En este momento estás viendo Peter Thiel utilizó la teoría neoclásica para argumentar los aranceles de Trump

El capitalista de riesgo Peter Thiel sorprendió a Silicon Valley cuando apoyó a Donald Trump durante la campaña presidencial de 2016. Y aunque puede que no parezca tan extraño como antes, Thiel cree que el presidente Trump está haciendo un mejor trabajo que «las alternativas». Hillary Clinton o Bernie Sanders lo harían.

El mes pasado, durante un evento anunciado como un «Almuerzo con Peter Thiel» en el New York Economic Club y durante una transmisión en Fox Business, un miembro de la junta de Facebook Inc. (FB), cofundador de PayPal (PYPL) y un liberal acérrimo. Fue cuestionado sobre su aceptación de las políticas de Trump, específicamente los aranceles anunciados sobre las importaciones de acero y aluminio. (Ver también: Peter Thiel rompiendo con la industria de la tecnología)

Thiel apoya los aranceles porque cree que debe resolverse una relación comercial bilateral asimétrica. Hizo hincapié en lo que dijo que era una señal de que la dinámica comercial de hoy era «extraña» y la usaron para defender los aranceles.

Los flujos de capital

Según un modelo económico neoclásico, dado que los países en desarrollo como India o China tienen ratios de capital y mano de obra más bajos, los inversores pueden esperar mayores rendimientos del capital en el que invierten. Suponiendo que el capital es móvil, esto significa que el capital lógicamente debería ir de las naciones más ricas a los países más pobres.

Sin embargo, la realidad no ha apoyado esta teoría durante las últimas décadas.

Thiel argumentó que el capital que no fluye en la dirección esperada no es todo lo que es correcto para la economía mundial, no vivimos en un «mundo globalizado saludable» y, por lo tanto, no es una violación de los principios de libre comercio de aranceles de Trump. sino simplemente la decisión correcta en un sistema donde todo está mal. “Incluso si el libre comercio es bueno en teoría, y eso es lo que quieres lograr, creo que la forma de llegar allí es quizás siendo demasiado destematizado y sobredoctoral”, dijo. (Ver también: Orígenes del caramelo y barreras comerciales)

«El capital debería fluir de Estados Unidos para invertir en China, y China debería tener déficits comerciales para compensar los flujos», dijo durante la entrevista de Fox con la presentadora Maria Bartiromo, quien también realizó la otra entrevista. “Estados Unidos tiene el déficit comercial, la economía de crecimiento más lento y las inversiones están fluyendo de la gente pobre en China a la economía estadounidense. Está completamente al revés. Eso nos dice que hay algo muy extraño en cuanto a la dinámica del trading. »

Thiel habló en el Club Económico de Nueva York sobre el «mundo de libre comercio relativamente abierto» a principios de la década de 1900, cuando el Reino Unido tenía un superávit por cuenta corriente del 4% del PIB y el capital se exportaba a Rusia y Argentina.

«Así es como se supone que debe verse la globalización», dijo el exasesor de Trump. Él piensa que el capital que fluye en la dirección equivocada debería presionar a los legisladores estadounidenses para que hagan preguntas: «¿Por qué nadie en China quiere comprar nada a los EE. UU.? ¿Por qué nuestros productos son tan indeseables? ¿Hay políticas que se filtran demasiado hacia consumo en los Estados Unidos y más hacia la inversión en otros lugares y ¿deberíamos repensar eso? ¿O hay cosas de propiedad intelectual que no se están implementando? »

Thiel en Fox estableció un vínculo directo entre el flujo de caja «cuesta arriba» y los déficits comerciales. Dijo: «La razón de esto se debe a estos enormes déficits comerciales. Hay mucha más inversión china en Estados Unidos que inversión estadounidense en China». Bartiromo respondió: «Eso tiene sentido».

Paradoja Lucas

El ganador del Premio Nobel de Economía de 1995, el liberal Robert Lucas, reconoció en un prestigioso artículo que el capital debería fluir en una dirección pero no según los datos. Este fenómeno ha sido denominado “Lucas Paradox” o “Puzzle Lucas”, que Thiel llamó la otra cara de los déficits comerciales.

