En este momento estás viendo Monopolio natural

¿Qué es un monopolio natural?

Un monopolio natural es un tipo de monopolio que normalmente existe debido a los altos costos iniciales o las economías de escala de realizar negocios poderosos en una industria en particular que pueden plantear importantes barreras de acceso para los competidores potenciales. Una empresa con un monopolio natural puede ser el único proveedor de un producto o servicio en una industria o ubicación geográfica. Los monopolios naturales pueden surgir en industrias que requieren materias primas, tecnología o factores similares únicos para operar.

Los monopolios naturales también pueden surgir cuando una empresa es mucho más eficiente que varias empresas en la provisión del bien o servicio al mercado. Un buen ejemplo de esto es el negocio de transmisión de electricidad donde se instala una red para proporcionar energía eléctrica a todos los hogares de una comunidad, tiene poco sentido instalar una segunda red redundante para competir.

Conclusiones clave

  • Un monopolio natural es un tipo de monopolio que surge debido a circunstancias únicas en las que solo una empresa puede brindar el servicio de manera eficiente en un territorio dado debido a los costos de puesta en marcha y las importantes economías de escala.
  • Una empresa con un monopolio natural puede ser el único proveedor o producto o servicio en una industria o ubicación geográfica.
  • Los monopolios naturales están permitidos cuando una sola empresa puede proporcionar un producto o servicio a un costo menor que cualquier competidor potencial, pero a menudo están fuertemente regulados para proteger a los consumidores.

Entendiendo los monopolios naturales

Un monopolio natural, como su nombre lo indica, se convierte en monopolio con el tiempo debido a las condiciones del mercado y no a prácticas comerciales desleales que puedan obstaculizar la competencia. Algunos monopolios usan parcelas para obtener una ventaja injusta mediante el uso de colusión hostil, fusiones, adquisiciones y adquisiciones. Dos competidores competidores pueden conspirar para obtener una ventaja injusta en el mercado mediante una fijación o un aumento de precios coordinados.

En cambio, los monopolios naturales ocurren de dos maneras. Primero, cuando una empresa se aprovecha de las altas barreras de entrada de la industria para crear un «foso» o muro de protección alrededor de sus operaciones comerciales. Las altas barreras de entrada a menudo se deben a la cantidad significativa de capital o efectivo que se requiere para comprar activos fijos, que son activos físicos que una empresa debe operar.

La segunda es que la producción a gran escala es mucho más eficiente que la producción a pequeña escala, que un gran productor es suficiente para satisfacer toda la demanda disponible del mercado. Debido a que sus costos son más altos, los productores a pequeña escala no pueden competir con el productor más grande y de menor costo.

En este caso, el monopolio natural del gran productor individual es la forma económicamente más eficiente de producir el producto en cuestión. Este tipo de monopolio natural no se trata de activos fijos o inversiones a gran escala, sino que puede ser el resultado de la simple ventaja del primer movimiento, los resultados crecientes de la información y la toma de decisiones centralizadas, o los efectos de red.

Por qué se permiten los monopolios naturales

Los monopolios naturales están permitidos cuando una empresa individual puede proporcionar un producto o servicio a un costo menor que cualquier competidor potencial y en una medida que pueda servir a todo un mercado. Dado que los monopolios naturales utilizan de manera eficiente los recursos industriales limitados para ofrecer a los consumidores el precio unitario más bajo, en muchos casos es ventajoso tener un monopolio natural.

Por ejemplo, la industria de servicios públicos es un monopolio natural. Los monopolios brindan servicios públicos de agua, servicios de alcantarillado, transmisión de electricidad y distribución de energía como transmisión minorista de gas natural a ciudades y pueblos de todo el país. Los costos iniciales de establecer plantas de servicios públicos y distribuir sus productos son sustanciales. Como resultado, el costo de capital es una fuerte barrera para los competidores potenciales.

