En este momento estás viendo Los tres estados financieros principales: cómo están interconectados

La información obtenida en los estados financieros de una organización es la base de la contabilidad corporativa. Estos datos son revisados ​​por la dirección, los inversores y los prestamistas para evaluar la situación financiera de la empresa.

Los datos obtenidos en el balance general, el estado de resultados y el estado de flujo de efectivo se utilizan para calcular índices financieros importantes que brindan una indicación del desempeño financiero de la empresa y los problemas potenciales que deben abordarse. El balance general, el estado de resultados y el estado de flujo de efectivo ofrecen detalles únicos con información que están todos interconectados. Juntas, las tres declaraciones brindan una descripción general completa de las actividades operativas de la empresa.

La hoja de balances

También conocido como estado de situación financiera, el balance general de una empresa proporciona información sobre el valor en libros de la empresa. El balance se divide en tres categorías y proporciona resúmenes de los activos, pasivos y patrimonio de los accionistas de la empresa en una fecha determinada.

Un análisis completo del balance generalmente puede dar algunos comentarios rápidos. Para que el balance sea ‘equilibrado’, los activos deben tener pasivos iguales más patrimonio. Los analistas ven los activos menos los pasivos como el valor en libros o el patrimonio de la empresa. En algunos casos, los analistas pueden observar el capital total de la empresa que analiza los pasivos y el patrimonio en conjunto. En la parte de activos del balance general, los analistas suelen examinar los activos a largo plazo y los efectos sobre los que una empresa gestiona sus cuentas por cobrar a corto plazo.

Hay varios índices que utilizan los analistas para medir la efectividad del balance de una empresa. Algunos de los más comunes incluyen la rotación de activos, la proporción rápida, la rotación de cuentas por cobrar, los días hasta las ventas, la deuda con los activos y la deuda con el capital.

Estado de resultados

El estado de resultados de una empresa proporciona detalles de los ingresos que obtiene una empresa y los costos asociados con sus actividades operativas. En general, proporciona detalles más granulares sobre las actividades operativas integrales de una empresa. En general, la cuenta de resultados muestra los costos directos, indirectos y de capital incurridos por una empresa.

Comenzando directamente, la línea superior informa el nivel de ingresos que una empresa ha obtenido durante un período de tiempo determinado. Luego muestra los costos directamente asociados con la obtención de esos ingresos. Los costos directos generalmente se agrupan en costo de bienes vendidos o costo de ventas que refleja los costos mayoristas directos. Los costos de venta se deducen de los ingresos para lograr una ganancia bruta. El beneficio bruto frente a las ventas totales se analiza a menudo para identificar el margen de beneficio bruto de una empresa.

Los costos indirectos también son una parte importante del estado de resultados. El costo indirecto es la segunda categoría y muestra todos los costos indirectamente relacionados con las actividades generadoras de ingresos de una empresa. Estos costos pueden incluir salarios, gastos generales y administrativos, investigación y desarrollo y depreciación y amortización. Juntos, estos costos indirectos se deducen de la utilidad bruta para reconocer los ingresos operativos.

La última categoría de factores del estado de resultados son los costos de capital. Los últimos costos a considerar aquí incluyen intereses, impuestos y bienes no estándar. La resta de estos elementos da como resultado un ingreso neto de referencia o la cantidad total de ganancias logradas por una empresa.

Al ofrecer una gran transparencia sobre las actividades operativas de la empresa, el estado de ingresos es un factor clave en los otros dos estados financieros de la empresa. Los ingresos netos al final de un período surgen como parte de los activos a corto plazo de la empresa. La utilidad neta también se traslada al estado de flujo de efectivo, donde sirve como el rubro superior para las actividades operativas. Las ventas registradas durante el período se acreditan a los activos a corto plazo de la empresa como cuentas por cobrar.

En el estado de resultados, los analistas suelen observar la eficiencia operativa de una empresa. Por lo tanto, las razones clave utilizadas para analizar el estado de resultados incluyen el margen bruto, el margen operativo y el margen neto, así como la eficiencia de la tasa impositiva y la cobertura de intereses.

Estado de flujo de efectivo

El estado de flujo de efectivo proporciona una descripción general de la liquidez general de una empresa al mostrar las actividades de transacciones en efectivo. Informa todas las entradas y salidas de efectivo durante un período contable con la suma del efectivo total disponible.

Los estados de flujo de efectivo estándar se dividen en tres partes: operación, inversión y financiamiento. Este estado financiero destaca el aumento y la disminución netos en el efectivo total en cada una de estas tres áreas.

La porción operativa está estrechamente vinculada al estado de resultados, mostrando el efectivo generado a partir de las ganancias netas en la línea superior. Las actividades operativas de efectivo incluyen depreciación y amortización, y cualquier cancelación operativa, como cuentas por cobrar no cobradas.

Los otros dos estados de flujo de efectivo, inversión y financiamiento, están estrechamente vinculados a la planificación de capital de la empresa, que está interconectada con los pasivos y el patrimonio en el balance. Las actividades de inversión en efectivo se centran principalmente en activos y muestran compras de activos y ganancias de activos invertidos. Las actividades de financiamiento en efectivo se enfocan en el financiamiento de estructuras de capital, mostrando los ingresos de la deuda y la emisión de acciones, así como los pagos en efectivo de obligaciones como intereses y dividendos.

Vista comprensiva

Los tres estados contables son importantes para comprender y analizar el desempeño de una empresa desde múltiples ángulos. El estado de resultados proporciona una descripción detallada de las principales actividades operativas que generan ganancias para la empresa. Sin embargo, el balance general y el estado de flujo de efectivo se centran más en la gestión del capital de la empresa en términos de activos y estructuras.

En general, las empresas con mejor desempeño obtendrán altas calificaciones en eficiencia operativa, gestión de activos y estructuración de capital. La gerencia es responsable de supervisar estas tres palancas de una manera que sirva a los intereses de los accionistas, y es la interconexión de estas palancas lo que hace que la presentación de informes de los estados financieros sea tan importante.