Sin embargo, los economistas, incluido Lucas, han encontrado muchas teorías para explicar esta paradoja. Los factores que hacen que el capital fluya de manera incorrecta incluyen diferencias en el capital humano, la infraestructura y la calidad institucional, los riesgos crediticios, etc. La teoría citada por Thiel no tiene en cuenta que las economías emergentes y en desarrollo tienen otras diferencias además del costo de la mano de obra.

«Nuestros hallazgos sugieren que las políticas destinadas a fortalecer la protección de los derechos de propiedad, reducir la corrupción, aumentar la estabilidad del gobierno, la calidad y el orden burocrático y legal deberían estar en la parte superior de la lista de los responsables de la formulación de políticas que buscan flujos de entrada. Aumentar el capital a los países pobres», dijo un artículo con economistas de Harvard Business School y la Universidad de Houston.

Curiosamente, los economistas del FMI mencionaron en un artículo que el creciente proteccionismo, que es un riesgo para los países en desarrollo, podría impulsar aún más las inversiones en la dirección «cuesta arriba» en el futuro.

El momento en que Thiel habla fue cuando el capital fluyó de países como el Reino Unido al mundo en desarrollo durante la época del sistema de oro estándar, cuando las economías «no siguieron ninguna política monetaria activa, no acumularon reservas de divisas De hecho, no afectó las divisas extranjeras». mercados y en los mercados internacionales de fondos privados distintos de los fondos públicos ”, como señala un artículo de la revista Central European Review of Economics and Finance.

Los economistas también dicen que los superávits por cuenta corriente de las economías emergentes son causados ​​por el ahorro más que por la política comercial, lo que lleva a flujos de capital «cuesta arriba».

«China tiene un superávit en cuenta corriente en gran parte como resultado de su alta tasa de ahorro: los ahorros de las empresas y los hogares son altos, por una variedad de razones. El superávit no se debe principalmente al comercio injusto o las prácticas proteccionistas de China, aunque son problemas reales «, dijo Andrew Kenningham de Capital Economics. «Por el contrario, Estados Unidos tiene un déficit en gran parte porque ahorra muy poco, especialmente a las familias, al gobierno también». También citó el ejemplo del flujo de capital de Nigeria a Londres debido a la corrupción, no a la protección.

Jeffrey Miron, director de estudios económicos del Instituto Cato, dijo: «La paradoja de Lucas es interesante porque se podría suponer que los países pobres deberían pedir préstamos ahora (e invertir) para que sus ingresos sean más altos en el futuro. Pero las tasas de ahorro son más altas». alto, también lo son los exportadores. Pero eso no se debe a nuestros déficits comerciales. Es debido a su comportamiento de ahorro «.

A Thiel se le preguntó sobre el déficit comercial de Estados Unidos con Alemania hacia el final de la conversación arancelaria en el ECNY, y dijo en ese momento que hay superávits en otros países en parte porque están más enfocados en la inversión que en el consumo.

Aranceles: guerra comercial o transición a la edad de oro de la globalización

El noventa por ciento de los 71 economistas encuestados por Reuters dijeron recientemente que estaban preocupados de que los aranceles de la administración Trump conduzcan a una guerra comercial.

Cuarenta destacados economistas encuestados por la Universidad de Chicago, incluido el premio Nobel Richard Thaler, dijeron que no están de acuerdo con la idea de que los nuevos aranceles estadounidenses sobre el acero y el aluminio mejorarán el interés estadounidense.

«No es necesariamente un problema que Estados Unidos tenga un déficit comercial con China», dijo Kenningham. «Sería mejor que Estados Unidos se preocupara por su déficit en cuenta corriente general que por los saldos bilaterales con países individuales. El estímulo fiscal de Trump conducirá a un déficit en cuenta corriente más amplio, exacerbando el desequilibrio bilateral de China, Estados Unidos también». Bartiromo le preguntó a Thiel en un evento de ECNY si estaba preocupado por el «comentario de pelo en llamas sobre una guerra comercial». Respondió que no le queda claro dónde China puede corresponder con los aranceles porque Estados Unidos está exportando muy poco y «no es posible una respuesta china».