Además, la sociedad puede aprovechar su utilidad como monopolio natural. Varias empresas de servicios públicos no serían factibles ya que múltiples competidores requerirían múltiples redes de distribución, como líneas de alcantarillado, postes de electricidad y tuberías de agua. Dado que es económicamente sensato que las empresas de servicios públicos funcionen como monopolios naturales, los gobiernos permiten que existan. Sin embargo, la industria está fuertemente regulada para garantizar que los consumidores reciban precios justos y los servicios adecuados.

Otro ejemplo de monopolio natural es una empresa ferroviaria. La industria ferroviaria está patrocinada por el gobierno, lo que significa que sus monopolios naturales están permitidos porque es más eficiente y es de interés público ayudarla a prosperar. Además, la industria no puede apoyar a dos o más actores clave en vista de los recursos únicos requeridos, como terrenos para vías férreas, estaciones de tren y sus estructuras de alto costo.

Sin embargo, eso no significa explícitamente que sea la única empresa en la industria porque una empresa opera como un monopolio natural. La empresa puede tener un monopolio en una región del país. Las empresas de cable, por ejemplo, suelen estar basadas en regiones, aunque la consolidación en la industria ha creado actores nacionales.

Los ejemplos más modernos de monopolios naturales incluyen plataformas de redes sociales, motores de búsqueda y venta minorista en línea. Empresas como Facebook, Google y Amazon han creado monopolios naturales para varios servicios en línea en gran parte debido a los beneficios de la primera generación, los efectos de red y las economías de escala naturales asociadas con el manejo de grandes cantidades de datos e información. A diferencia de los servicios públicos tradicionales, estos tipos de monopolios naturales hasta la fecha prácticamente no están regulados en la mayoría de los países.

Importante

Un monopolio natural generalmente ocurre cuando es efectivo tener una sola empresa o proveedor de servicios en una industria o ubicación geográfica.

Regulación de los monopolios naturales

A veces, las empresas con un monopolio natural pueden cosechar los beneficios al restringir el suministro de productos básicos, inflar los precios o ejercer su poder de manera dañina en lugar de los precios.

Por ejemplo, una empresa de servicios públicos podría intentar aumentar las tarifas de electricidad para acumular ganancias excesivas para los propietarios o ejecutivos. O una plataforma de servicios de Internet podría usar su poder de monopolio sobre la información, las interacciones en línea y el comercio para ejercer una influencia indebida sobre lo que la gente puede ver, decir o vender en línea. Las regulaciones sobre los monopolios naturales se establecen a menudo para proteger al público de cualquier abuso por parte de los monopolios naturales.

En virtud del derecho consuetudinario, muchos monopolios naturales operan como transportistas ordinarios, cuyo negocio se reconoce como riesgos de abuso de monopolio, pero a quienes se les permite hacer negocios al mismo tiempo que sirven al interés público. Por lo general, los transportistas ordinarios deben permitir el acceso abierto a sus servicios sin restringir el suministro o discriminar entre los clientes y, a cambio, se les permite operar como monopolios y estar protegidos de la responsabilidad por posibles abusos por parte de los clientes.

Por ejemplo, las empresas de telefonía fija están obligadas a ofrecer servicio telefónico a los hogares dentro de su territorio sin discriminación en función de la forma o el contenido de las conversaciones telefónicas de una persona y, por lo general, no son responsables si sus clientes abusan del servicio haciendo bromas telefónicas.

En la mayoría de los casos de monopolios naturales aprobados por el gobierno, existen agencias reguladoras en cada región que sirven como un perro guardián para el público. Los servicios públicos suelen estar regulados por servicios públicos o comisiones. El Departamento de Transporte de EE. UU. Tiene amplias responsabilidades en la seguridad de los viajes en tren y el Departamento de Energía de EE. UU. Tiene la responsabilidad de las industrias del petróleo y el gas natural.

Hasta la fecha, ninguna agencia equivalente en los EE. UU. Ha sido facultada para regular los monopolios de tecnología e información de la misma manera, ni están regulados como los operadores convencionales, aunque esta puede ser una tendencia futura.