En este momento estás viendo Los mejores desafíos para los asesores financieros

Los asesores financieros de hoy enfrentan muchos desafíos en sus prácticas diarias. Tienen que desempeñar muchas funciones, incluidas las de administrador de activos, planificador financiero, psicólogo y comercializador para tener éxito. Y aunque la mayoría de los concejales pueden usar bien algunos de estos sombreros, siempre hay uno o dos roles que a la mayoría les resulta difícil interpretar.

Estos son algunos de los mayores desafíos que enfrentan los consultores hoy en día cuando buscan hacer crecer su negocio y promover su marca entre el público.

Conclusiones clave

  • Nadie comentó que ser un asesor financiero es una tarea fácil, pero muchos de los desafíos que enfrentan los asesores con las finanzas o las opciones de inversión tienen poco que ver.
  • Muchos de los desafíos se relacionan con el mantenimiento de las relaciones con los clientes y la gestión de sus expectativas.
  • Los consultores independientes que no trabajan para su empresa pueden necesitar más apoyo de organizaciones profesionales en lugar de aislarlas por completo.

Gestión de las expectativas del cliente

Esta es un área en la que los consejeros deben comprender la psicología del cliente para tener éxito. Si bien administrar una cartera de clientes es un esfuerzo muy simple, se vuelve mucho más difícil administrar sus expectativas. Muchos clientes tienen expectativas poco realistas sobre el rendimiento de las inversiones y las tasas de interés.

Los asesores deben poder mostrar a sus clientes cómo agregan valor a la ecuación de inversión. Una de las formas en que pueden hacer esto es ayudando a los clientes a mantener una perspectiva a largo plazo en sus inversiones para que no se interpongan en el camino con cada movimiento del mercado. Por supuesto, lleva un tiempo hacer esto de manera consistente, pero es más probable que los clientes que pueden ver cómo su asesor se mantiene en el camino correcto se mantendrán leales a su asesor.

Mantenerse en contacto

Los asesores tienen más formas que nunca de mantenerse en contacto cercano con sus clientes, pero muchos no lo hacen cuando las cosas van bien. Es necesario un flujo constante de comunicación para mantener relaciones sólidas con la mayoría de los clientes, sin importar lo que estén haciendo los mercados. Los asesores pueden querer aprovechar servicios como Skype y mensajería instantánea para mantenerse en contacto con los clientes de tecnología.

Gestión de la información

Algunos consultores son sorprendidos tratando de mantenerse al tanto del océano de información disponible en línea y en otros lugares. Los asesores inteligentes se centran más en el comportamiento del cliente en lugar de responder a las últimas noticias. Los asesores deben poder dirigir a sus clientes a fuentes de datos confiables que hayan resistido la prueba del tiempo en términos de precisión. Esto puede ayudar a prevenir malentendidos y evitar que los clientes cometan errores basados ​​en información errónea.

Compromiso emocional

Muchos asesores financieros son personas muy racionales y analíticas que piensan con lógica. Sin embargo, muchas decisiones de los clientes se basan en la emoción. Los consejeros deben poder relacionarse con sus clientes a nivel emocional para mantener una relación de trabajo. Esto puede implicar explicar las consecuencias emocionales de una decisión de inversión o planificación, para que el cliente pueda ver cómo le afectará a nivel emocional.

Soporte grupal

Los asesores financieros independientes a menudo se sienten aislados en sus prácticas y tienen poco apoyo. Los asesores que tengan dificultades con esto pueden obtener apoyo en organizaciones como la Asociación de Planificación Financiera y la Asociación Nacional de Asesores Financieros y de Seguros (NAIFA) o la Asociación Nacional de Asesores Financieros Personales (NAPFA). Estos grupos pueden proporcionar una gran cantidad de recursos en marketing, ventas, gestión de prácticas y otros aspectos de la profesión que pueden facilitar la vida de los consultores.

La línea de base

Es más importante que nunca que los asesores entiendan de dónde vienen sus clientes y les den una idea del valor que ofrecen. Aquellos que son capaces de gestionar con éxito las expectativas de sus clientes pueden mantener y mejorar su línea de base. Se puede proporcionar apoyo adicional para convertirse en una de las asociaciones profesionales.