En este momento estás viendo Margen de beneficio antes de impuestos

¿Qué es un margen de beneficio antes de impuestos?

El margen de beneficio antes de impuestos es una herramienta de contabilidad financiera que se utiliza para medir la eficiencia operativa de una empresa. Es una proporción que nos dice el porcentaje de ventas que se convirtió en ganancias o, en otras palabras, cuántos centavos de ganancia generó la empresa por cada dólar de ventas antes de que se dedujeran los impuestos. El margen de beneficio antes de impuestos se utiliza ampliamente para comparar la rentabilidad de empresas dentro de la misma industria.

Conclusiones clave

  • El margen de beneficio antes de impuestos es una herramienta de contabilidad financiera que se utiliza para medir la eficiencia operativa de una empresa antes de que se deduzcan los impuestos.
  • La relación nos dice cuántos centavos de ganancia ha generado la empresa por cada dólar de venta y es una herramienta útil para comparar empresas que operan en el mismo sector.
  • A veces, el margen de beneficio antes de impuestos es mejor que el margen de beneficio normal porque los gastos fiscales pueden hacer que las comparaciones de rentabilidad entre empresas sean engañosas.
  • Son menos eficientes cuando se comparan empresas de otros sectores porque cada industria generalmente tiene diferentes costos operativos y patrones de ventas.

Cómo funciona el margen de beneficio antes de impuestos

Las empresas de todo el mundo se esfuerzan por generar la mayor cantidad de ganancias posible. Para los inversores, una de las medidas más comunes y útiles para medir la rentabilidad empresarial es observar los márgenes de beneficio. Los márgenes de beneficio antes de impuestos constantemente altos son un signo de una empresa sana con un modelo de negocio eficiente y poder de fijación de precios. Los bajos márgenes de beneficio antes de impuestos sugieren lo contrario.

Para impulsar la rentabilidad, los equipos de gestión deben encontrar un equilibrio entre aumentar las ventas y reducir los costos. Los márgenes de beneficio antes de impuestos nos dan un indicador del éxito que tienen las empresas para lograr este objetivo. Como resultado, son monitoreados de cerca por analistas e inversionistas y frecuentemente se hace referencia a ellos en los estados financieros.

El margen de beneficio antes de impuestos requiere solo dos datos del estado de resultados: ingresos e ingresos antes de impuestos. La relación porcentual se calcula deduciendo todos los costos, excepto los impuestos, que se encuentran en los ingresos antes de la cifra de impuestos, dividiéndolos por las ventas y luego multiplicando el número que sigue por 100.

Alternativamente, el margen de beneficio predeterminado se puede calcular devolviendo los impuestos a la utilidad neta (NI) o dividiendo la utilidad neta por ‘1 menos la tasa impositiva efectiva’ y luego dividiendo por las ventas.

Ejemplo de margen antes de impuestos

EZ Supply Company tiene una ganancia bruta anual de $ 100,000. Tiene costos operativos de $ 50,000, costos de intereses de $ 10,000 y ventas por un total de $ 500,000. Las ganancias antes de impuestos se calculan a partir de los gastos operativos y los intereses menos la ganancia bruta ($ 100,000 – $ 60,000). EZ Supply tiene ganancias predeterminadas de $ 40,000 y ventas totales de $ 500,000 para el año fiscal en particular (FY). El margen de ganancia antes de impuestos se calcula dividiendo las ganancias antes de impuestos por las ventas, lo que da como resultado una proporción del 8%.

Ventajas del margen de beneficio antes de impuestos

El margen de beneficio antes de impuestos ofrece una de las mejores formas para que los inversores comparen empresas competitivas, así como aquellas con diferencias significativas en tamaño y escala, en la misma industria. Los márgenes de beneficio después de impuestos a menudo se vuelven más prominentes entre analistas e inversores. Sin embargo, se puede argumentar que los pagos de impuestos brindan poca información sobre la eficiencia de las empresas y, por lo tanto, deben eliminarse de la ecuación.

El gasto fiscal puede hacer que las comparaciones de rentabilidad entre empresas sean engañosas. Las tasas impositivas varían de un estado a otro, generalmente están bajo el control de la administración y no son necesariamente un reflejo justo de cómo se está desempeñando una empresa.

A veces, el costo de los impuestos puede ser más sustancial en un año en curso que en años anteriores debido a las sanciones fiscales y la nueva legislación que impone tasas impositivas más altas. Alternativamente, el costo fiscal actual podría ser mucho más bajo que en años anteriores debido a créditos fiscales, deducciones y exenciones fiscales. En este caso, los analistas pueden reducir la volatilidad de las ganancias calculando el margen de ganancias antes de impuestos.

Consideraciones Especiales

Aunque son muy reveladores, los márgenes de beneficio antes de impuestos, al igual que otros ratios financieros, tienen límites. Por un lado, no se pueden usar de manera efectiva para comparar empresas de otros sectores porque cada industria generalmente tiene diferentes costos operativos y patrones de ventas.

Algunos sectores son más rentables que otros. Los servicios legales son un ejemplo de una profesión de alto margen. Los gastos generales son bajos, hay poca necesidad de grandes costos de inversión, aparte de los salarios, y la demanda es relativamente estable. Por el contrario, otros sectores, como las aerolíneas, tienen que lidiar con una dura competencia, precios fluctuantes para materiales clave como el combustible, altos costos de mantenimiento e innumerables otros costos. Por la misma razón, los inversores también deben tener cuidado al utilizar márgenes de beneficio antes de impuestos al comparar empresas diversificadas que prestan servicios a diferentes industrias.

Cuando se utilizan correctamente, los márgenes de beneficio antes de impuestos pueden proporcionar una medida útil de la eficiencia empresarial. Sin embargo, para comprender completamente la salud de una empresa, siempre se recomienda a los inversores que utilicen el margen de beneficio antes de impuestos junto con otras métricas. Cuanto más sepa sobre una empresa, mejor podrá averiguar si vale la pena invertir en ella.