En este momento estás viendo Minorista de cajas grandes

¿Qué es un minorista Big Box?

Un minorista de caja grande es una tienda minorista que tiene mucho espacio físico y ofrece una variedad de productos a sus clientes. Estas tiendas logran economías de escala al apuntar a grandes volúmenes de ventas. Debido a que el volumen es alto, el margen de beneficio de cada producto puede reducirse, lo que da como resultado productos con precios muy competitivos. El término «caja grande» se deriva de la apariencia física de la tienda.

Ubicada en edificios a gran escala de más de 50,000 pies cuadrados, la tienda generalmente tiene un diseño claro y, a menudo, parece una caja grande. Walmart, Home Depot e Ikea son ejemplos de grandes minoristas. Los clubes de almacén como Costco y BJ son el tipo original de grandes minoristas.

Comprensión de los minoristas de Big Box

Los minoristas de cajas grandes están destinados a ser una ventanilla única para los clientes. En Walmart, un cliente puede obtener todos los bienes de consumo, desde comestibles hasta ropa y tecnología. Walmart tiene una de las combinaciones de productos más amplias de minoristas de caja grande. Home Depot e Ikea son versiones más enfocadas del mismo concepto. Home Depot ofrece todo lo necesario para el bricolaje e Ikea fabrica muebles y decoración del hogar a una escala sin precedentes. Estos minoristas ofrecen gran valor y selección a bajo precio, que es lo que buscan la mayoría de los consumidores.

El éxito de los grandes minoristas ha dividido al sector minorista en su conjunto. Hay grandes tiendas minoristas y luego los minoristas de nicho o personalizados a menudo se enfocan en algunas líneas de productos de alta gama con las que los minoristas grandes no se molestan. Cualquier cosa se coloca en el medio cada vez que un minorista de cajas grandes llega a casa.

Conclusiones clave

  • Un minorista de cajas grandes con una gran huella física es una tienda que ofrece una amplia gama de productos a sus clientes, a menudo a granel.
  • Diseñadas para ser una ventanilla única para los clientes, las tiendas grandes pueden ofrecer una gran comodidad y valor.
  • Algunos critican a las grandes tiendas por las tiendas familiares más pequeñas y las prácticas de precios agresivas cuando se trata de vendedores y proveedores.

Grandes almacenes frente a pequeños minoristas

Las grandes tiendas originales como BJ’s, Costco y Sam’s Club atraen a los clientes para que ahorren comprando al por mayor. Pero, ¿realmente pagan por el consumidor promedio o puede obtener mejores ofertas comprando en tiendas minoristas más pequeñas y tiendas locales? ¿Realmente vale la pena comprar? Aquí hay cinco pros y contras a considerar.

Precio

El precio es el factor más importante que la mayoría de nosotros consideramos al elegir dónde comprar. Las tiendas de caja grande ofrecen los descuentos más atractivos en productos caros, tiendas especializadas escasas y minoristas más pequeños. Entonces sí, puede ahorrar cientos de dólares en productos electrónicos, electrodomésticos y otras compras importantes.

Pero no todo en las grandes tiendas tiene grandes descuentos o incluso mejores precios que el supermercado, carnicería o tienda de ropa local. Una vez que los tenga en la tienda, ellos dependen de usted para comprar otros artículos que no tienen grandes descuentos y que ni siquiera serían necesarios. Cuando estás en una tienda grande, tu mejor opción es comprar lo que viniste a buscar y evitar navegar. Consulte a los especialistas semanales en el mercado de su vecindario o tienda de descuento y recolecte sus cupones. Puede encontrar una mejor medida de algunos artículos.

Cantidad

Los productos de las grandes tiendas suelen encontrarse en grandes cantidades. Se puede obtener un trato real comprando productos a granel no perecederos, como productos de papel. Los alimentos con una vida útil prolongada, como los refrescos, los productos enlatados o las bolsas gigantes de alitas de pollo congeladas, suelen tener buenos precios. Eso funciona para familias numerosas, pero puede que no sea para solteros o familias pequeñas. Y a menudo no funciona bien para las personas que viven en espacios pequeños con almacenamiento limitado.

Las cuotas de afiliación

Los clubes de almacén cobran cuotas anuales de membresía, generalmente entre $ 60 y $ 100 al año. Esa tarifa te lleva a la puerta. Si tiene una familia numerosa y compra con regularidad, el dinero que ahorre durante un año debería cubrir fácilmente el costo de la cuota de membresía. Si no compra con frecuencia, es posible que no se le reembolse la tarifa y es mejor comprar en minoristas más pequeños y mercados locales.

La experiencia de compra

Las grandes tiendas atraen a grandes multitudes, lo que puede incluir largas filas de facturación y un amplio estacionamiento móvil. A veces vale la pena luchar por las multitudes. De lo contrario, los minoristas no podrían depender de las ventas del Black Friday para pasar el cuarto trimestre. Pero a veces no vale la pena luchar, y mucho menos el tiempo y el estrés.

Servicio al Cliente

En términos de interacción con los clientes, las tiendas grandes son muy diferentes de las tiendas típicas de Main Street. Algunas tiendas grandes no gastan mucho en servicio al cliente. Los empleados gemelos se mantienen en el piso ocupado reabasteciendo los estantes. Por esa razón, sus clientes generalmente no están tan interesados ​​en conversar con los asociados de ventas mientras compran.

Si tiene la confianza de estar solo, la gran tienda es el lugar para usted. A algunos compradores les gusta la atención personalizada y la ayuda experta que pueden ofrecer las tiendas familiares y las tiendas especializadas.

Desventaja de las grandes tiendas

Los grandes minoristas tienden a tener una reputación negativa por dos razones principales: una merecida y otra increíble. Cuando se trata de tratar con proveedores, los grandes minoristas son vistos como matones. La cantidad de compras realizadas para llenar los estantes por una gran red de minoristas de cajas es enorme. Este tipo de báscula normalmente obliga a cualquier proveedor pequeño a suministrar exclusivamente a la cadena minorista de cajas grandes, lo que los pone en riesgo de que el 100% de sus ingresos provengan de una sola empresa. Cuando tienes un cliente, es difícil hacer retroceder los precios cuando saben que los perjudicas mucho más que liberarlos de sus líneas de productos.

Cuando los grandes minoristas se mudan a un área, a menudo les preocupa que las empresas locales no puedan competir con la enorme ventaja logística y el poder adquisitivo por precios más bajos. Otros negocios en el área comienzan a fracasar porque los clientes van al minorista local en lugar de a la tienda local. De hecho, son los clientes los que están matando a las otras empresas porque razonablemente quieren obtener el mejor valor por su dinero.

Curiosamente, los grandes minoristas están sufriendo lo que hacen con las pequeñas empresas a medida que más y más dólares de las personas pasan de las tiendas físicas de cualquier tamaño a las compras en línea.