteriores con Canadá, México, China, Japón, la Unión Europea, Corea del Sur, Brunei, Nueva Zelanda y Singapur. Chile es ahora uno de los países de América Latina que persigue activamente acuerdos comerciales bilaterales.

Colombia

49 millones de ciudadanos de Colombia, por suerte, conveniencia o estrategia, están indisolublemente ligados al éxito de su mayor socio comercial, Estados Unidos. Colombia exportó $ 19.6 mil millones a los EE. UU. En 2017 (último dato disponible). Estados Unidos es también la nación de la que Colombia importa más, por un amplio margen. Por lo tanto, es vital que Colombia mantenga algo bueno.

Puede que Colombia no sea una economía tecnológicamente avanzada (sus plantas de fabricación de semiconductores no lo son), pero una nación aún puede prosperar. Finalmente verificamos, todavía necesita materias primas, y no solo tiene muchas de ellas en Colombia, sino también las formas de aprovecharlas. Por un lado, la nación se encuentra entre los 20 principales exportadores de petróleo del mundo. en 2019, Colombia exportó alrededor de 616 barriles de petróleo crudo por día.

El país continuó con un programa de liberalización comercial que incluye la reducción del impuesto sobre la renta de las empresas. Colombia ahora se sitúa en el 30%. Las nuevas leyes fiscales, promulgadas a fines de diciembre de 2018 y vigentes a partir del 1 de enero de 2019, ofrecen ciertos incentivos fiscales para promover la inversión, el crecimiento económico y el empleo (además de reducir la tasa del impuesto de sociedades del 33% al 30%).

Perú

La inversión extranjera en Perú va mucho más allá de las visitas guiadas obligatorias a Machu Picchu a $ 300 por habitante. Y los resultados son tangibles. Según cálculos del Banco Mundial, Perú está en camino de erradicar la pobreza más rápido de lo que se creía posible. Hace apenas una década, tres de cada cinco peruanos encajaban en la definición de «pobre». Entre 2005 y 2013, la tasa de pobreza (porcentaje de la población que vive con $ 5,50 por día) se redujo del 52,2% al 26,1%. Esto equivale a 6,4 millones de personas que escapan de la pobreza durante ese período.

Uno de los desarrollos más silenciosos de la Administración de George W. Bush fue la frecuencia con la que firmó acuerdos comerciales con socios en todo el hemisferio occidental. Caso en cuestión, el Acuerdo de Promoción Comercial de Perú de 2006. El acuerdo abolió inmediatamente los aranceles sobre el 80% de las exportaciones de manufacturas a Perú, y el resto se eliminó gradualmente para 2016. Las exportaciones agrícolas se relajaron de manera similar con los aranceles.

A diferencia de Colombia y Chile, Estados Unidos no es el principal socio comercial de Perú. En cambio, Estados Unidos ocupa el segundo lugar después de China. El presidente peruano Martín Alberto Vizcarra Cornejo se mantuvo particularmente independiente de los partidos políticos, promovió reformas contra la corrupción en los poderes legislativo y judicial y prometió no postularse como presidente cuando finalice su mandato en 2021.

Sin embargo, la economía del país se ha visto gravemente afectada por los impactos económicos de la pandemia mundial de Covid-19. La desigualdad existente, el hacinamiento y una economía en gran parte informal desempeñaron un papel en la caída del 30% del producto interno bruto (PIB) del país.

México

México ha firmado la medida comercial más famosa de los últimos años, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que también incluyó a Canadá y Estados Unidos. Ahora en su vigésimo quinto año, el TLCAN ha creado el bloque comercial más grande del mundo (aunque concedido, un bloque comercial que incorpora a los Estados Unidos y casi dos países seleccionados al azar es el más grande del mundo).

No debería sorprendernos que Estados Unidos sea el socio comercial más grande de México, lo que probablemente será el caso incluso sin el interés del TLCAN. Alrededor del 46.59% de las importaciones mexicanas provienen de Estados Unidos, mientras que el 76.49% de las exportaciones mexicanas terminan allí. El comercio entre México y Estados Unidos se ha más que cuadriplicado desde que comenzó el acuerdo; Dicho esto, una parte desproporcionada de eso corresponde a las remesas. Los expatriados que envían transferencias de Western Union Co. no lo son. (WU) hogar como la base de una economía fuerte y resistente. Aún así, el impacto de la recesión de 2009, que hizo que la economía mexicana cayera un 6%, parece finalmente haber quedado atrás.

La línea de fondo

El concepto de “economía global” es a menudo más un tema de conversación de lo que realmente es. A medida que el movimiento de capital entre países continúa disminuyendo y hay menos barreras artificiales, la brecha entre Luxemburgo y Mónaco del mundo y los países que buscan alcanzar ese nivel se reduce constantemente.