En este momento estás viendo Mini-permanente

¿Qué es una mini-permanente?

Una mini-permanente es una forma de financiamiento de bienes raíces a corto plazo que se utiliza para pagar construcciones generadoras de ingresos o edificios comerciales. Este tipo de financiación suele pagarse en un plazo de tres a cinco años.

Conclusiones clave

  • Un desarrollador puede utilizar el financiamiento de mini-permanentes para pagar la construcción o proyectos de propiedad comercial antes de que sean rentables.
  • Este tipo de financiación suele cubrir periodos de tres a cinco años o incluso menos.
  • La financiación de la miniperm también se utiliza para adquirir propiedades de inversión.

Cómo funciona la mini-permanente

«Perm» se refiere al financiamiento permanente tradicional, que el prestatario no pudo obtener, en el caso de la miniperm. El financiamiento de miniperm es algo que un desarrollador usaría hasta que se complete un proyecto y pueda comenzar a generar ingresos.

De esta forma, un desarrollador utilizará el financiamiento miniperm antes de poder encontrar soluciones de financiamiento a largo plazo o permanentes. El financiamiento de la mini-permanente también podría usarse como un vehículo para adquirir propiedades de inversión.

Implementación de la financiación de Mini-Perm

Las nuevas propiedades comerciales que no se prueban de manera efectiva para la generación de ingresos pueden no ser particularmente atractivas para los prestamistas. Estas propiedades aún no se han llenado de inquilinos para producir ingresos por alquiler o para introducir otra actividad comercial que el desarrollador o propietario espera generar ingresos. El financiamiento de la mini-permanente se puede utilizar para cubrir este período intermedio hasta que la propiedad genere ingresos y cree un historial de desempeño que los prestamistas puedan medir.

Las propiedades comerciales construidas pueden necesitar tiempo para atraer inquilinos para que ocupen el espacio y para establecer un flujo de tráfico de consumidores en la ubicación. Existe el riesgo de que la nueva propiedad no atraiga suficientes negocios generales de inquilinos o clientes para generar los ingresos esperados.

Las propiedades impulsadas por el consumidor, como los centros comerciales y los sitios de restaurantes, dependen en particular del patrocinio regular que se desarrolla poco después de que la propiedad abre sus puertas. Una reducción en el tráfico del sitio o la actividad comercial puede significar que el desarrollador o propietario no necesitaría los ingresos fijos para reembolsar su financiamiento.

Los complejos industriales y de oficinas están bajo una presión comparable si no atraen suficientes inquilinos para ocupar completamente la propiedad.

Nuevas oportunidades con financiación de Mini-Perm

El financiamiento de miniperm se utiliza cada vez más para usos alternativos, como el desarrollo de terrenos, la compra y arrendamiento de propiedades con ingresos deficientes, o la adopción de deudas atormentadas y la aplicación de pagarés e inyecciones de efectivo no ganados para beneficiar a los mercados de remoción.

Consideraciones Especiales

Un riesgo potencial del financiamiento de la mini-permanente es que el costo de desarrollo y construcción puede exceder el presupuesto establecido para la finalización del proyecto. Este costo podría reducir significativamente la capacidad del desarrollador para generar ganancias de la propiedad y reembolsar a los prestamistas.

El financiamiento de miniperm es diferente de otros tipos de préstamos a corto plazo, como préstamos para construcción o préstamos para construcción permanentes. Por lo general, se solicita un préstamo de construcción para cubrir los costos de construcción de la propiedad y puede resultar en un financiamiento a largo plazo una vez que se completa la construcción. Los préstamos para la construcción tienden a tener tasas de interés más altas porque se consideran riesgosos.